María Dolores De Indigo cantó a la niña y la madre que la parió en la final de ‘Operación Triunfo 2020’

María Dolores volvió al escenario de ‘OT’ porque no sólo de Nia vive el hombre, y alguien más tenía que dejar ahí un número de baile en condiciones esta edición. Además, Dolores ha vivido un drama brujeril que ríete tú de Son De Sol.

María Dolores De Indigo tiene de pronto tantos frentes abiertos que lo suyo parece más bien Waterloo -el lugar donde ocurrió la batalla, no la versión de Cher del clásico de A*Teens-. Por un lado, la artista ha publicado un nuevo single, ‘Mala Cara’, con el que ha vivido un enfrentamiento con la diseñadora de la carátula, un tanto locatis la muchacha. Por otro, ha presentado el single en ‘OT’ junto a ‘4 Besos‘, que ha sido un Platino más para sumar a su lista. Y finalmente, se ha convertido en una especie de hermanaHalliwell -las de ‘Embrujadas’, no las de la familia de Geri, La Picante Fulana-, cuando ha sido acusada de apropiación brujeril. Una fantasía.

 

La actuación de ‘OT’

María Dolores ha venido aquí a hablar de la niña. Y la niña no es ningún mono de feria, porque la niña sale de noche, la niña no va a volver y la niña te roba el coche. La niña, nos vais a perdonar, pero lo que es, es José Fernando un sábado noche cualquiera. La niña no se come el pollo, porque lo que la niña tiene es un pavo tremendo. Y está ya saciada. La niña te deja sin llantas y luego te pregunta que a que viene la mala cara. Why so sad, que diría el Joker.

Y además de la niña, la madre que la parió, porque después de sacar a la niña a paseo en ‘Mala Cara’, le tocó el turno a un ‘4 Besos’, que rindió homenaje a ‘Burlesque’, al casino donde debutó Chenoa, al concepto «hairography» y a lo que en la cultura popular se conoce como «dejarse el coño en el escenario».

Una actuación que de nuevo nos hace ver lo desaprovechadísima que estuvo la muchacha en la edición de 2017, por mucho que no tenga el rango de la cantante francófona de pop progresivo Mònique Nijeraux. Chica, que tampoco tienen todas que ser Adela y La Beyonsebe. A mí si me van a dar esos golpes de melena y esos dance break, como si son mudas.

 

El drama Wiccan

Vamos con la fantasía: hoy se ha popularizado en Twitter, y no vamos a citar a la muchacha para no ejercer mayor presión en ella, un tuit sobre que María Dolores De Indigo y Dos Hechizos estaba apropiándose de la cultura de la brujería. Una cultura que, como bien sabéis, iniciaron Son De Sol allá por 2005 y que después se popularizó en poblaciones como Salem -el pueblo, no el gato de Sabrina (la bruja, no la de la teta al aire en Nochevieja)- o aquella en la que Nacho Vidal reparte veneno de sapos.

Pues bien, el tuit ha generado un montón de respuestas de los seguidores, y la muchacha, que estaba indignada con el tema ‘Akelarre’, ‘Maldición’ o ‘Mujer Bruja’, se ha visto superada por la situación y ha avisado a una amiga de que iba a tirarse por la ventana. Twitter ha respondido con absoluta calma, suponiendo que de tener escoba podría sobrevivir sin ningún tipo de problema. O si, como Paige Matthews, podía orbitar. Claro que para eso, su padre debía ser un Luz Blanca. Y si eso fuera así, denunciaría a Ruth Lorenzo por querer ver «luz» en ‘Dancing In The Rain’, apropiándose de la cultura lumínica cual si fuera ella Endesa.

Dolores De Indigo no ha comentado el suceso, lamentablemente, porque estaría muy ocupada preparando pociones.

 


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies