Los Eurosingles | 2014 | ‘Dancing In The Rain’, de Ruth Lorenzo






Con un empate en su preselección y el país dividido decidiendo si era una buena propuesta o no, Ruth Lorenzo se presentó en Eurovisión con ‘Dancing In The Rain’ y le llovieron más puntos de lo habitual.

Durante las próximas semanas, nuestra intención será analizar el paso de España por Eurovisión: sus éxitos, sus fracasos, sus delirantes puestas en escena… todo bajo nuestra particular lupa. Como no queremos que la historia se alargue hasta el próximo 2029, y con la intención de hacer más secciones de carácter estúpido, hemos decidido comenzar nuestra andadura eurovisiva en 1990. ¡Esperamos que disfrutéis de este viaje de 25 años!

 

La canción

La canción. El gran debate del año de Ruth Lorenzo en la preselección eurovisiva. Es curioso como, echando la vista atrás, y con el buen resultado de la artista en el Festival, no existe ya tanta discrepancia sobre si ‘Dancing In The Rain’ era o no una buena canción para Eurovisión, pero madre mía si no le dimos vueltas los meses antes de que se subiera a aquel escenario.

El principal motivo del debate fue, para variar, y siendo ya una tradición del país, el empate que la cantante vivió durante la preselección, que la dejó igualada al ‘Más (Run)’ de Brequette. Sin embargo, y sin los dramas que viviríamos años después, Ruth se impuso por haber ganado la votación del público. La cuestión de base es que ella era mejor candidata, pero la canción de Brequette era mejor propuesta. Discrepamos, pero aquello fue lo que se dijo.

Sedujo su producción más dubstep y su estribillo más pasional, pero se pasaron por alto las bazas de Lorenzo, que se presentaba con una canción con bastantes más ganchos, y a pesar de lo melódico y clasicón de su envoltorio, con mayor dosis de epicidad para lucir en un festival así. Pocas manejan el melodrama como lo hace Ruth Lorenzo.

Y sí, estamos de acuerdo en que, conociendo sus posibilidades y capacidades artísticas, la propuesta podría haber sido incluso mejor -a su último single, ‘Good Girls Don’t Lie’, nos atenemos-, pero también lo estamos con que, aquel año, se envió a la mejor candidata con el mejor tema de los presentados. #Derrein.

 

La puesta en escena

Con permiso de la extrema sobriedad de Pastora Soler, que también benefició a ‘Quédate Conmigo’, Ruth Lorenzo se marcó en Eurovisión la mejor puesta en escena que España sea capaz de recordar. Sin coristas, sin distracciones, sólo Ruth sobre un escenario que se pretendía mojado, pero tras la negativa de los organizadores, se envolvió con imágenes de lluvia que cumplían la misma función. El pelo mojado y el vestido repleto de cristales -Dios bendiga la decisión de cambio de última hora-, para sumar a la intención de humedad.

Todo tremendamente bien medido, con una realización que apenas falló en un par de momentos -¿realmente se les pudo escapar el golpe de melena de lo que hubiera sido un fastuoso plano medio?- y una Ruth Lorenzo que iba desatándose en escena. El único pero a una estupenda interpretación y puesta en escena fue la cara de Ruth, porque se le da fatal ir de dulzona, y lo suyo es más mostrar garra.

Así, y aunque el maquillaje estaba pensadísimo para endulzar sus rasgos, hubo momento en los que en su cara había más mala leche que amor y fraternidad. Curiosamente, a Soler le ocurrió lo mismo, pero en su caso, por un maquillaje demasiado marcado. Eso sí, en favor de Lorenzo hay que decir que es también la cantante que mejor ha sabido sostener un primer plano sobre ese escenario desde… ¿Sergio Dalma?

 

El resultado

Nos quejaremos de resultados, pero es que en casos muy contados se ha penalizado en Eurovisión a España cuando ha ido con una propuesta trabajada: Ruth Lorenzo acabó novena en el festival (décima, de haber pedido Dinamarca un desempate) con 74 puntos. Llegó a recibir un doce, de Albania, y eso que contaba con la ausencia de Andorra y el vacío legal de votos de Portugal (¿en serio cero puntos, con la de bodrios que nos han valorado mejor?).

Aquel año, la victoria fue a para a ‘Rise Like A Phoenix’ de Conchita Wurst, una estupenda canción de absoluto estilo Bond y tono retro que fue opacada por la consideración de que la artista había ganado más por un alegato pro-LGTB que por méritos musicales. Nos hartaremos de decir que su victoria fue una combinación de ambos factores, pero que sin canción no hubiera ganado. Y no, señores, por llevar barba tampoco ganó. Ganó ‘Rise Like A Phoenix’, una canción que podía haber ido a parar a la voz de Paloma Faith o Adele, para el aplauso general. Pero lo que son las cosas, la cantaba una drag queen barbuda, y todo había que ponerlo en tela de juicio.

El mayor fiasco de aquel año se lo llevó el Reino Unido, acostumbrado como nosotros a malos puestos, pero que esperaba remontar con ‘Children Of The Universe’ de Molly, que partía bien posicionada en las encuestas. Sin embargo, su soporífera puesta en escena acabó haciendo que se perdiera entre otras canciones, y terminó en un discreto 17º puesto.


¿Qué fue de ella?

Ruth Lorenzo pasó a convertirse en una de las caras más habituales de la televisión y la música española tras Eurovisión, y desde luego, ha sido una de las cantantes que más provecho ha sacado de su paso por el Festival. Ruth se dio a conocer en la edición británica de ‘The X Factor’ hace una década, pero pocos intuíamos entonces que sería España donde consiguiera hacerse un hueco en la industria.

Tras Eurovisión, ‘Dancing In The Rain’ llegó al #5 de la lista de singles española (y el #102 británico, una posición anecdótica, pero un rara avis para España), aún no gobernada por el streaming por entonces, y la cantante consiguió un segundo top10 con el #6 de ‘Gigantes’, que presentaría su álbum debut, ‘Planeta Azul’. El disco distó mucho de ser un éxito en ventas, pero sí consiguió alcanzar el #3, de forma bastante fugaz, con su edición normal y también su posterior reedición.

Ruth lanzó un puñado de temas y vídeos para el álbum, y participó en la cuarta edición de ‘Tu Cara Me Suena’, que le dio otro empujón de popularidad. Lorenzo terminaría ganando la edición y convirtiéndose en un clásico del concurso. Desde entonces, ha estado preparando su segundo álbum de estudio, ‘Loveaholic’ que debería ver la luz en los próximos meses, a través de su propio sello, y ha sido presentado con ‘Good Girls Don’t Lie’, un primer y electrizante single.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies