Melanie C / Version Of Me






Después de un lustro de sequía artística, en el que lo máximo ofrecido fue un álbum de versiones, Melanie C regresa con lo que ella denomina «su álbum electrónico».

El regreso de Melanie C con ‘Version Of Me’ se produce después de 4 años de parón, y 5 desde su último álbum de estudio, ‘The Sea’. Un parón que parece justificado si uno atiende a las letras de su nuevo álbum, pues casi todas aluden, en cierto modo, al ritmo de vida actual, a la ausencia de tiempo para uno mismo y los suyos, y al estrés generado por lo hecho y lo que queda por hacer.

Melanie C ha llegado rompiendo con lo anterior, no sólo a nivel personal, hablando de superar algunas inseguridades y dejar atrás un ‘yo’ ficticio (de ahí el título del álbum), sino también a nivel musical: es la primera vez que la Spice Girl toca un palo para el que llega a tiempo. Si bien el sonido de Melanie ha sido siempre correcto dentro de un panorama pop, la cantante nunca se había esforzado en sonar actual hasta este ‘Version Of Me’. Posiblemente, este es el primer álbum que ha hecho que pudiera competir en listas desde que lanzara ‘Northern Star’ allá por 1999: y el resultado ha sido más o menos favorable en listas. ‘Version’ vende, en su primera semana, casi el doble que su anterior álbum, y otorga a Melanie su primer Top40 en casi una década.

A pesar de ello, en ocasiones su empeño actualizador se le ha ido de las manos y ha derivado en inventos house-tropicales como ‘Numb’, que suena barato y poco trabajado; en la confusa producción oscura de ‘Blame’, que pedía a gritos otro tratamiento; o en el estribillo pseudo trip-hop del baladón ‘Unravelling’, que se queda a medio camino de haber sido una gran canción.

Sin embargo no todo son traspiés, que para algo ha contado Melanie C con gente como Sons Of Sonix, Rick Nowels, Tom Wilding o Adam Argyle. Son gente que ha trabajado con Emeli Sandé, Tinie Tempah, Lana Del Rey, Ariana Grande u Olly Murs y saben muy bien por donde van los tiros en 2016. Así, la unión da lugar a interesantes tracks como ‘Something For The Fire’, ‘Room For Love’ o la canción que titula al álbum, que no duda en lanzar tiritos a su compañera Melanie B, haciendo referencia a frases que Melanie C utilizó para describir la convivencia entre las dos componentes en los 90.

En general, las canciones del disco tienen un sabor a lo último de Selena Gomez, toques de lo último de Justin Bieber, algún hook de la Katy Perry de ‘Prism’ (‘Dear Life’) o de clásicos electrónicos de Kanye West, pero Melanie C se sigue dejando notar: en temas como ‘Our History’ o ‘Escalator’uno está más pendiente de la forma de narrar de la cantante que de lo que le rodea, lo que se puede considerar un éxito en un universo pop de voces poco reconocibles sin adornos.

Sin embargo, hay un enorme pero que sacarle a ‘Version Of Me’. Un pero que ella ha provocado, además, con dos de los mejores temas del álbum: ‘Anymore’ y ‘Loving You Better’. La primera, reivindicando los ochenta, y la otra ,los noventa, dejan en evidencia que quizá la dirección del álbum tenía que haber sido la nostálgica. Puede que dentro de una producción que sonara actual, rodeándose del mismo equipo, Melanie se hubiera sacado más partido tirando de décadas pasadas.

El problema de que ella prometiera un disco electrónico, es que había muchas maneras de hacerlo, y dentro del mismo estilo, hay canciones en su debut de hace 16 años que suenan más interesantes, incluso hoy día. Melanie podía haberse aferrado a los 90 y haberse marcado un álbum mejor. Se ha conformado con algo más actual, pero no necesariamente mejor que anteriores esfuerzos suyos.

6.6


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies