Janet Jackson y la NFL le ponen en bandeja la redención a Justin Timberlake






Justin Timberlake aceptó la Super Bowl de 2018, y ahora sabemos que nada le impide hacer las cosas bien y devolver el prestigio a Janet Jackson en el evento.

Justin Timberlake ha tomado esta semana la decisión de hacerse cargado del próximo intermedio de la Super Bowl. En principio se trata de una buena noticia; Timberlake es alguien con una carrera de contundentes éxitos en Estados Unidos, su última etapa, la del ’20/20 Experience’ se salvó con ventas altas y otros tres hits para su colección, y su inminente comeback no podía tener mejor pistoletazo de salida de su actuación en febrero antes más de 100 millones de espectadores.

Sin embargo, una sombra enorme se ha colocado -de forma justificada- sobre el cantante: la del pezongate de Janet Jackson en 2004, que terminó con la carrera de Jackson en un país que acostumbraba a recibirla con gloria y datos de primerísima fila. Ha pasado más de una década, y aunque Janet ha ido ganando posiciones en medios, lo cierto es que sigue siendo alguien que no es tratado como debiera por la industria de la prensa americana.

Y claro, el hecho de que su compañero de aventuras en la Super Bowl, y en principio la persona que le arrancó el corsé, haya firmado por el intermedio del próximo año, ha hecho que tanto el público de Janet como la comunidad afroamericana levanten las armas, porque consideran la elección del cantante un acto casi racista y machista, y en el fondo, lo es, porque no hace sino demostrar el poder de la prensa blanca -y masculina- de Estados Unidos.

Pero, a lo largo de esta última semana han ido apareciendo diferentes declaraciones que van a ponerle en bandeja la redención a Justin Timberlake. Primero, la NFL ha declarado que, por su parte, “no existe ningún veto hacia Janet Jackson”, pero que “no van a hacer declaraciones o participar en especulaciones sobre posibles invitados”, y que “podría no haberlos”. Sumado a esto, el propio equipo de Janet Jackson ha afirmado que la cantante aceptaría sin duda una reaparición junto a Timberlake:

“La puerta está abierta. Si Justin o su equipo contactaran con ella, Janet no dudaría un segundo en actuar con él.”

Desde luego, teniendo en cuenta que le han dado todo tipo de facilidades, nos parecería una verdadera idiotez y un error que Justin no tratara de redimir aquel momento durante su actuación de 2018. Janet, por su parte, está en una situación en la que ya no debería darle mayor importancia al participar o no. A sus 51 años, su último álbum ha vendido unas cifras correctas para una cantante de su generación, y el principal beneficiado de esto sería Timberlake.

Al fin y al cabo, es a él a quien apuntan los cuchillos: no olvidemos que lleva más de una década en el punto de mira por “apropiación cultural” en su uso de R&B y que esto sería añadir más leña al fuego en el peor de los momentos.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies