Lanza A Favor de ‘Sweet 7’, la americanización de las falsas Sugababes






Sugababes regrabaron con prisa ‘Sweet 7’, porque Keisha fue despedida cuando el grupo ya estaba promocionando el segundo single del disco, y las cosas salieron peor de lo que el álbum merecía.

Sugababes se separarían poco después del fiasco de su último álbum de estudio, ‘Sweet 7’, del que sólo sobrevivirían después publicando -más o menos- un último single, ‘Freedom’, aunque el trío aseguraría años después estar ya decididas a separarse cuando vio la luz.

Y no era para menos, porque en Sugababes no quedaba ya ni una sola Sugababe. Heidi entró a la banda sustituyendo a Siobhan, Amelle a cambio de Mutya y la última en marcharse, Keisha, arrastraba con su despido todas las posibilidades del disco en el que había estado trabajando. Este que hoy nos ocupa.

En su lugar entró al grupo Jade Ewen, eurovisiva de 2009 que había hecho brillar a UK con un #4 que jamás han vuelto a repetir, ni de lejos siquiera. Jade entraba a un grupo dividido por las dispuestas, con una componente despedida de forma muy pública y una imagen en prensa por los suelos.

Poco tenía ya que hacer ‘Sweet 7’ en un mercado que había puesto ya sus focos en Girls Aloud desde hacía ya un par de años. Y así le fue, entrando al #14 de UK antes de desaparecer del todo. Aunque en realidad, tampoco era tan mal disco. Simplemente, no era un disco para Sugababes. Rompamos una lanza a favor del último trabajo de cambiante trío.

 

Era un buen álbum… para The Saturdays

El principal error de ‘Sweet 7’ y una de las críticas en la que más insistió la prensa de la época, es que estaba falto del estilo que había hecho de Sugababes lo que eran. Incluso cuando su sonido giro un tanto en ‘Change’, el trío mantenía una cohesión con armonías, sonidos elegantes, melodías clásicas y reconocibles, que no las separaban tanto de lo que habían sido en su segundo o tercero álbumes, o en el fantástico cuarto trabajo.

Pero ‘Sweet 7’ no es que fuera un mal disco, como todos apuntaban por la época (apenas consiguió un 3,9 de media sobre 10 en Metacritic), es que era un disco para otra formación. Con un par de puntadas, ‘Sweet 7’ hubiera funcionado a las mil maravillas como segundo trabajo de The Saturdays, probablemente mejor de lo que lo hizo ‘Wordshaker’. Y con otro par más, era un producto a encasquetar a unas ya difuntas Danity Kane.

Lo que no era, era un disco de Sugababes.

 

 

Tenían un equipazo a cargo del proyecto, pero para el país incorrecto

Echar un vistazo al libreto de ‘Sweet 7’, que recordémoslo, vio la luz en 2011, era un gusto a nivel nombres. ‘Get Sexy’, el primero de los singles, era una composición de Bruno Mars producida por su equipo de confianza, aunque no sonara en absoluto a nada que él viniera haciendo en su primera época. Ryan Tedder colaboró en ‘Thank You For The Heartbreak’, producida por unos Stargate que hacían de Rihanna un auténtico bombazo.

Syience, que había trabajado con Beyoncé o Mary J Blige, metía mano en ‘Give It To Me Now’, Ne-Yo en ‘No More You’ y RedOne era el productor de ‘About A Girl’. El otro single, ‘Wear My Kiss’, era de Fernando Garibay, que había lanzado al estrellato internacional a Lady Gaga y Enrique Iglesias.

Un auténtico despliegue de estrellazas de la industria que, sin embargo, cometieron el error de americanizar el sonido del grupo, algo que los británicos no suelen recibir con demasiado entusiasmo. Ya tropezaron, en menor medida, con esa piedra, Craig David (‘Slicker Than Your Average’), Joss Stone (‘Introducing Joss Stone’), Spice Girls (‘Forever’) o Little Mix (‘LM5 / Salute’).

 

Contenía innegables pelotazos que debían haberlo sido

Debates sobre el álbum a un lado, lo que está claro es que en ‘Sweet 7’ había más de tres singles, y el producto sufrió el abandono lógico del sello tras no haber conseguido levantar más que 11m unidades en su primera semana a la venta. Después se desplomó en listas, con lo que sus totales deben estar sobre las 25m unidades, quizá algo más al sumársele el streaming.

Pero ‘Sweet 7’ podría haber estirado el chicle con ‘Thank You For The Heartbreak’ -el más obvio de los singles-, la híper Britney Spears ‘She’s A Mess’, o la eurovisiva ‘Wait For You’. Incluso podrían haber apostado por el regreso al rollito ‘Change’ que tenía ‘Sweet And Amazing’.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies