Katy Perry estrena ‘Daisies’, sin colaboraciones y sin intención alguna de que sea funcional

A Katy Perry se la barniza un poco toda su nueva era: parece dispuesta a lanzar canciones que le gusten, sin la pretensión de que funcionen en listas. Porque hará falta un milagro para que ‘Daisies’ capte la atención del público.

A Katy Perry, llegado este punto, se la pela. Está de vuelta de todo. Está embarazada, probablemente con mejor salud mental que en los últimos años, y se la barniza todo a varias capas. Así lo dejaba caer también hace poco su equipo, hablando de que este disco estará hecho «no para los charts, sino para el corazón». Vamos, que asumen que el disco va a vender lo que va a vender, y dejan a Katy que haga un poco lo que quiera. Máxime sabiendo que dado que dará a luz en pocos meses y con la emergencia sanitaria, un tour que ayude a promocionar este trabajo está totalmente fuera de previsión.

De modo que después de ‘Never Worn White’, Katy Perry anuncia ‘Daisies’ como nuevo single. Y durante varios días, se especula con que la canción será una colaboración con Taylor Swift. Los fans buscan pistas en cualquier lado, y un tuit de ‘American Idol’ asegurando que habían escuchado el tema «1989 veces» alertaba de que era del todo probable que ambas se unieran. Pero al final, todo se ha reducido a montarse un Ruth Lorenzo unos meses antes de que se anuncie el candidato a Eurovisión. Un «bueno», «quién sabe», «quizá», «tendréis que esperar a verlo», que se ha traducido en un «no, nunca hubo planes de que Swift estuviera en este tema». 

Pero se le ha hallanado el camino a golpe de hype. Y buena falta le hacía, porque ‘Daisies’ no es precisamente lo que cabe esperar de un lead single de Katy Perry. No es ‘Roar’, no es ‘California Gurls’, no es ‘I Kissed A Girl‘. Ni siquiera es ‘Chained To The Rhythm’. De modo que, como idea, los fans de la artista debería aferrarse a las cifras de ‘Witness’, considerado un flop, porque el real, muy probablemente, está por llegar ahora.

Y es que ‘Daisies’ es una canción cuca, sí, pero como track 5 del disco, como sexto single, como tema que lanzar porque está una embarazada y confinada y qué tiene mejor que hacer. Pero como lead de un álbum de estudio, es lo que es: una renuncia absoluta al status de estrella del pop. Un «ya me habéis visto». Un «gira de teatros». Un Cindy Lauper del nuevo milenio.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies