Eurohits | Dinamarca 2000 | ‘Fly On The Wings Of Love’, de Olsen Brothers






Aunque terminara siendo bastante más conocida como himno bakala discotequero, la canción ‘Fly On The Wings Of Love’ ganó Eurovisión meses antes de que XTM y Annia le metieran el turbo en el 2000.

Cambiamos de tercio en nuestra sección eurovisiva, y habiendo terminado de repasar el paso de España por el Festival en los últimos 20 años, procedemos ahora a recordar algunos de los mayores hits que hayan pasado por Eurovisión: ojo, no os hablamos de buenas posiciones, sino de canciones que por a o por b, nos tocaron la fibra en su momento.

Hoy vamos con ‘Fly On The Wings Of Love’, una canción folk-pop en la que dos hombres en sus 50 cantaban al amor en la madurez. Un rara avis eurovisivo que después se transformaría en hit para toda una generación de gente joven con la versión de XTM.

 

La canción

Como ya explicamos al hablar de la canción ganadora de 1999, Eurovisión permitía ya que los países participantes acudieran al Festival en el idioma que se les pusiera en la punta de la eurozona, con lo que aunque los Olsen Brothers ganaran su preselección con ‘Smuk Som Et Stjerneskud’ -algo así como ‘Tan Bonita Como Una Estrella Fugaz’-, terminaron presentándola en el Festival como ‘Fly On The Wings Of Love’. 

Reconvertida al inglés, la canción mantenía intacto su espíritu folk-pop, con mucho arreglo étnico pero una base de cantautor comprensible a través de toda Europa, y también su letra, desafiante con el ageism, que hablaba de un amor bien entrada la madurez, un tema muy poco usual en Eurovisión, y que claro, no hacía de la pareja de hermanos precisamente los favoritos de la noche.

Dinamarca, de hecho, batió el récord de edad de un ganador con la aparición de los hermanos, porque el hermano mayor sumaba ya más de 50 años. Curiosamente, al año siguiente el ganador también sobrepasó la cincuentena de edad, y batió el récord de los Olsen. El caso es que la canción que presentaban era del todo sencilla, tremendamente old-fashioned, pero también muy del gusto generalista: al igual que ocurre con la ganadora sueca de este año, ‘Fly On The Wings Of Love’ descataba precisamente porque no buscaba destacar. Era una apuesta sencilla, sin artificios, una canción de toda la vida, con estrofas reconocibles, un estribillo tarareable y una presentación directa.

El mayor riesgo que corrían los Olsen era el elemento de vocóder hacia el final de la canción, algo que Cher había puesto de moda un par de años atrás y que contrastaba con la construcción del resto del tema, del todo orgánico.

 

La actuación

En el 2000, Eurovisión decide trasladar el Festival de teatros grandes a arenas, con lo que, por primera vez, más de una decena de miles de personas asisten a Eurovisión en directo. Por primera vez, el Festival se emite a través de Internet, y por primera vez, Eurovisión cuenta con un CD recopilatorio que recoge todas las canciones participantes. Vaya, que fue empezar el nuevo milenio y venirse bien arriba.

Las cosas así, la escenografía quiso también adaptarse a los nuevos tiempos, y Eurovisión contó con pantallas LED sobre el escenario. Pequeñas y móviles, cierto, pero al menos unas que podían emitir visuales que en años anteriores hubieran resultado impensables. Los Olsen Brothers aparecían pues en escena rodeados de imágenes espaciales del planeta Tierra, no sabemos muy bien si porque los vídeos había sido adaptados de la letra en danés de la canción -que podía tener algo más de sentido- o porque todo fue elegido un poco al tun tún.

No ocurrió mucho más después, ni falta que hacía, porque ‘Fly On The Wings Of Love’ había que venderla sin exageraciones de ningún tipo, y Eurovisión era aún bastante sobrio a este respecto. Los Olsen aparecieron, llevaron la canción al directo, y por poco se juegan su eliminación del Festival: Rusia, que ya ejercía de mala malísima hace casi veinte años, puso una queja forma por el uso del autotune en la versión en directo. Una queja con la que los organizadores, se limpiaron la punta del eurosat.

 

El resultado

Como decíamos, Dinamarca no parecía ir a ganar Eurovisión, porque las apuestas colocaban a Estonia como gran favorita. Pero las apuestas volvieron a fallar, y los hermanos daneses conquistaron el corazón de Europa: ‘Fly On The Wings Of Love’ lideró la votación desde el primer instante, y no cayó del primer puesto durante la emisión de todos los votos, algo que no ocurría desde el ‘Waterloo’ de ABBA 26 años antes.

Dinamarca obtuvo los doces de Alemania, Islandia, Irlanda, Israel, Letonia, Rusia, Suecia y Reino Unido, dejando a la favorita, Estonia, sin doces y en una cuarta posición. España votó con 10 puntos a ‘Fly On The Wings Of Love’, porque eligió darle los 12 al representante alemán, que terminó quinto con 96 puntos, a 99 puntos de distancia de los Olsen.

Lo curioso llegó despues: ‘Fly On The Wings Of Love’ fue #1 en Dinamarca, #1 en Suecia, #5 en Noruega o #7 en Alemania, pero alcanzó una mayor popularidad en cuestión de meses, cuando la versión extremadamente bakala de los españoles XTM la convirtió en himno de discotecas. Y tuvo un recorrido curioso: el nuevo ‘Fly’ fue #2 en nuestro país -quedó bloqueada por ‘Love Don’t Cost A Thing’ de Jennifer Lopez-, y no fue hasta casi tres años después que llegaría al mercado europeo.

Pero llegó y conquisto: el equipo de DJs españoles y la cantante Annia alcanzaron el #1 irlandés durante dos semanas, fueron #8 en el Reino Unido -llegando a ser el #32 más vendido de todo 2003- e incluso se abrieron camino en el top40 de varios países del norte de Europa. En 2016, esta versión se certificaba Plata en UK, con ventas por encima de las 200m unidades.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies