Cómo Hemos Cambiado | ‘Flawless’, la inteligencia de George Michael al llevar al pop un bombazo dance






George Michael lanzaba el cuarto (¿segundo?) single de ‘Patience’ apenas tres años después de la versión original de ‘Flawless (Go To The City). ¿Recuerdas de qué canción partía el tema?

Bienvenidos a ‘Cómo Hemos Cambiado’, la sección de la web que, reivindicando a Presuntos Implicados en su nombre, va a analizar algunos de los covers más populares del mundo del pop, muchos de los cuales seguro que no sabíais que eran versiones. O seguro que sí, porque chico, hoy la Wikipedia lo desvela todo y no deja a uno ni sorprenderse de que Natalie Imbruglia lleve toda la vida viviendo de un cover. En cualquier caso, esperemos que disfrutéis de esta sección, y vamos allá con la canción que hoy nos ocupa, ‘Flawless (Go To The City).

 

El lanzamiento de 2004, ‘Flawless (Go To The City)’

Si algo tuvo la era ‘Patience’ de George Michael -su último disco de estudio, dicho sea de paso-, fue una selección de singles de lo más ecléctica. El cantante se había lanzado a la electrónica industrial con ‘Freek!’, se había puesto funk con ‘Shoot The Dog’, crooner pop con ‘Amazing’ y el siguiente single del proyecto era un número de baile de influencias house. Cómo consiguió mezclar todos los temas en un mismo álbum y salir bien parado con algo coherente, es un misterio que sigue haciendo del disco uno de nuestros favoritos de los dosmiles.

‘Flawless’ aprovechaba la base del tema de The Ones, respetando los breves incisos vocales que habían incluido en ella, pero construía una canción completa sobre la original, dotándola de una nueva vida, y sobre todo, llevándola a un terreno más pop por la melodía vocal y la interpretación de George Michael, entre lo sugerente y lo sedoso.

Además de contar con innumerables estribillos y unas melodías vocales fastuosas, ‘Flawless (Go To The City)’ contaba con otro arma: su fascinante vídeo oficial, nominasdo al Premio Grammy a Mejor Vídeo de Duración Corta en 2005 -aunque teminara en las manos de U2 con ‘Vertigo’-. En él, vemos un piso en el que no deja de aparecer gente en situaciones cotidianas, como si 50 universos paralelos se cruzaran entre sí mientras George Michael canta el tema relajadamente en medio. El vídeo, rodado teóricamente con una sola toma -algo que siempre admite dudas-, toca techo cuando la cámara se aleja y todo el mundo se da a la coreografía en tan angosto espacio.

 

La versión original, de 2001

Daft Punk, Groove Armada, Modjo, Fragma, Safri Duo… realmente el principio del milenio fue una gran cantera de artistas entregados a la pista de baile, que dejaron un buen puñado de hits para mover el cucu cerveza mediante. El denominador común de casi todos ellos era el sonar tan chic como se pudiera -excepto Safri Duo, lo suyo era más ‘Jumanji’ por norma general e incluso por Norma Duval-, por lo que ‘Flawless’ de The Ones cumplía con el requisito.

Otra de las claves del dance de nueva era por entonces era tener un hook vocal que poder repetir desde la pista de baile sin grandes dificultades, que haría las veces del drop de hoy día que se utiliza como estribillos, y de nuevo, ‘Flawless’ cumplía con una voz distorsionada que únicamente obligaba al oyente a repetir «flawless, absolutely flawless», lo que facilitaba tremendamente las cosas cuando ibas por el cuarto agua con misterio, y más que en estado acuático estabas en estado Cluedo.

El vídeo original del tema puede que no fuera tan ambicioso como el de George, pero que no fuera por no pelear por resultar igual de loco: la banda aparece caracterizada de navegantes del espacio exterior que, con los efectos 3D de la época -que se creían los FX de ‘Gravity’ pero eran bastante más los de ‘Lizzie McGuire’-, llegaban a una especie de satélite con una fiesta en su interior. Obviamente, todos llevaban ropa que haría sombra a la Lady Gaga de la era ranas Gustavo.

 

¿Quién salió ganando?

Hay formas diferentes de valorar cuál de las dos versiones salió ganando finalmente: si miramos las plataformas de streaming, a las que obviamente ambas canciones llegaron tardísimo, la distancia entre ellas es mínima. En Spotify, George Michael consigue 5,3 millones de escuchas para su versión, mientras que la original suma unos nada desdeñables 4,1 millones, considerando que no proviene del álbum de un artista de renombre que incite más a su escucha por inercia.

En su momento, el impacto de George Michael fue más internacional, con ‘Flawless (Go To The City)’ alcanzando el #2 de Bélgica o España, el #7 de Italia, #8 de Dinamarca, #23 de Irlanda, #26 de Australia y el #54 de Alemania, mientras que la canción original de The Ones apenas llegaba al #38 de Francia, #44 de Australia o #90 de Países Bajos. Pero hay un dato que debió escocer a George Michael: en su principal mercado de por entonces Reino Unido -Estados Unidos fue terreno hostil post 1996- , su versión se quedó una posición por debajo del ‘Flawless’ original: el de 2001 llegó al #7 y pasó 17 semanas en el top100, mientras el suyo fue #8 con 10 semanas de recuento.

Pese a ello, George Michael consiguió la nominación al Grammy por el tema, su última nominación, dicho sea de paso, además de varias menciones por el vídeo en otras entregas de premios minoritarias de aquel par de años que rodearon a la canción.

¿Con qué ‘Flawless’ os quedáis vosotros?


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies