Ladies and gentleman, Miss Taylor Swift in an act of desperation






Taylor Swift batalla hasta el último momento el #1 de Billboard, utilizando estrategias que, si bien son totalmente lícitas, terminan dejando una sensación de desesperación.

Taylor Swift, posiblemente la mayor estrella del planeta en lo estríctamente numérico de los últimos años: si bien la artista siempre ha gozado de un extremo éxito en Estados Unidos, desde ‘Red’, ese éxito se extendió fuera de sus fronteras, y la artista se ha convertido en una apuesta segura en giras millonarias, y apuestas por ver cuántos millones de sus discos terminará vendiendo.

Por eso, cuando lanzaba su nuevo single, ‘Me!’, la apuesta por el #1 en Billboard era obvia. Y empezábamos bien, como os contábamos hace poco, récords en Youtube, muy buenos datos en Spotify, excelentes en la más minoritaria iTunes… pero Billboard anunciaba que ‘Old Town Road’, el single de Lil Nas X y Billy Ray Cyrus se impondría a la artista en el Hot100.

Y ahí, amigos, arrancó una estrategia de Swift que al principio nos hizo gracia por simpática, pero ha terminado siendo un completo acto de desesperación. ¿Juego sucio? En absoluto, lo que ha hecho es perfectamente lícito y legal, pero resulta muy ridículo en una artista que no se juega absolutamente nada por no llegar al #1: Taylor sólo tiene 5 #1s en Estados Unidos, no es como si con ‘Me!’ fuera a competirle a Mariah Carey el récord de los mismos. Rihanna, por poner un ejemplo, prácticamente triplica su cifra.

Pero vamos a echar un vistazo a la número de desesperación de Taylor Swift que llegó a su final anoche, cuando se cerró el recuento para Billboard.

 

Acto I : los singles físicos: 4 vinilos y un CD

Taylor Swift no funciona mal en streams, pero es una artista con mayor tirón en el mercado de venta digital y física. Por tanto, la artista inflaba sus cifras de ventas vendiendo 5 formatos distintos de ‘Me!’ en su primer acto. El single en distintos vinilos de 7 y 12 pulgadas, y un CD single, por tiempo limitado hasta el cierre del recuento. Por ponernos en situación: si 20.000 fans de la cantante compraran los packs, ‘Me!’ sumaría 100k más a su total de ventas. Y no es, en absoluto, algo impensable.

 

Acto II: la segunda tanda de singles: 3 vinilos más y otro CD

Que lanzara un single físico no era de extrañar: también lo tuvo ‘Look What You Made Me Do‘ cuando el formato ya no se estilaba. Ahora bien, lanzar una segunda tanda, por tiempo limitado -hasta hoy, claro-, con el audio de su ensayo para los Premios Billboard, empezaba a ser un tanto sospechoso. ¡El audio de un ensayo en vinilos de 12 pulgadas y un CD! Sumémosle a su total otras miles de copias con esto.

 

Acto III: la actuación de los Billboard y los vídeos en Youtube

‘Me!’ se estrenaba con su vídeo oficial, pero además, Taylor lanzaba tres vídeos verticales para Spotify, un lyric vídeo, y por descontado, liberaba con urgencia su performance en los Billboard Music Awards, que cuenta ahora con una un tanto ridícula polémica racial que está sumando más visionados.

6 vídeos en total sumando streams, además del posicionamiento publicitario: el vídeo de ‘Me!’ aparecía como publicidad en Youtube, y se reproducía completo si no se pulsaba «saltar anuncio». 

 

Acto IV: ¡Los singles firmados!

Lil Nas X está también contratacando a Swift, aunque sólo con una edición limitada de ‘Old Town Road’ en un vinilo de 7 pulgadas. Las cifras, ayer, debían estar muy ajustadas en la zona alta de previsiones del Hot100, porque Taylor Swift colgaba, de pronto, otra remesa de singles que, a cambio de apenas 5 dólares, se enviaban autografiados por la artista.

Nunca antes Swift había lanzado productos firmados a través de su web.

 

Acto V: ¡los vídeos de agradecimiento por DM!

Si quedaba algo por hacer, era ponerse a vender singles con bragas en un mercadillo, o en su defecto, enviar mensajes directos por redes sociales a quien se hacía con el single digital. Taylor arrancó una campaña de agradecimiento a los fans que colgaran una captura de compra de ‘Me!’, y envío mensajes a través de redes sociales a unos cuantos de ellos. Claro, esto provocó que el fanbase se lanzara a comprar y capturar su copia de ‘Me!’, para ver si sonaba la flauta.

 

Con el recuento cerrado de Billboard, Taylor ha dejado de vender singles, aunque disimula con campañas limitadas de colecciones de ropa en su web: que no os extrañe que el disco completo anuncie unos pre-orders paranormales, la cantante está vendiendo el disco con cada sudadera, camiseta, e incluso litografía de su página web.

Miss Taylor Swift in an act of desperation.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies