Eurohits | Francia 2004 | ‘A Chaque Pas’, de Jonatan Cerrada






Jonatan Cerrada era la versión humana de la ONU, y representó a Francia en 2004 con una balada preciosa que, sin embargo, no tuvo demasiada suerte aquel año.

Cambiamos de tercio en nuestra sección eurovisiva, y habiendo terminado de repasar el paso de España por el Festival en los últimos 20 años, procedemos ahora a recordar algunos de los mayores hits que hayan pasado por Eurovisión: ojo, no os hablamos de buenas posiciones, sino de canciones que por a o por b, nos tocaron la fibra en su momento.

Hoy vamos con ‘A Chaque Pas’, una balada que representó a Francia sin demasiada suerte hace 14 años.

 

Estábamos en 2004, y en la era pre ‘Bleeding Love’, la epicidad base que se le podía pedir a una baladita radio friendly era que se acercara a las producciones de Westlife que venían petándolo en los últimos años. Y sí, aún vivíamos, por entonces,a la sombra de lo que había sido ‘Flying Without Wings’, de la Celine Dion que se dejaba mimar por Max Martin, y sin conocer aún que le daríamos credibilidad a las baladas soul oscuras de Sam Smith o Adele. Para nosotros, la propuesta francesa de 2004 era un baladón en condiciones, aunque hoy día tenga un toque ‘Noche De Fiesta’ que eche para atrás.

‘A Chaque Pas’ era la candidatura del primer ganador del ‘Idol’ francés, Jonatan Cerrada, que además, era descendente de españoles y se manejaba tan bien con el idioma que llegó a participar en nuestro ‘Un Paso Adelante’. No es de extrañar por tanto, que la canción incluyera unas frases en español en su segunda mitad, cuando Cerrada se ponía en plan Miss, diciendo “sé que al final lograrás encontrar la paz y la felicidad, en tú camino hallarás todo lo que deseas encontrar”. ¿Qué sabía Jonatan del euro? ¿Y de Rusia?

El caso es que la canción era una propuesta sencilla, bonita, directa, sin mucha vuelta de tuerca, tirando de estribillo repetido hasta la saciedad hacia el final, y que contaba con el raro encanto de haber sido compuesta por Cerrada, algo que, siendo ganador de ‘Idol’, se antojaba bastante improbable. ‘A Chaque Pas’ funcionó como tercer single de su álbum debut, y no se incluía originalmente en el disco: hubo de reeditarse para incluir su tema eurovisivo.

 

Más ‘Noche De Fiesta’ aún, y es que, incluso para 2004 resultó una actuación repleta de excesos. Un poco menos hubiera supuesto un poco más: o nos quedábamos con la muchacha sobre zancos que acompañaba a Jonatan en la actuación, o centrábamos la mirada en el coro que parecía salido de ‘Los Juegos Del Hambre’, o no pestañeábamos al ver el tupé imposible del cantante, que para colmo de males había decidido ponerse un tatuaje falso con un tribal en el cuello. Por si todos los estímulos restantes no resultaban lo suficientemente hortera.

Y por supuesto, la fórmula Westlife llevada a su máxima expresión más allá de la balada que parecía de su catálogo: todo el mundo de blanco, como si hubieran salido de un anuncio de Neutrex Futura, porque había que vender pureza y sencillez. Sobre todo sencillez, entre rastas, faldas asimétricas, zancos, gomina y pintura facial. Todo bien sencillito.

Así que, con tanto que mirar y tanto que ver -tampoco olvidemos los planetas hinchables que, por algún motivo, también formaban parte de la performance- a Jonatan se le fue la canción al principio y soltó un gallo que, gracias a los globos, tuvo la opción de dejar atrás con el resto de su performance. Eso sí, lo demás fue tan cargado de intensidad que dudamos que al muchacho le quedara un sólo músculo facial por ejercitar.

 

Bastante pobre, y decepcionante para nuestro yos de 2004: Francia quedaba 15ª de 24 con apenas 40 puntos para ‘A Chaque Pas’. Y lo que es peor: España apenas le otorgaba 4 puntos, aún sabiendo que los padres del muchacho eran españoles y que había tenido que rodar con Pablo Puyol. El país se mostró bastante cruel, seamos honestos.

Jonatan obtuvo los 12 puntos de Mónaco -y menos mal, porque sin ellos hubiera caído al 17- y los 10 de Bélgica, país natal de Cerrada de por sí (un poco shady no darle el 12, francamente). Las cosas así, parece que sus pasos se quedaron cortos aquella noche, pero tampoco fueron más allá post Eurovisión: el single se quedó en un flojísimo #12 en Francia, aunque continúa siendo el segundo mayor hit del cantante allí, sólo por detrás de su single de ganador de talent, #2.

Sólo llegó a entrar, además de allí, en las listas belgas, #5, y en la Suiza, un más anecdótico #36.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies