Iggy Azalea justifica por qué siguió rapeando con una bailarina desmayada tras ella






Iggy Azalea no paró el show en Brasil hasta que las luces se apagaron por el desmayo de una de sus bailarinas, lo que ha provocado una nueva ola de críticas para la rapera.

Recordaréis a Iggy Azalea porque en 2014 tuvo un hit y después trató de alargar su momentum con más asistencia de cirujanos plásticos que de público. En 2018, eso sí, la cantante sigue ofreciendo shows, porque en el microcosmos que es la industria musical brasileña, resultó que ‘Switch’, un polémico lanzamiento de 2017 del que Azalea acabó hasta el moño, fue un hit al nivel de certificarse platino. Claro que contaba con la presencia de Anitta, todo un icono del país, lo cual le dio un empuje suficiente como para que la artista aún toque en directo por allí.

El caso es que en uno de sus últimos shows en el país, una bailarina se desplomó en el escenario mientras la música sonaba, y mientras era atendida por su compañera, Iggy continuó rapeando y con el espectáculo. Cierto es que pidió un médico antes de continuar, pero no pensó en parar el show hasta que la música se detuvo y las luces se apagaron.

Evidentemente, el episodio ha vuelto a crear una oleada de críticas hacia la rapera, inmersa en todo tipo de polémicas absurdas un día sí y otro también, y es que mientras ella rapea, puede verse claramente que la bailarina sufre algún tipo de espasmo, y no un mero desmayo mohedano. Claro que, en favor de Iggy, hay que decir que ella se encontraba de espaldas y no veía lo que ocurría. ¿Hubiéramos detenido el show durante un minuto de estar nosotros ahí? Sin duda. Pero ella ha encontrado un hueco para comentar en Instagram Stories por qué no lo hizo:

«Pensé que se había caído o torcido el tobillo y, puede sonar duro, pero pides un médico y sigues cantando hasta que la música se detenga, que es lo que yo hice. Estamos todos conmocionados con lo ocurrido y agradecidos de que se encuentre ya bien.»

Según indican los medios, la bailarina sufrió una crisis a causa del calor y los focos, y fue atendida instantes después, sin consecuencias más allá del susto. Iggy Azalea también ha aprovechado para comentar que se siente «agotada» de las críticas por cualquier cosa que ocurra a su alrededor:

«A veces me canso del mundo, parece que cada cosa que hago es una oportunidad para que la gente me diga la mierda que soy. Estoy agotada.»

Veremos si 2019 supone un borrón y cuenta nueva para la exhausta rapera, que ha abandonado su discográfica -eufemismo de ‘ha sido despedida’– y lanzará su material desde un sello discográfico propio, de forma independiente.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies