Lanza a favor de ‘Safe Trip Home’, el agujero negro que engulló el éxito de Dido

Dido cambió de dirección en su tercer álbum, aunque sólo fuera de manera puntual: el fallecimiento de su padre influyó de forma definitiva en un ‘Safe Trip Home’ que necesitó de 5 largos años de proceso creativo.

El tercer álbum de Dido, ‘Safe Trip Home‘, es nuestro favorito de su discografía. Lo hemos escuchado decenas de veces, a diferencia del resto del mundo, que sudó de él lo suficiente como para montar un McFit y haber sacado todo su partido un trimestre entero. Parte de su fracaso radicó en La Maldición del Tercer Álbum, una teoría que asegura que el tercer álbum de un artista no debe ser experimental, sino que debe sentar las bases de su discografía para funcionar en condiciones.

Y Dido consideró que sus bases estaban bien asentadas con ‘No Angel’ y ‘Life For Rent’, con lo que se tomó su tiempo para dar forma a un disco algo distanciado de su material anterior. Más orgánico, bastante más triste y melancólico si cabe, pero las cosas como son: también tremendamente emocionante y honesto.

Hoy aprovechamos para romper una lanza a favor del álbum que rompió su racha de ventas millonarias -apenas fue Oro en el Reino Unido-, pero le permitió a la artista pasar a hacer lo que le saliera del papo.

 

Es su álbum más personal, por las circunstancias que lo rodean

‘Safe Trip Home’ no contó ni siquiera con un tour que lo acompañara. Podríamos asumir que el fiasco del álbum, que vendió casi 20 veces menos que su antecesor en tierras británicas y sufrió lo suyo a nivel global, forzó la decisión de la cantante. Pero lo cierto es que Dido no tenía el chichi para farolillos por aquella época.

Gran parte del álbum está dedicado a la memoria de su padre, que había fallecido recientemente y había provocado que Dido se sumiera en un pozo emocional que la llevó a componer una buena parte del trabajo, complicándosele emocionalmente el tocarlo en directo. Por tanto, sí, existe un halo de tristeza en la voz de la artista que termina envolviendo prácticamente todo el álbum: «no podrás calentar mi manos de nuevo, no podremos decirnos adiós por última vez» (‘Grafton Street’, de las mejores canciones de su discografía), «te echo de menos, te necesito, pero no te tengo aquí incluso cuando estás» (‘Quiet Times’) o «hubo belleza y magia una vez aquí para mí, bajo estos inmensos cielos del norte» (‘Northern Skies’).

Aunque la gente lo recuerda como un álbum muy apagado, lo cierto es que se permite ciertos destellos más pop que podrían haber cuadrado en discos anteriores. El trip-hop de ‘Don’t Believe In Love’, las más bossa ‘For One Day’ o ‘Summer’ y la drumtástica ‘Us 2 Little Gods’ podrían haber cuadrado en los anteriores discos.

Es un disco con menos peso en la electrónica y mayor en la instrumentación orgánica y especialmente en las letras, pero aún así la voz de Dido lo envuelve lo suficiente como para no alejarse del todo de sus primeros trabajos.

 

Por que cuidó el trabajo también en lo visual

En 2008 el concepto de «álbum visual» no había sido aún perfilado por la Beyoncé de ‘Beyoncé’, a la que prácticamente debemos el término en sí. Pero con ‘Safe Trip Home’, Dido se propuso contar pequeñas historias en las canciones, y visto que había decidido no cantarlas en directo por el enorme peso emocional que acarreaban, rodó unos cuantos cortos para media docena de temas.

Así, podemos ver pequeñas historias diferentes y en diferentes puntos del mundo para ‘Us 2 Little Gods’, ‘It Comes And It Goes’, ‘Don’t Believe In Love’, ‘The Day Before The Day’, ‘Look No Further’, ‘Let’s Do The Things We Normally Do’ y ‘Northern Skies’. Salió perdiendo de esta estrategia ‘Quiet Times’, que se quedó sin vídeo oficial, frente a los dos que sí se rodaron para el primer single.

Aunque ‘Safe Trip Home’ tiene su propio -y extenso- photoshoot con Dido como protagonista en el libreto interior, la carátula es la fotografía del astronauta Bruce McCandless, que no es un fotomontaje, sino parte de su expedición en el STS-41-B. El astronauta, disconforme con el uso de la fotografía, denunciaría a Dido, Sony Music y Getty Images poco después, llegando a un acuerdo nunca revelado con todos ellos, que permitió que el disco pudiera seguir a la venta.

 

Supuso su segunda -y última- nominación a los Grammy

Dido nunca ha sido especialmente valorada por la Academia Americana de la Música, porque tampoco es que hace unos años miraran mucho más allá de su propio trasero. La cantante británica consiguió una mención en 2004 por ‘White Flag’, como Mejor Interpretación Vocal Pop Femenina, pero no volvería a la entrega de premios hasta 2010, cuando ‘Safe Trip Home’ fue mencionado en las categorías técnicas, como Mejor Producción no Clásica.

No se llevó ninguno de los dos premios, pero la mención del tercer álbum sirvió para reconocer el exquisito trabajo de productores como Jon Brion (Kanye West, Fiona Apple, Rufus Wainwright…), los suecos The Ark y la propia Dido, involucrada en gran parte de la producción del álbum.

Curiosamente, aunque los americanos reconocieron algo del trabajo, los Brits ignoraron el lanzamiento, y desde 2004 Dido no ha vuelto a conseguir arañar una sola nominación a los Premios.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html