¿Es hora de que *NSYNC vuelva sin Justin Timberlake?






Nsync han reaparecido en el escenario de Ariana Grande en Coachella, y el público ha respondido con enorme entusiasmo: ¿no es hora de que pasen ahora ellos de Justin Timberlake?

Han pasado 15 años desde que Nsync hicieran pública su separación, a golpe de comunicado y a petición personal de Justin Timberlake, porque la verdad es que la banda llevaba algo más de un año a su bola, desde la publicación de ‘Celebrity’, y especialmente desde ‘Justified’, el primer álbum de Justin Timberlake.

Timberlake aprovechó el inmenso -INMENSO- éxito de Nsync como banda para posicionar su propio producto en Estados Unidos, y además, lanzarse extra muros, donde el grupo había tenido éxito, pero no tantísimo como en su propio país. El cantante se comió el planeta con un puñado de hits que lo mantienen en el A-List incluso tras el reciente fracaso de ‘Man Of The Woods’, y el resto de compañeros de grupo se buscaron la vida como buenamente pudieron.

Nsync se reunían finalmente en 2013, pero de nuevo, a petición de Timberlake, que los subió al escenario mientras el recibía el VMA Video Vanguard por su propia carrera. 6 años después… ¿no es momento de que el cuarteto restante deje de bailarle el agua a un Justin que no los llamó ni para su Super Bowl?

 

Su actuación en Coachella

La boyband, sans Timberlake, reaparecía en los últimos días para dar cierre al concierto de Ariana Grande con dos temas, el mash up de ‘It Makes Me Ill’ con ‘Break Up With Your Girlfriend, I’m Bored’ y el bop ‘Tearin’ Up My Heart’, de su debut en 1997.

Teóricamente, Nsync iba a aparecer en el escenario como quinteto, pero Justin se negó finalmente porque el final de su gira coincidiría con los ensayos para Coachella, y le era imposible asistir a ambos eventos al tiempo. Así que el cuarteto apareció en el Festival y, francamente, demostró no necesitar demasiado a Justin Timberlake: JC Chasez era también voz protagonista de la banda, tiene una voz perfectamente reconocible, y el resto acompañan con harmonías y perfectas coreografías. De hecho, seguir sin él les daría incluso más opciones para cantar en los directos.

 

Todos estuvieron en contra en su día, a favor ahora

Cuando Nsync decidió separarse, prácticamente todos tenían claro que jamás se reunirían como boyband. En los años posteriores al comunicado, escuchamos a Joey decir que «el infierno se helaría antes que él volviera a Nsync», a Lance diciendo que «jamás» se reuniría con el resto, y a JC mostrándose también frontalmente en desacuerdo con un comeback.

Sin embargo, las aguas se fueron calmando con los años, y todos ellos, salvo Timberlake, dicen sí ahora a una propuesta de regreso. Chasez dijo, recientemente, en una entrevista: «Estamos abiertos a buenas ideas, si la idea que nos proponen es buena, no diremos que no». 

Está visto que los cuatro componentes que reaparecieron en Coachella pueden desenvolverse bien en el escenario, y mejor será tener química y buen rollo que tener un líder potente.

 

¡Tienen los hits!

No olvidemos que no sólo de Justin Timberlake vive el grupo. Nsync fue una banda capaz de vender 2 millones de copias de su segundo y tercer trabajo… ¡en apenas una semana! Un grupo, insistimos, capaz de convencer a unos 285.000 americanos, por día, de ir a comprar sus discos.

Sus primeros dos álbumes fueron certificados Diamante en Estados Unidos (11 y 10 millones, respectivamente), e incluso el tercero, de vida más breve, vendió más de 5 millones el país. Su álbum de Navidad fue Doble Platino en el ’99 y su disco de remezclas de 2000, 6 veces Platino. Incluso en lanzamientos en vídeo consiguieron 6 Platinos más.

En una época difícil para el pop en el Hot100 de Billboard, los chicos consiguieron llevar ‘It’s Gonna Be Me’ al #1, ‘Music Of My Heart’ al #2, cuatro singles más top10, y otros dos top20. Para que nos hagamos una idea de lo complicado de la época para el estilo, ‘Tearin’ Up My Heart’, que no pasó del #59, es su segundo single más escuchado en Spotify, con nada menos que 83 millones. El más escuchado, con 183, es el #4 del año 2000, ‘Bye Bye Bye’. 

Su ‘Best Of’ suma 452 millones de escuchas en la plataforma de streaming, aunque esta se lanzara en 2008, 6 años después del último disco de la boyband.

 

Visto lo visto, ¿no podrían aprovechar el subidón de nostalgia que está haciendo de los comebacks de Spice Girls o Westlife un auténtico éxito, además de mantener el boga a los Backstreet Boys, como cuarteto? Tienen presencia escénica, tienen una de las voces que el público reconocería, tienen los pasos de baile, y desde luego, un público, ahora en la treintena-cuarentena, que tiene los ingresos para poder disfrutar de su directo, cosa que no tenía en los noventa.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies