Eurovisión 2019 | Primera Semifinal | Las 10 canciones elegidas






La primera semifinal de Eurovisión deja pasar a una decena de finalistas que competirán el sábado por la victoria. ¿Qué fue lo que moló y no moló de cada actuación?

Diez fueron diez los países que el público europeo dejó pasar a la final de Eurovisión después de su primera semifinal. He aquí el resumen de la decena de pasaportes entregados, con lo que moló y no de cada una de las, ahora ya sí, candidatas a la victoria el próximo sábado.

 

Grecia | ‘Better Love’, Katerina Duska

Lo que moló | La puesta en escena, con sus colores, el vestuario romático, las señoras con espadas, y sobre todo, el hecho de que su canción, puesta a x1.25 de velocidad, es un single de Jess Glynne.

Lo no moló tanto | No fue la única de la noche, con lo que pudo venir de un problema técnico, pero vocalmente no estuvo nada a la altura de las expectativas. Su actuación fue correcta, pero el pack la llevó a la final.

 

Bielorrusia | ‘Like It’, Zena

Lo que moló | La canción es bastante bop porque combina todo lo que se lleva en el último par de años en el pop: un poco de Anne Marie y un poco de Clean Bandit.

Lo no moló tanto | Las referencias claras, pues vale, pero ya plagiar directamente los visuales de Clean Bandit en las pantallas, pues chica. No es, en absoluto, nada original en cuanto a presentación, coreografía o estilo musical.

 

Serbia | ‘Kruna’, Nevena Božović

Lo que moló | Suponemos que lo mucho que tiene esta muchacha que agradecer a la decena de países con los que limita Serbia.

Lo no moló tanto | Fue tan, pero tan, rematadamente antiguo y hortera como en su preselección, sólo que teniendo a su alcance muchísimos más medios. La canción es más bien correcta, pero todo lo demás es un sinsentido.

 

Chipre | ‘Replay’, Tamta

Lo que moló | La canción es un bop popero, y se presentó como tal. Es de esas canciones que podrías estar tarareando cuando terminó la gala. Los visuales de Chipre hacen que el escenario parezca inmenso y están muy bien utilizados. La realización de cámaras, salvo el momento «replay, replay».

Lo no moló tanto | El arrastre de ‘Fuego’. Al lado de la divez natural de Eleni, lo de Tamta anoche parecía demasiado trying too hard. El cambio de vestuario, la coreografía no tan eficaz, las miradas a cámara en busca de desprender un encanto y un carisma que se evidenciaba ausente… Fue todo muy frío.

 

Estonia | ‘Storm’, Victor Crone

Lo que moló | La canción resulta tan reconocible entre el público que supuso un momento de relax entre tanta propuesta más bien difícil. El paso de buen al mal tiempo en los visuales. Los primeros planos de Victor.

Lo no moló tanto | Los efectos digitales, Eurovisión no puede convertirse en una sucesión de 26 vídeos hechos con FX. Porque para eso, los vemos en Youtube. Si se pierde la sensación de directo las actuaciones pierden parte de su magia.

 

República Checa | ‘Friend Of A Friend’, Lake Malawi

Lo que moló | Los cubitos de colorinchis, el subidón de buen rollo en un momento bastante necesario, y la canción, que igual que la de Bielorrusia, resulta bastante moderna, aunque en otro perfil. Lo de Lake Malawi es marcarse un The 1975 no tan ambicioso, pero sí pegadizo.

Lo no moló tanto | ¿Podría haber tenido algún momento más de punch a nivel visual? Podría. Aunque no tenemos demasiadas quejas, la verdad que resultó un soplo de aire fresco entre tanto intenso.

 

Australia | ‘Zero Gravity‘, Kate Miller-Heidke

Lo que moló | El esfuerzo escenográfico, realmente. El momento Cirque Du Soleil y el que lograran tan bien que pareciese que estaban volando sobre el escenario con, erm, cero gravedad. Vocalmente estuvo más que apañada.

Lo no moló tanto | De nuevo, el apoyo de efectos especiales, no tiene sentido poner cosas que no están ahí realmente. Debe ser un espectáculo en directo, por muy show televisivo que sea. Nadie va a recordar la canción, porque nadie prestó atención a la canción, es un número acrobático.

 

Islandia | ‘Hatrið mun sigra’, Hatari

Lo que moló | Que es la propuesta más diferente del festival con muchísima diferencia, lo que posiblemente les asegure una posición en el top10, porque como mínimo, es recordable. El uso de los colores y la escenografía es espectacular.

Lo que no moló tanto | Pasa un poco igual que con Australia, nadie va a recordar la canción entre cadenas, látex, bailarinas robot, coreografía, martillazos… Islandia vende el pack completo pero la canción termina muy en segundo plano.

 

San Marino | ‘Na Na Na’, Serhat

Lo que moló | El drunk vote que la llevó a la final, poniendo el punto de payasada a la edición de 2019.

Lo no moló tanto | El drunk vote que la llevó a la final, dejando fuera candidatas mucho mejores.

 

Eslovenia | ‘Sebi’, Zala Kralj & Gašper Šantl

Lo que moló | El uso de la luz, la sutileza con la que se desarrolló la canción, y el hecho de que un tema así consiguiera captar al suficiente público para hacerse con el pase a la final.

Lo no moló tanto | Vamos, a ver, fue algo aburrido. Y no hacen falta grandes visuales para todas las canciones, pero siendo el tema tan lineal, algún momento de cambio de iluminación, o efecto wow se hubiera agradecido.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies