Eurohits | Grecia 2010 | ‘Opa’, de Giorgos Alkaios






Mamarrachismo en clave hooligan balcánico en la Grecia de 2010: ‘Opa’ era todo un himno que bien podía haber heredado el liderazgo del ‘Wild Dances’ de Ruslana. Falló un poco la puesta en escena.

Cambiamos de tercio en nuestra sección eurovisiva, y habiendo terminado de repasar el paso de España por el Festival en los últimos 20 años, procedemos ahora a recordar algunos de los mayores hits que hayan pasado por Eurovisión: ojo, no os hablamos de buenas posiciones, sino de canciones que por a o por b, nos tocaron la fibra en su momento.

Hoy nos quedamos en 2010, para celebrar el décimo aniversario de una mamarrachez que llegaba a la candidatura griega en el momento que el país más necesitaba gritar ‘Opa!’ y olvidar un poco su potente crisis económica.

 

Giorgos Alkaios ni siquiera se planteaba ir a Eurovisión. Es más, compuso la música de la canción en 2008, hasta que se reunió con varios amigos compositores, le pusieron letra y animaron al autor a cantarla él mismo. Terminó presentándola a la preselección nacional griega de 2010 y ganó, quitándole la plaza a una Eleni Foureira que quedó segunda aquel año con ‘Kivotos Tou Noe’, pero que se resarciría años después con la segunda plaza de ‘Fuego’ para Chipre.

Giorgos Alkaios salió vencedor de aquella preselección por varios factores: el primero y más obvio, el encanto pegajoso del tema, un himno en clave de hooliganismo balcánico que anima a lanzar platos contra una pared y a ponerse de vino hasta las cejas. El segundo, que «Opa», una expresión positiva y festiva que podríamos, en cierto modo, comparar a nuestro «Olé», se impuso en un año en el que Grecia pasaba por la peor fase de su crisis económica, y la canción era un himno al ánimo por salir a la calle y tratar de imponer el buen rollo sobre tal situación dramática para el país.

La televisión pública griega no tuvo dinero para invertir en un vídeo oficial de la canción, con lo que envió al resto de países la actuación de Giorgos en la preselección. Pero Alkaios se marcó aquel año un RTVE y remató el tema poco después, dotándolo de una producción más contundente y potente, por lo que decidió invertir su propio dinero en llevarse a sus bailarines a Milos y rodar allí un vídeo playero. Este que podéis ver a continuación y que arranca similar a lo que después sería su actuación.

 

Un auténtico despliegue de euforia que haría levantarse de la silla hasta a Ramón Sampedro. Giorgos Alkaios llegó a Eurovisión con una digna heredera del ‘Wild Dances’ de Ruslana y puso todas las armas en el escenario. Coreografía, maromos descamisados, look de musical de ‘Mamma Mia’ meets anuncio de yogur griego de Danone, y ese estribillo machacón del que es imposible salir sin querer levantar una jarra de cerveza entre risas.

Lo único que falló en la performance fue el propio intérprete de la canción, que apareció allí como si el líder de La Unión hubiera sido invitado a la boda de Cayetana Guillén Cuervo en Ibiza, y no supo canalizar la energía de sus bailarines en sí mismo. Ellos tenían madera de ganadores, ganas de romper a saltos el escenario eurovisivo de cristal, y él… él era un poco Julio Iglesias haciéndose el moderno. Moviéndose lo mínimo para no desentonar en la coreografía de brazos y que la voz saliera como era debido. El directo no falló, pero la energía no estuvo a la altura. 

Eso sí, que no fuera por reclamos: apareció un señor que podría, o no, ser el padre de Miley Cyrus tocando una lira, y los bailarines tocando unos tambores que tenían después pirotecnia incluida. Los propios tambores. Ramón sólo pudo desear.

 

Sólo el belga Tom Dice consiguió imponerse a ‘Opa’ en la primera semifinal eurovisiva de 2010, y ‘Opa’ terminó siendo, con 133 puntos, la segunda canción más votada de ambas semifinales. Sin embargo, el resultado no se repitió en la final y Alkaios se conformó con un octavo puesto. Dice, que tenía la canción más votada, quedó sexto.

A pesar de ello, no fue para nada un mal puesto para Grecia, que continuó una racha de top10s en Eurovisión, que culminaría con el octavo y último de 2011. Desde entonces, sólo han conseguido volver entre los 10 primeros en 2013. ‘Opa’ no recibió la máxima puntuación de ningún país en la final, pero sí los 10 puntos de Serbia, Albania, Portugal y España. Nos gusta una fiesta más que a un tonto un lápiz, aunque aquel año nuestro doce se fue al marcador de Portugal, que acabaría 18º.

En listas, ‘Opa’ tampoco fue precisamente un smash: llegó al #20 finés, al #4 de ventas digitales griegas y al #110 del Reino Unido. Que oye, siendo una canción en griego y para lo que son los británicos, con un cantito en los dientes.

 

Recordad que podéis escuchar este y todos los #eurohits anteriores en nuestro playlist de Spotify.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies