Eurohits | Reino Unido 1999 | ‘Say It Again’, de Precious






Precious se presentaban a Eurovisión en 1999 con un single de lo más representativo de lo que se venía haciendo en su país, pero la acogida de la girlband fue tan tibia como su puesta en escena.

Cambiamos de tercio en nuestra sección eurovisiva, y habiendo terminado de repasar el paso de España por el Festival en los últimos 20 años, procedemos ahora a recordar algunos de los mayores hits que hayan pasado por Eurovisión: ojo, no os hablamos de buenas posiciones, sino de canciones que por a o por b, nos tocaron la fibra en su momento.

Hoy vamos con ‘Say It Again’, la propuesta de la girlband británica Precious que nos parecía un bop de la época, pero que terminó quedando a medio gas en el Festival.

 

Si se trataba de representar al Reino Unido de 1999, la canción de Precious cumplía absolutamente. ‘Say It Again’ sonaba a Max Martin produciendo un tema random de Spice Girls, a canción del disco de debut de S Club 7, seguía al pie de la letras las tendencias mainstream del país, antes de que los sonidos disco y R&B acapararan todos los lanzamientos venideros.

De hecho la producción de la canción corrió a cargo de Cutfather, que después se haría cargo del ‘Superstar’ de Jamelia, o de lanzamientos de Kylie, Westlife, Blue, The Wanted, JLS u Olly Murs. Es difícil ponerse más british incluso siendo de origen danés.

Precious era un faux girlband en la que sólo una de ellas hacía de intérprete principal y el papel del resto quedaba entre las mujeres florero y las coristas con poca gracia, pero la formación de quinteto daba mucho juego por aquel entonces. De hecho, una de las coristas en cuestión era Jenny Frost, que apenas un par de años después estaría en todo lo alto del pop como miembro de Atomic Kitten. 

Se vinieron tan arriba con la canción, que grabaron dos versiones del vídeo: el primero, para Eurovisión, donde las chicas actuaban en un escenario cosmopolita, provocando apagones de luz de tanta energía como creían tener -aunque nadie la viera realmente- al marcarse su coreografía de señoras bien que compran cremas de la marca Pond’s. El segundo, para el mercado americano, que ojo, era idéntico al vídeo de ‘Survivor’ de Destiny’s Child, pero con menos presupuesto, y rodado bastante antes que el de ellas. ¿Hablamos ya de que Beyoncé y compañía le robaron la idea a Jenny Frost? Sería una teoría potente y repleta de cocos.

 

Decía el comentarista del Reino Unido que las chicas estaban de pie en el escenario vestidas de gris, que era el nuevo negro. Bueno, el nuevo negro no sabemos, pero lo que sabemos es que la plata puede ser buena idea para un vestuario, pero ponerla en los ojos no es la mejor de las ocurrencias.

Las Precious salían a escena con su atuendo de compradoras potencias de Catálogo Venga, de girlband pija compuesta por futuribles madres de futbito, pero su líder llevaba los ojos maquillados de una forma imposible, y de lo más fin de milenio, que la hacía parecer bizca. Entonces uno no podía apartar la mirada de lo que parecían dos pelotas de ping pong descontroladas en el medio de su cara. ¿Dónde miraba realmente? ¿Por qué le había colocado seis wonderbra, uno sobre otro si el vestido tampoco pedía semejante presión?

Las chicas hicieron lo que pudieron con la canción: se las intuía faltas de costumbre con las harmonías -mucho dudamos de que sean ellas las que suenan en el tema de estudio-, la coreografía no era precisamente de las de dejarse los cuernos en pleno éxtasis por Nsync o A Teens, y la actitud de las chicas era digna de Avón Llama. Muy correcto todo, muy amable, muy bien, nada digno de salirse mínimamente del tiesto.

 

El resultado de ‘Say It Again’, fue, por ende, acorde a su performance: las chicas quedaron un meritorio 12º puesto de entre 23 competidores, aunque cerraron la clasificación con 38 puntos, y sin haber conseguir los 12 de ningún país. Su puntuación más elevada fue la de los 8 puntos de Malta, y además de ellos, recibieron 9 votos más de 5 puntos o menos.

En lo que se refiere a la recepción del singles en listas, tampoco es que Precious llegaran a lo más alto: sí al máximo de su carrera, con un #6 en el Reino Unido, pero su impacto europeo fue de lo más medido: el single fue #34 en Suecia y #36 en Bélgica, y por supuesto, a pesar del lanzamiento del vídeo americano, las británicas jamás llegaron a pisar la lista del país.

Después de aquello, las chicas alcanzarían el #11 británico con ‘Rewind’, su segundo single, pero fueron despedidas unos meses después cuando su disco de debut quedó fuera del top100 británico, vendiendo poco más de 500 copias en su semana de arranque.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies