Lanza a favor de ‘Afrodisiac’, the emancipation of Brandy






En 2004, Brandy se había hartado de todo: del sonido de Darkchild, de su-exmarido, de su papel en el mundo de la música. ‘Afrodisiac’ se convirtió en su remedio para aquel momento.

En 2004, Brandy tenía apenas 25 años pero llevaba ya una década en la industria de la música. De hecho, como adolescente había dado a luz sus dos mayores hits comerciales: un álbum debut Cuádruple Platino y un segundo álbum, ‘Never Say Never’, que no sólo sería Quíntuple Platino, sino que además, ayudaba a asentar las bases del «nuevo R&B». Convertido ya en un clásico, aquel disco supuso el despegue de las producciones de Darkchild que a la larga, terminaría haciendo todo el mundo. Incluso Spice Girls, imaginad.

Normal, visto lo visto, que la artista acabara hasta el moño del productor, que también llevó su ‘Full Moon’ de 2002. «Darkchild creó un sonido para mí y terminó regalándoselo a todo el mundo», declaró durante el proceso de creación de ‘Afrodisiac’, «necesitaba romper con aquello y ver qué más podía hacer, renovar mi sonido». Y es que sí, ‘Full Moon’ aún le regaló un par de hits, pero la artista estaba cayendo en el saco de las decenas de artistas de sonido similar que poblaban la industria urbana por aquel entonces.

Y un año después, llegó Timbaland. Y ‘Afrodisiac’. Y el público no recibió el álbum tan bien como sus predecesores, pero lo cierto es que firmó el mejor trabajo de su carrera. Y hoy rompemos una lanza en su favor.

 

La Brandy en búsqueda de sí misma

Como contábamos, Brandy quería romper con el sonido que venía desarrollando desde los 15 años. Se lanzó a la búsqueda de nuevos autores, con un nuevo equipo a su alrededor, y con nuevos productores que la guiaran en el proceso. Además de Timbaland, la artista confió también en Kanye West o Cee-Lo Green para el proyecto. La artista sólo co-escribió una de las canciones del proyecto, pero se aseguró de ser participe del proceso de creación de los temas, que por primera vez giraban bastante en torno a su vida privada.

Y es que el público general conocía a Brandy por la televisión (‘Moesha’), el cine (‘Aún Se Lo Que Hicisteis El Último Verano’) y obviamente sus proyectos musicales, pero no era un producto con el que conectar. Se estaba dejando pisar por estrellas más cercanas o simplemente más identificables (Beyoncé, Mary J Blige, Lauryn Hill…) y su música decía entre poco y nada.

‘Afrodisiac’ rompió con aquello: Brandy habló de su reciente fracaso pre-matrimonial (‘Who Am I‘), de su papel como artista (‘Should I Go?’) y de su relación con el público (‘Necessary’) y de no volver a caer en malas costumbres a nivel emocional (‘Focus’, ‘Where You Wanna Be’). Aquel disco fue un proyecto notablemente más transparente que los anteriores.

 

La inteligencia de sus samples

El cuarto trabajo de estudio de Brandy es un álbum de urban, pero samplea a Iron Maiden, la cantautora Janis Ian (‘Where You Wanna Be’), Coldplay, la banda sonora de ‘La Roca’ (‘Finally’) y un clásico de Bollywood (‘Nodding Off’). Es decir, que no tira de los cuarto cortes soul que suelen servir como base a discos del estilo, sino que investiga bastante más allá a la hora de escoger samplers.

De hecho, el caso de ‘I Tried’, la canción que utiliza elementos de ‘The Clansman’ de Iron Maiden y de ‘Sparks’ de Coldplay es uno de los perfectos ejemplos del inteligentísimo uso de sampleos del trabajo. El riff de guitarra se repite como guía durante toda la canción, incluso ayuda a la construcción del estribillo. Es esencial en el tema, no un mero adorno o un hook del que tirar para que la grabación resulte más reconocible.

De la misma forma, cuando en ‘Should I Go’ Brandy incorpora ‘Clocks’ de Coldplay, lo hace prácticamente transformando la canción de la banda totalmente en su favor. Y es que la melodía de ‘Clocks’ era un caramelito para dar forma a un loop del estilo. ‘Should I Go‘ termina siendo elegantísima, exquisita en su producción y la melodía encaja como un guante sobre el piano.

Contaba Brandy que escuchaba ‘Parachutes’ de Coldplay cuando estaba triste. Normal que el grupo terminara siendo el marco de una canción que le hace plantearse su posición en la industria: «solíamos ser unos cuantos hace unos años, ahora hasta los veteranos tienen que esperar en la final. Los discos se lanzan como churros online, es difícil que los artistas reales brillen» lamenta en el tema.

Siete de los cortes del trabajo tiran de sampler y todos ellos están más que justificados: no hay uno sólo que no reme en favor del disco.

 

El álbum que tiraba de referencias para ser referente

‘Afrodisiac’ es uno de esos álbumes fácilmente encajables en su época -no deja de ser un disco de R&B de los dosmiles-, pero ha aguantado bien el paso del tiempo. Lo ha hecho porque sus referentes ya eran pasado, y el disco bebe bastante del hip hop y el urban noventero, incorporando elementos de rock, de soul, instrumentación orgánica… hasta dar forma a un disco contemporáneo pero que resiste muy bien el embiste del tiempo y las nuevas modas.

El trabajo se publicaba con la muerte de Aaliyah aún muy presente, y el impacto de la artista se deja notar en varias ocasiones a lo largo del trabajo -Norwood tenía predilección por la artista-, llegando a interpolarse elementos de ‘Are You That Somebody?’ en la canción que titula el disco y serviría como tercer single del mismo.

En aquel momento, Aaliyah inspiró a Brandy, como ‘Afrodisiac’ inspiraría después a una hornada de nuevos artistas. En 2014, Solange comentaba que «Brandy ha sido un pilar de este R&B experimental, innovador. Ella ha sido una influencia para muchos de nosotros. Miguel podría decírtelo. Frank Ocean podría decírtelo». 

Otros artistas como Rihanna (comentó abiertamente que ‘Good Girl Gone Bad’ estaba inspirado en ‘Afrodisiac’ durante su promoción) o Beyoncé han hablado maravillas del trabajo. Incluso Red Hot Chili Peppers afirmaron que ‘Stadium Arcadium’ había estado muy influenciado por los sonidos de ‘Afrodisiac’.

Brandy tampoco tuvo demasiado suerte después del disco: en 2005 rompía lazos con su discográfica y en 2006, un accidente de coche que acabaría con la vida de una mujer marcaría su carrera para siempre. En los últimos 15 años, la artista sólo ha publicado un par de álbumes.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies