Lanza a favor de… ‘Bionic’, la puerta al acuerdo entre el pop y el indie de Christina Aguilera

Christina Aguilera llegó tarde y mal con ‘Bionic’, aunque al mismo tiempo llegó antes de lo que debería. Es confuso, pero tiene una explicación. Hoy rompemos una lanza a favor de aquel álbum.

2008 no fue un gran año para Christina Aguilera. Digamos que aquel momento fue el principio del fin: la cantante lanzaba su «grandes éxitos» en el peor de los momentos: su salto a la electrónica en ‘Keeps Gettin’ Better’ se comparaba con el debut de Lady Gaga y la veterana salía perdiendo en la batalla. Ni el single ni el recopilatorio consiguieron celebrar una década de hits como era debido, y lo que es peor, terminaban condenando a la Christina posterior.

Una Christina que siempre se resistió a la publicación de la colección de singles en aquel momento, puesto que tenía prácticamente listo su nuevo álbum de estudio, por aquel entonces titulado ‘Light & Darkness’. La artista estaba determinada a volver al pop y tenía pensado un álbum con guiños a la electrónica, guiado por Linda Perry y que contenía colaboraciones con artistas del interés de Aguilera. La discográfica le pidió paciencia y la decisión terminó cargándose lo que en el futuro sería ‘Bionic’, que poco tuvo que ver con aquello.

Hoy, aprovechamos para romper una lanza a favor de un álbum que de haberse publicado en un momento más adecuado podría haber supuesto otro hit para Aguilera y no el disco que iniciara su descenso de las primeras ligas de la industria.

 

A pesar de lo cliché de la idea, ‘Bionic’ fue adelantado a su tiempo

Realmente es algo que se dice de tantos disco que ha terminado perdiendo un poco su significado. Pero ‘Bionic’ tenía suficientes atributos que realmente lo hacían adelantado a su tiempo. El más importante, el hecho de servir de puente entre el pop alternativo y el mainstream. Arrancado ya 2020 tenemos a artistas como Charli XCX, Lorde, Carly Rae Jepsen, Lana Del Rey, Tove Lo, que tienen un pie a cada lado del puente, pero pensar en que una artista pop en 2010 colaborara con Ladytron, Le Tigre, M.I.A o Peaches no era en absoluto habitual.

De hecho en aquel momento podría parecer una locura. Y al sello se lo pareció: exigió a Aguilera contenido más pop del que poder tirar después en radios, llamó a Pollow Da Don para que encendiera la chispa comercial en ‘Bionic’, y terminó eligiendo los singles del productor para la promo. RCA no entendió de qué iba la historia, porque la historia ocurriría años después.

La historia ocurriría con ‘Anti’, con ‘Lemonade’, con ‘Pop2’, con ‘Miley Cyrus & Her Dead Petz’, con ‘Madame X’… las estrellas del pop se lanzarían a toquetear en la mesa de mezclas años más tarde, y la jugada les saldría bastante mejor en algunos casos. En los otros, desde luego, no les hizo el daño que ‘Bionic’ a Christina.

Si algo se le puede criticar a ‘Bionic’, en todo caso, es que necesita tijera y concisión: que ‘Monday Morning’ o ‘Birds Of Prey’ fueran bonus tracks, pero tracks tan banales como ‘Desnudate’ formara parte del tracklist estándar es curioso. Con ‘I Am’ y ‘You Lost Me’ no había necesidad de más baladas y estupendos cortes R&B como ‘Sex For Breakfast’ parecían realmente diseñados para otro álbum.

 

Estaba repleto de singles que incomprensiblemente no lo fueron

Más alla del posible edit que mereciera el tracklist, que de ‘Bionic’ sólo se lanzaran dos singles es un insulto a la inteligencia. Y una clara evidencia de que Christina trabajará mucho en los álbumes, pero pelea bien poco su promo posterior. ‘Bionic’, dos singles oficiales. ‘Lotus’, un single oficial. ‘Liberation’, dos. No puede esperar uno que suene la flauta si a la segunda nota la llena de saliva y aguarda a que funcione sola.

‘Bionic’ desaprovechó el encantó oscuro del tema que le daba título, el arrebato drag de ‘Glam’ o ‘Vanity’, las posibilidades de público festivalero de ‘My Girls’, la chiclosidad hip-hop de ‘Woohoo’… pero de nuevo, 2010. ¿Estaba el público mainstream abierto al rollo drag pre-‘Drag Race’, a Peaches, a una Nicki pre ‘Super Bass’, incluso, si nos apuras, para la Sia pre ‘Chandelier’?

 

¿Hubiera funcionado mejor en la era streaming?

Cuando ‘Bionic’ fue lanzado, el mercado musical vivía un apogeo de las ventas digitales y el descenso del mercado físico. El streaming no era ni algo que tuviéramos en mente. Es complicado afirmar que ‘Bionic’ hubiera funcionado mejor con el streaming que con las ventas puras, pero su contenido seguramente hubiera ayudado a ello.

Es decir, Christina promocionó el álbum con ‘Not Myself Tonight’ y ‘You Lost Me’, pero también se animó en los directos con ‘Woohoo’ y ‘Lift Me Up’. El mercado actual podría haber animado a que el público buscara el single del álbum y lo aupara paulatinamente hasta dar una señal de alerta al artista de qué podria reflotarlo. En los últimos meses hemos visto dos ejemplos de ello en el pop, uno al que no se ha hecho caso y otro al que sí: ‘Wasabi’ de Little Mix vapulea los resultados de casi todos los álbum tracks de ‘LM5’, incluso de ‘Bounce Back’, aunque las chicas no lo terminaron lanzando como single, y ‘My Oh My’ de Camila Cabello se alzaba por encima del resto de ‘Romance’ hasta que Cabello decidió elegirla como single.

Con ‘Bionic’ podría haber ocurrido algo similar: en un álbum que pasa por el R&B, el pop, la electrónica y la balada, el público podría haber elegido qué le interesaba más. Y además, entre playlists, redes y el efecto comeback, ¿realmente alguien ve un single de una popstar de 29 años quedándose en un mero #23 hoy día? Seguramente ‘Not Myself Tonight’ también hubiera ido mejor.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies