La afamada perfumista Britney Spears cambia la esencia de ‘Glory’: «¡como lo llevasteis al #1 había que hacerlo!»

Britney Spears cambia la carátula de su último álbum de estudio y le devuelve la portada original al proyecto. Esa que, según los dimes y diretes, descartó el padre de la artista junto al vídeo de ‘Make Me’.

Durante el día de ayer cundía el pánico entre los fans de Britney Spears. Pero por una vez, por una razón positiva y no porque su hijo haya cogido el Instagram de estrangis, o porque Britney haya subido cuarenta y seis desfiles más con ropa de Bazar Fátima, o porque la afamada perfumista haya cambiado su habitual entorno de pipetas y olor a lavanda por el de ponerse a cantar clásicos de Elvis.

Por una vez, la noticia era buena: ‘Glory’ ha cambiado de portada en todas las plataformas digitales, tanto de streaming como de compra, y a partir de ahora luce su cover original, fotografiada por David Lachapelle en su día. Echemos la vista atrás para recordar cómo se produce el cambio final:

  • Britney Spears graba el vídeo de ‘Make Me’ con Lachapelle y G-Eazy como co-protagonista.
  • Britney Spears y su equipo disputan con LaChapelle, que se retira del proyecto, llevándose consigo el artwork original de ‘Glory’ y el vídeo del single.
  • El vídeo se sustituye por un bodrio que reinterpreta el ‘You’re Making Me High’ de Toni Braxton.
  • De ese vídeo, mediante captura, se extrae la carátula de ‘Glory’, también alterada.

Y aunque todos nos dimos cuenta en su día de que la portada del álbum no era sino una captura de pantalla, tampoco nos extrañó: no es como si el resto de portada de Britney fueran obras de arte, precisamente. Puede que salvemos ‘Britney’ de la quema, que al menos hay un concepto detrás. Pero es una pena que para un álbum que iba a contar con cierta estética, cierto simbolismo -las cadenas, el desierto…- y cierto gusto, se sustituyera por una captura de pantalla cutre de primer plano.

Tres años después, al menos, el disco recupera su perfume original, y Britney ha confirmado que ha sido así porque los fans lo llevaron al #1 de iTunes en los últimos días:

«Pedisteis una nueva portada para Glory y cómo llegó al #1, ¡teníamos que hacerlo! No podíamos haberlo hecho sin todos vosotros.»

Pues bueno, más vale tarde que nunca, ¿verdad? Aunque todo esto sigue oliendo -pardon the pun– a que el padre de Spears ha tenido excesivo control incluso en aspectos creativos de su carrera. Y si alguien no puede tener control de una carrera, menos quitarle salud y más quitarle el control de una carrera.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies