El follón judicial de Brandy se resuelve: la cantante ya es libre para lanzar música

Brandy se ha tirado años de tira y afloja con una discográfica, pero parece que un acuerdo permitirá a la cantante volver a lanzar el material que le venga en gana.

Brandy ya es libre para volver a lanzar un álbum, que sería el primer trabajo suyo que vea la luz en nada menos que 6 años. Lo que para Mónica Naranjo es el tiempo habitual de vacaciones entre un single y otro, para la cantante se ha antojado una auténtica pesadilla, en la que estaba presa –‘Vis A Vis’, pronto en FOX– en una agencia que no la dejaba hacer de nada. Vamos, un caso similar al de Kesha, pero sin cultura de la violación.

Vamos por partes, y establezcamos una línea temporal:

  • Brandy ficha por Chameleon Entertainment, con un contrato 360, y gracias a la distribución de RCA lanza, en 2012, su último álbum de estudio, ‘Two Eleven’.
  • Después del fiasco del álbum, Chameleon quiere encontrar otro distribuidor para el siguiente proyecto de la cantante. Brandy, entonces, dice que lo que realmente quiere la agencia es evitar poner el dinero para el proyecto, retrasándolo.
  • Brandy afirma que, después de ello, Chameleon la presiona para participar en historias extra-musicales, como su papel en ‘Chicago’, de forma que la compañía recupera dinero con ella, puesto que tienen un contrato 360.
  • Brandy demanda a la compañía para librarse de un contrato que, considera, no se está cumpliendo.
  • Chameleon niega todo, afirma que Brandy busca publicidad y que ellos apostaron por ella a pesar de no tener éxito en años. SHADE.
  • Chameleon demanda a Brandy por lanzar, sin su permiso o aprobación, el single ‘Beggin’ & Pleadin’. El single se la pega, obviamente, para colmo de males de la muchacha.
  • Brandy vuelve a demandar a Chameleon porque, alega, la compañía no puede demandarla por, en resumidas cuentas, haber sido disuelta de forma forzosa por la Secretaría de Estado de Nueva York.

Resumen: Brandy está demandada por una compañía que se considera no-compañía, con la que tampoco puede, obviamente, lanzar material, ni aunque quisieran. De modo que, según parece, la pesadilla de la autora de clásicos como ‘Another Day In Paradise’, que Phil Collins tuvo a bien versionar en su honor un par de décadas atrás, ha llegado a su final, y será liberada de sus obligaciones con Chameleon Entertainment.

De hecho, la batalla de Brandy ahora pasa por encontrar nuevo sello, porque, sí, su anterior compañía sería muy shady, pero razón no les faltaba: desde ‘Afrodisiac’, en 2004, la cantante no encuentra hueco comercial, y ya en aquel año, de hecho, sufrió un considerable bajón de ventas. ¿Se interesará alguien en lanzarle material nuevo?

 


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies