Iggy Azalea se siente «derrotada» tras el fracaso de ‘In My Defense’: «¿Cómo voy a luchar contra el streaming?»






La artista intenta justificar el escaso impacto de su álbum alegando que el disco compite contra «productos de streaming» y que las listas están hechas para «desfavorecerla».

Para sorpresa de absolutamente nadie, el nuevo álbum de Iggy Azalea ha sido un fracaso. ¿De verdad, alguien esperaba otro resultado? Es decir, ciertamente podríamos esperar algo mejor que el #50 al que se ha colado en Billboard, pero de haber entrado en una posición superior -el top20-30 que le imaginábamos-, el desplome de la segunda semana hubiera sido épico.

La artista ha vendido, streaming incluido, 11.200 copias de ‘In My Defense’, su retrasadísimo segundo trabajo, que se ha publicado nada menos que un lustro después de su debut, ‘The New Classic’. Y claro, se ha sentido algo frustrada con el resultado, aunque su manera de gestionar la gestión no ha sido la adecuada, también para variar:

«En dos semanas vuelvo al estudio. Me he despertado hoy sintiéndome algo derrotada, pero lo termino sintiéndome motivada. A veces me siento derrotada porque miro las listas y veo cuánto impacto tiene el streaming y pienso «¿cómo voy a ganar teniendo que enfrentarme a eso?», pero también pienso «bien, ¿y? Existen dos opciones, o lo dejo o me callo y sigo adelante. ¡Así que seguiré luchando!»

Bien, alguien debería recordarle a Iggy Azalea que el disco ha vendido 11.200 unidades, streaming incluido. Si restamos el streaming, el disco no ha movido más que 5,7m copias en todo el país. Es decir, ¿dónde pensaba llegar con esas cifras? Sí, e la lista de ventas se ha colado en el top15, pero porque ¡nadie compra música en Estados Unidos! Es decir, ¿sería justo que ‘In My Defense’ entrara al #15 de lista, superando a álbumes que son contundentemente más populares que el suyo en el país? ¿Para qué, además, para caer la semana siguiente fuera del top100? ¿Cuál sería el logro?

La artista se queja del streaming, pero es precisamente el streaming el que termina duplicando sus datos.

En fin, su rabieta ha ido más allá, retuiteando un completo absurdo de una fan que aseguraba que las listas americanas penalizan siempre a Iggy. Porque todos sabemos que Billboard no tiene otro pito que tocar, y se pasa la vida intentando hacerle la vida imposible a la australiana:

«Si no entendéis esto ya… en Estados Unidos siempre está todo manipulado contra ella. Es lo que es ahora mismo.»

Vamos a ver, corazón: puede uno ser #5 en Apple Music global, sin que el disco esté funcionando en Estados Unidos. Puede estar funcionando en otros países, porque, oh sorpresa, el mundo se compone de varios países además de ese americano. Y otro dato interesante es este: un álbum puede ser #5 en Apple Music durante un día, un rato, un par de días… y de no retener la posición, evidentemente no va a colarse en el top10 de un país. Y además, ¿cuáles eran los registros de ‘In My Defense’ en Spotify, Amazon Music, Tidal, etc.?

En fin. No hay más ciego que Serafín Zubiri y el que no quiere ver.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies