Lanza A Favor de… | ‘Invincible’, el álbum final de un Michael Jackson en el nuevo milenio






Hace ya 17 años que Michael Jackson editó su último álbum de estudio, ‘Invincible’, un disco que no convenció en su momento pero del que hoy rompemos una lanza a favor.

En 2001, Michael Jackson se marcaba el disco que firmaba lo que se conoció como su ‘comeback’. Realmente el cantante no se había ido a ningún lado, ni anunciado ningún retiro, pero lo cierto es que habían pasado ya 6 años desde que editara su último álbum de estudio, ‘History’, que para colmo de males se editaba, en 1995, junto a una recopilación de sus mejores temas.

Con lo cual, su regreso a la música una vez entrada la nueva década se vendió a bombo y platino. De ‘Invincible’, un disco de título que ya vaticinaba que el karma llegaría con los recibos en la mano -rara vez un álbum titulado de forma similar funciona-, se dice que es el álbum más caro jamás producido, con una incomprensible inversión de 30 millones de dólares.

Las cosas así, y con todos los medios pendientes del posible éxito o fracaso del nuevo Jackson, el disco tenía complicado lo de alcanzar el hype comercial. Y terminó, claro, tildado como ‘fracaso’, a pesar de haber vendido unos envidiables 5,4 millones de copias aquel 2001, unos datos que, incluso para aquel entonces, no eran como para echarse a llorar tampoco.

Hoy, rompemos una lanza a favor de un disco quizá incomprendido, quizá decepcionante para aquellos que esperaran de él un sonido más clásicamente Michael Jackson. El artista quería envolver el trabajo de una producción más “arriesgada”, en sus propias palabras, y se lanzó de cabeza al nuevo R&B.

 

Porque las melodías son clásicas, la producción contemporánea

Algunas de las críticas que se lanzaron al disco decían que ‘Invincible’ parecía “un recopilatorio de Michael con hits que no era eran tan hits“. Lo cierto es que, discrepancias a un lado con la definición, lo que sí era verdad es que el álbum era un disco muy de Michael Jackson en las melodías de las pistas vocales. Es decir, uno escucha ‘Cry’, escucha ‘Break Of Dawn’, escucha ‘Threatened’, y reconoce perfectamente al autor de las canciones.

Lo que quiso decir que, por mucho que Michael Jackson contratara a un equipo de productores del nuevo milenio, el sabor que dejaba ‘Invincible’ podía satisfacer plenamente a sus seguidores de toda la vida, porque realmente todo sonaba a Michael Jackson. Y eso que, como decimos, se rodeo de caras del R&B contemporáneo, y cedió la producción ejecutiva de prácticamente el álbum completo a Rodney Jerkins, que venía de producir a Spice Girls, Destiny’s Child, Jennifer Lopez o Brandy, quien de hecho, hace los coros en varios cortes del disco.

 

Por el homenaje que rinde en la dedicatoria del álbum

Canciones a un lado, lo cierto es que hay un precioso detalle medianamente oculto entre los agradecimientos del disco, y es que Michael dedicó ‘Invincible’ a un joven llamado Benjamin Hermansen, un joven afro-noruego que fue asesinado a puñaladas por un grupo de neo-nazis en enero de 2001. Jackson tenía, casualmente, un amigo en común con el en Noruega, y al enterarse de la noticia, decidió honrar a su memoria con una dedicatoria especial que dice así en el libreto del disco:

“Este disco está dedicado a Benjamin Hermansen, para que sigamos recordando no juzgar a los hombres por el color de su piel, sino por las cosas que hace. Benjamin, te queremos, descansa en paz.”

El chico en cuestión apenas tenía 15 años cuando fue apuñalado.

 

Porque el tiempo pone las cosas en su lugar

Después de la muerte de Michael Jackson, ‘Invincible’ reentró en las listas de montones de países, llegando en bastantes de ellos de vuelta al top10. Esto provocó que, según los datos de Forbes, el disco terminara vendiendo unas 6,3 millones de copias en total, y finalmente, recibiera algo de reconocimiento aunque fuera demasiado tarde.

Es curioso porque, en su momento, y aunque ya hemos comentado que manejó cifras sanas aunque no espectaculares, la promo del álbum fue absolutamente nimia. Jackson andaba de litigios con Sony Music, lo que hizo que los 25 millones de dólares que tenía previstos en promoción cayeran casi en saco roto. El cantante apenas llevó a cabo un especial por sus 30 años en la música en el canal CBS, atrayendo, ojo, a 29,8 millones de espectadores en directo, pero nada más.

El disco, de hecho, tuvo suerte de tener dos hits en Billboard, casi de forma incompresible: las radios auparon a ‘You Rock My World’ al #10 del Hot100 y más curiosamente, ‘Butterflies’ hasta el #14. Ninguno de los singles fue lanzado de forma comercial, con lo que Jackson dependía únicamente de sus spins en aquel momento. De hecho, ‘Cry’, el segundo single internacional, ni siquiera fue enviado a radios americanas.

Al menos, sus fans tienen la tranquilidad de ver que, 9 años después de su muerte y 17 después de ver la luz, ‘Invincible’ ocupa un hueco entre los favoritos de muchos de nosotros. Puede que fuera un disco incomprendido, o puede que, simplemente, fuera el momento de cargar contra él.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies