Jennifer Lopez se merienda a Shakira en una Super Bowl reivindicativa… y en playback






Las artistas dividieron su tiempo de la Super Bowl e invitaron a J Balvin y Bad Bunny al escenario para interpretar interpolaciones de ‘I Like It’ -por algún motivo-, ‘Callaíta’ y ‘Mi Gente’.

Y un año más, llegaron ellas a salvar el medio tiempo de la Super Bowl. Después de que el año pasado Maroon 5 descargaran sin ninguna gracia sus hits en el escenario con más audiencia de la televisión americana -unos 95-110 millones por temporada-, Shakira y Jennifer Lopez han levantado los animos de las gradas allí presentes con una combinación de hits de la una y la otra.

En playback, eso sí. Al menos Jennifer Lopez se trabajó un poco más los pregrabados, porque hubo momentos de Shakira en los que temimos que el técnico de sonido se liara al ir a cambiar los CDs de ‘Laundry Service’ y ‘She Wolf’ en el reproductor. A pesar de ello, el show de baile y visuales mereció la pena, de modo que la voz en falso directo fue casi más un detalle anecdótico.

Eso sí, Jennifer Lopez terminó merendándose a la colombiana, porque su mitad del show estaba mucho mejor planteada para la situación. Y es que hay algo que no entendemos: Shakira lleva años entregada al reggaetón, lanzando singles pegadizos a la par que insustanciales -en su mayoría- pero de pronto llega un evento como este, que debe resultar electrizante, y considera que ha de presentarse con la guitarra y ‘Empire’ y tocando después la batería. La carta de la credibilidad hay que sacarla también cuando una se marca un comeback, no sólo para recordárselo al público en los peores momentos posibles.

El resto del show de Shakira, con ‘Hips Don’t Lie’, con ‘Whenever, Wherever’, ‘She Wolf’, ‘Chantaje’ o ‘Waka Waka’ estuvo bien, pero quedó claro que su catálogo en español es infinitamente mejor que sus hits en inglés. De hecho, decidió tirar de Cardi B para presentar a su invitado, cuando Bad Bunny bien podría haber rapeado sobre ‘Loca’, ‘La Tortura’ o la propia ‘Hips Don’t Lie’.

«Jennifer Lopez se meredó a Shakira con un catálogo contundente y una idea mucho más determinada.»

Las cosas así, Jennifer Lopez se llevó por delante a Shakira porque lució un catálogo de hits más contundente y fue a lo que fue: no paró de bailar con ‘On The Floor’, ‘Jenny From The Block’, ‘Waiting For Tonight’, ‘Ain’t It Funny’ o ‘Get Right‘, y cuando invitó a J Balvin para ‘Mi Gente’, el foco siguió rotundamente sobre ella. Mejores visuales, mejores coreografías y una idea mucho más determinada para mostrar su perfil artístico.

Las dos mujeres, eso sí, levantaron el estadio más que lo que ellos acostumbran históricamente: el final con el medley de ‘Waka Waka’ y ‘Let’s Get Loud’ culminó en una batalla de baile en la que tuvieron tiempo de lanzar un mensaje feminista liderado por la hija de Lopez y otro de inclusión latina con la cantante apareciendo con un abrigo con una bandera gigante de Puerto Rico. Shakira, por cierto, les coló un trozo de ‘Ojos Así’ que también tuvo un punto anti-xenófobo, vista la relación de los americanos con la cultura árabe.

Jennifer Lopez aportó más show al evento, sí, pero las dos estuvieron mucho más a la altura de la Super Bowl que sus compañeros Maroon 5. Y Coldplay. Y Justin Timberlake.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies