Frenazo de Billboard al merchandise-bundle: se acabó vender discos con camisetas, bebidas o papeles de olor






Billboard dará un volantazo a sus normal según el nuevo año arranque, después de que algunos de los últimos grandes álbumes hayan basado sus cifras en merchandise bundles que rozaron lo ridículo.

A partir del próximo 3 de enero, las cifras en lo alto de Billboard podrían sufrir una caída importante. La empresa ha admitido que el tema de los merchandise-bundles para inflar la cifra de álbumes vendidos se ha terminado yendo un poco de madre y va a decidir darle frenazo a su forma de computar los temas.

De modo que se acabó vender un pin a dos euros e incluir con él una copia digital del último trabajo del artista de turno. Sí, se podrán incluir los álbumes con el merchandise en el nuevo año, pero sólo si se hace de la siguiente forma:

  • Los ítems con los que se vende el bundle tendrán que estar también disponibles por separado. Es decir, sí podrás comprar una camiseta con él álbum, si la camiseta también puedes comprarla sin el álbum.
  • Ese merchandise sin álbum tendrá que ser necesariamente más barato que el que contenga el álbum, que al menos tendrá que tener una diferencia de 3,49 dólares respecto al otro. Ese es el precio mínimo para que un álbum compita en Billboard.
  • Sólo podrá computar el merchandise-bundle que se venda a través de la página de venta del artista. No lo que se venda en terceros comercios o plataformas.

La regla arrancará con su efecto a partir del 3 de enero, aunque los bundles se pusieran a la venta previamente en las webs de los artistas. Lo que Billboard ha decidido no tocar son los ticket-bundles, que son otro cantar pero también terminan suponiendo una distorsión de las listas americanas. Bien es cierto que no es lo mismo regalar un disco con un pin que con una entrada de concierto que, mínimo, costará 15 o 20 veces más que el pin. Pero también es cierto que si uno compra un par de entradas, computará como la compra de dos álbumes, cuando puede que incluso jamás hubiera comprado el álbum en cuestión. Ejemplo: si yo me hago con 6 entradas para ver a Stacie Orrico en concierto con amigos (as if), tendría 6 álbumes de Stacie Orrico para descargar. La realidad es que algunos de mis amigos podrían tener ya comprado el álbum de Stacie Orrico o ir a verlo por gusto pero sin específico interés por el nuevo álbum.

Pero bueno, paso a paso. La polémica del merchandise ha ido cobrando fuerza en los últimos meses, aunque ha sido una práctica del todo habitual en la industria americana. La primera vez que causó un problema, que recordemos, fue cuando Travis Scott le quitó el #1 al ‘Queen’ de Nicki Minaj, tras haber lanzado una serie de productos que incluían gratis el disco. Nicki se cabreó y puso las cartas sobre la mesa.

De ahí en adelante, los Jonas Brothers lo hicieron con un merchandise algo desmesurado, DJ Khaled regaló el disco incluso con bebidas energéticas, y las cifras de Taylor Swift estuvieron infladísimas no sólo con varias versiones del álbum, sino con merchandise-bundles que rozaban el ridículo: pajitas, hojas de papel o gafas de plástico que incluían una copia digital gratuita.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies