Los lead singles de Marta Sánchez, ordenados de peor a mejor

Echamos la vista atrás para ordenar los ocho lead singles que Marta Sánchez nos ha dejado en su carrera. Dicho lo cual, ¿no va siendo hora de que la artista publique un nuevo álbum?

Hace unos días, con la publicación de ‘Medellín’, echábamos la vista atrás para ordenar, de peor a mejor, los primeros singles de Madonna. Poco después, pensamos en lo interesante que sería hacer lo propio con otros artistas que ya tuvieran una longeva carrera a espaldas, y claro, ¿cuál fue nuestro primer pensamiento? Efectivamente, Martísima Es Ella. 

Desde que empezara en solitario en 1993 y hasta el día de hoy, recopilamos los primeros singles de la artista para ver qué nos ha convencido más y que nos ha dejado más fríos. Vamos allá:

 

08 | ‘Profundo Valor’, de ‘Lo Mejor De Marta Sánchez’ (2004)

Hacía 5 años que Marta se despedía de su padre, y el adiós a su hermana Paz estaba aún muchísimo más cerca en el tiempo. En un momento tan bajo, la artista decide promocionar su recopilatorio de éxitos con un baladón que le dedicó a ella. Las intenciones, estupendas, y la voz, también, pero es innegable que ‘Profundo Valor’ tiene el mismo punto de emoción que de cringe. El mensaje personal se transmite con demasiada literalidad, y vemos a Sánchez cantando cosas tan poco afortunadas como «tú no te quedas, yo sí».

‘Profundo Valor’ pudo haber servido para que la cantante se reivindicara como letrista, porque se trata de uno de los cortes que más le tocan, pero no funcionó: la balada se adaptó del italiano con la nueva letra, pero es que ni la melodía ni la producción eran especialmente destacables. Marta ni siquiera quería que fuera single, y es lógico:  el motivo ganaba a la canción, y tendría que responder preguntas la respecto de la misma de forma continua. .

 

07 | ‘Moja Mi Corazón’, de ‘Azabache’ (1997)

En favor del séptimo puesto diremos una cosa que juega muy en su favor: en un momento en España en el que el pop y el rock no se daban la mano ni para saludar, Sánchez tuvo los ovarios de colaborar con Slash, de Guns’N’Roses no una, sino dos veces. La segunda fue esta, ‘Moja Mi Corazón’, el lead de ‘Azabache’ en el que él, además de tocar la guitarra, también aparece en el vídeo oficial. Los medios demolieron la imagen de Slash, que fue tildado de «vendido» entre otras lindezas.

La pena es que el sacrificio tampoco es que diera lugar a un tema demasiado brillante más allá del punto crossover: Marta podría haber aprovechado las guitarras para algo más contundente que esta canción de estribillo Rosanesco y versos pretendidamente sensuales en los que ella, eso sí, juega bastante bien con su voz, abriendo el camino para posteriores mejores interpretaciones.

Lo más destacable del tema es la producción de Nile Rodgers, que ya había trabajado con ella previamente en canciones para Olé Olé y también para la anterior colaboración con Slash.

 

06 | ‘La Que Nunca Se Rinde’, de ’21 Días’, (2015)

8 años de silencio de estudio terminarían rompiéndose en 2015 con ‘La Que Nunca Se Rinde’, una canción en la que Marta aparece con mensaje empoderador y haciendo frente al ageism: a los 48 años se reaparecía con un tema pop que bordeaba el dance, estrofas muy marcadas, un estribillo coreable… vaya, un desafío a la fórmula española que teníamos que haber acogido con algo más de entusiasmo.

El disco, que se publicaba con un pequeño sello, no tendría después especialmente que ver con el primer single, pero hubiera sido un bombazo que Marta se desquitara de años más melódicos con una colección de bops como este. En cualquier caso, la artista dejó claro que en aquel álbum había hecho lo que le dio la gana: todos los temas, incluido este, llevaban su firma.

 

05 | ‘Dime La Verdad’, de ‘Mi Mundo’ (1995)

Vamos a abrir el melón, que ha pasado ya un rato y seguro que estabais esperándolo: no es falso que Marta Sánchez se haya inspirado en Madonna varias veces a lo largo de su carrera. Negarlo sería, francamente, una idiotez. Pero tampoco es de extrañar: ¿cuántos artistas se han inspirado en otros en su trayectoria? Decenas. La cuestión es que ‘Dime La Verdad’ estaba en una fina línea entre la ‘inspiración’ y el ‘plagio’.

Sobre su base de guitarra acústica y trip-hop puede cantar perfectamente ‘Secret’, que Madonna había lanzado un año antes. Literalmente encima. Se les fue la mano, pero al menos les quedó un single bastante curioso, en el que Marta pasaba página -parcialmente- de su perfil sexy para ponerse político social: «Somos unas marionetas, otros mueven los hilos. No se quitan la careta, no sabemos cómo son«. Does she have to change her name?

 

04 | ‘Superstar’, de Miss Sánchez (2007)

Objetivamente, el último hit a título propio de Marta Sánchez fue este ‘Superstar’, aunque hoy día se ha quedado sorprendentemente detrás de otras canciones en su Spotify. El lead de ‘Miss Sánchez’ volvía a presentar a una Marta que se dejaba de baladas y presentaba un disco bailable, desenfadado, con ritmos pop cerca de clubbing, y un sampler (no volvamos a abrir este melón) de ‘Just Can’t Get Enough’ de Depeche Mode, una canción que la cantante dijo haber rayado hasta la saciedad en su juventud. Por cierto, aquel mismo año, The Saturdays también la versionarían para UK: keep those royalties coming.

La verdad es que el uso del sampling fue inteligentísimo, y se sumo como hook a uno de sus estribillos más feel-good y tarareables: «tengo para tiiiiiiiii, toda mi ilusión». Va, no nos negaréis haberla cantado a pleno pulmón.

 

03 | ‘Desesperada’, de ‘Mujer’ (1993)

Marta Sánchez dejó Olé Olé, entre otras cosas, porque su pareja en aquel momento, Sterling Campbell, batería de Duran Duran, le dijo: «chica, espabila y lánzate en solitario» (hoy día el facsimile de esto sería Camila Cabello – Taylor Swift). Juntos, dieron forma a un disco en clave de soul en Nueva York, que la discográfica de Marta escuchó, lanzó al cubo de los álbumes olvidados, y devolvió a la cantante a la realidad de la época.

¿Cuál era esa? Pues la de regrabar el disco para conseguir algo más vendible, y lanzar un primer single contra su voluntaD, ‘Desesperada’. En realidad la canción era un cover de una novia de Julio Iglesias, Vaitiare, que la había publicado sin demasiado éxito previamente. Marta la apuntaló con arreglos reggae, y le puso bastante más pasión a la interpretación vocal.

Y francamente, ella no estaría convencida, pero en su voz y con ese ritmo playero, ‘Desesperada’ se convirtió en un himno. Era un tema bastante redondo, muy de estar kleenex en mano en la pista de baile, triste pero empoderador, de bajona pero preparando el subidón.

 

02 | ‘Quiero Más De Ti’, de ‘Desconocida’ (1998)

Nos encanta ‘Quiero Más De Ti’, qué le vamos a hacer: la producción pop con arreglos house, el teclado reminiscente del dance de principios de los noventa, la melodía de los versos, el puente, el estribillo. Lo cierto es que es una canción pop estupenda. ¿El único problema? Pues que, como es obvio, creernos ese momento no materialista de Marta Sánchez se anticipa tan complicado como creernos el de J.Lo cuando ‘Love Don’t Cost A Thing’. Un poco de sentido común.

Pero con ‘Quiero’, volvió la Marta más guerrera, más del tipo ‘Dime La Verdad’, esa a la que le parece que nada realmente importa, el amor es todo lo que necesita, y que todo lo que da vuelve a ella después. Lástima que el tema quedara opacado por la canción que daba título al disco, otro corte redondísimo, que tuvo el airplay más alto de aquel año en España.

 

01 | ‘Sigo Intentando’, de ‘Soy Yo’ (2002)

Habrá quién se pregunte qué le vemos a esta balada para haberla coronado como el mejor lead single de la discografía de Martísima Es Ella. Bien, para empezar, porque no nos negaréis que ‘Sigo Intentando’ es un baladón. Para seguir, porque como lead, ponía el foco en la voz de Marta que, aunque siempre había sido considerada una buena cantante, con esto tocó más techo, y tuvo a todos los medios diciendo que «cantaba mejor que nunca». Lo cierto es que es, entre los leads, el single con más matices vocales, con más evolución a lo largo del temas -comparad si no el primer y segundo estribillo-.

‘Sigo Intentando’ era una balada clásica, pero tomaba prestados algunos elementos étnicos tan de moda en la España de la época, y una base con algún toquecito R&B tremendamente sutil que la hacía sonar más actual de lo que hubiera sonado sin ellos. Igual que ‘Quiero Más De Ti’, sería después engullida por el single que daba título al álbum, uno de los mayores éxitos en la carrera de Sánchez, pero hoy hacemos contar de nuevo su valor como una de las mejores baladas de su carrera. Si no la mejor.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies