Jesy Nelson habla para The Guardian: «La decisión de mi marcha la tomaron las chicas a la vez que yo»

Jesy Nelson habla de su salida de Little Mix, su futuro próximo y los pasos del pasado que la llevaron a tomar la decisión de abandonar al ahora trío.

Jesy Nelson ha dado su primera entrevista larga desde su salida de Little Mix. Ha sido con The Guardian, de cara a crear hype para el lanzamiento de su primer single, ‘Boyz’, un corte de elementos hip-hop y R&B que sampleará ‘Bad Boy For Life’ de P. Diddy y contará con Nicki Minaj. Es algo confuso, porque el medio explica que el tema será publicado en otoño, aunque todo parece indicar que verá la luz en cuestión de días.

Pero Jesy no ha hablado de su nueva música, sino de lo que realmente tocaba hablar ahora: su salida de la banda, los 240 dramas previos que la provocaron y sus ganas de volver a empezar, sin la presión de ser comparada a otras tres chicas. Como siempre decimos, nadie va a compararla con otras cantantes, es algo impensable.

 

«Ahora me vais a conocer de verdad»

La entrevista tiene mucho corte de «esta soy yo, arriesgada y decidida, una especie en extición tan fugaz como la vida» y por supuesto, Jesy deja claro que con su música actual la conoceremos de verdad, que es su material más honesto e íntimo, que es lo que siempre quiso grabar y que el su proyecto más personal:

«Missy Elliot es la reina. Cuando volvía de la escuela lo primero que hacía era ponerme MTV Base y aprenderme los vídeos de Missy. Siempre llevaba a una niña en los vídeos y yo siempre quise ser ella. Me encantaba lo que hacíamos en Little Mix, pero no era necesariamente la música que yo escuchaba. La que yo amo es la R&B old-school y el hip-hop. Es con lo que crecí y siempre quise hacer, y ahora que lo estoy haciendo me siento genial.»

Unas declaraciones que se acercan a nuestra teoría de que, más allá de bikinis y bodys, el issue real de la salida de Jesy era el regreso al pop de Little Mix después de coquetear más con el urban en ‘LM5’. Su no participación en ningún tema del nuevo álbum deja bastante claro su escaso interés por este paso atrás al pop bailable.

 

La sobredosis

Jesy cuenta también que se obsesionó con perder peso, porque todo lo que leía en prensa sobre ella era si había ganado o perdido peso. Hubo un momento en el que se alimentaba a Coca Cola Light y nada más, y se quedó tan delgada que su equipo la advirtió.

«Las chicas me lo decían todo el rato, que estaba demasiado delgada, pero no me importaba porque lo que yo leía era totalmente lo opuesto.»

Cuenta Nelson que en 2013, al volver a ‘The X Factor’ de visita, la columnista de extrema derecha Katy Hopkins tuiteó que «Little Mix seguía teniendo a una gorda en sus filas»:

«Pensé «pues ya está». ¿Cuál era el punto de no comer, si estaba bebiendo sólo eso y seguían llamándome gorda. Acabé en un lugar muy oscuro e hice lo que hice.»

The Guardian explica que la cantante fue llevada a un hospital tras sufrir una sobredosis, un hecho que no se había dado a conocer en su momento.

 

Su descontento con el cambio de equipo

Que Jesy no estaba contenta con los últimos pasos de Little Mix era una obviedad, pero lo aclara en la entrevista:

«El movimiento a RCA fue un desastre. Fue una mierda porque amábamos a nuestro equipo. Cuando empezamos, y durante mucho tiempo, éramos auténticas. Íbamos a componer juntas, pero según crecimos y cambiamos de sello, perdimos mucho de eso. Nos daban canciones que yo odiaba. No quería participar en ellas, no me gustaban las canciones. No quiero volver a ser una artista que lanza algo en lo que no cree.»

Jesy Nelson ha hecho público varias veces que, entre otras, detesta ‘Black Magic’ o ‘Oops’, la colaboración de Little Mix con Charlie Puth, con lo que intuimos que ‘Get Weird’ fue el punto en el que estos problemas empezaron, y que fueron siendo de más peso para la cantante con el paso del tiempo.

 

El efecto de la pandemia

La pandemia fue una de las mayores alertas de la salida de Jesy. Se mostraba monosilábica y distante en las entrevistas y se veía venir que su marcha era ya una gran posibilidad:

«Me siento fatal diciendo esto, pero la pandemia y el confinamiento me hicieron absolutamente feliz. Estaba aislada con mi mejor amiga y estábamos haciendo el memo y riéndonos todos los días. No había sentido un nivel de felicidad así en años. 

Durante el confinamiento comí lo que me dio la gana, y dos semanas antes de rodar ‘Sweet Melody’ me dijeron que íbamos a rodarlo. Entré en modo de pánico porque había ganado peso. El pánico aumentó por el estilismo que tenía el vídeo. Me decían que tenía que llevar un bikini, y aunque obviamente sabía que no «tenía que» llevarlo, también sabía que no podían salir ellas en bikini y yo con otra cosa. Me obsesioné con perder peso y ponerme el bikini. Volví al trabajo realmente baja de ánimos.»

 

‘Sweet Melody’, el punto de inflexión en su salida

Y llegó ‘Sweet Melody’, la mayor alarma ever de la salida de Jesy entre los fans: no sólo la cantante no había participado en el proceso de composición, sino que había planos del vídeo en el que no salía con el resto de la girlband.

Cuenta The Guardian que el proceso de grabación Jesy lo cuenta entre lágrimas:

«Grabamos el vídeo y sufrí un ataque de pánico muy fuerte aquel día. No he hablado de esto hasta ahora y me está afectando mucho, lo siento. Después del vídeo volví a un lugar horrible y volví de nuevo al hospital. Ahí fue cuando mi madre me dijo que «hasta aquí». 

Las chicas llamaron a mi madre y le dijeron «Jesy tiene que salir de esto ahora. Necesita cuidar de sí misma». Fue tan decisión suya como lo fue mía. Sé que hay gente que cree que he decepcionado y abandonado a las chicas y que estoy siendo egoísta, pero realmente me estaba afectando mentalmente. 

Había gente de mi equipo a la que todo esto le importaba una mierda. No hablo de las chicas, hablo de gente del equipo que sabía lo que me estaba pasando. Simplemente pasaban del tema. Había una energía en el management que dejaba claro que había gente que no me quería allí.»

Jesy cuenta que después de su abandono no tiene contacto con las chicas, porque consideran que necesitan tiempo -todas ellas- para superar lo ocurrido. Nelson aclara, eso sí, que las sigue queriendo «con locura» y son «como hermanas» para ella.

El drama del blackfishing

El último drama que rodea a Jesy Nelson es el del blackfishing, la forma de buscar público negro pareciendo ella negra también, siendo completamente blanca. Sus estilismos, tono de piel y formas de actuar llevan meses provocándole críticas, de las que ahora dice «no haber sido consciente»:

«Nunca he querido ofender a nadie y me dio mucha pena. No era consciente de cómo lo sentía la gente.»

Twitter ha corrido a explicar que esto no es cierto, porque la cantante bloqueó de forma continuada a usuarios de Instagram que trataban de explicarle el problema. De hecho, las imágenes del vídeo de ‘Boyz’ que han podido verse hasta ahora vuelven a colocarla en una posición complicada a este respecto. Veremos si esta polémica no resurge en cuestión de semanas.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html