Estrella Fugaz | Lucie Silvas, la mano que mecía el B-List






Lucie Silvas, compositora de decenas de canciones para popstars británicas, saltaba a la fama en 2003 y no tardaría en saltar de nuevo de vuelta al olvido.

En ‘Estrella Fugaz’, tenemos la intención de echar la vista atrás, como nos gusta, para analizar aquellos lanzamientos de estrellas que según empezábamos a disfrutar, de pronto, se fueron. No nos dio tiempo ni de asimilar sus nombres. Las nuevas generaciones no las conocen. Pero durante unos minutos, o unos segundos al menos, sus nombres estuvieron en nuestras bocas por un par de singles o un álbum al completo.

Prepara tu telescopio, y si las ves regresar, pide rápido un deseo: nunca sabes como cuánto va a aguantar su estela. Nuestro invitada de esta semana es Lucie Silvas.

 

Lucie Silvas, una niña pequeña monísima, residente en el Reino Unido, que aprendió a tocar el piano a los 4 años y compuso su primera canción a los 9. Vamos, que menos mal realmente que vivía en el Reino Unido, porque de lo contrario, o la hubiéramos tenido en algún programa de Juan Y Medio, o hubiera sido la típica niña pera que termina desarrollando algún tipo de fobia a los gérmenes y lleva el pelo recogido en una trenza de espiga.

En fin, que con el talento que tenía, y sin programas de Canal Sur que pudieran hacer de él algo terrible, Lucie Silvas consiguió su primer contrato discográfico en el año 2000, ya crecidita y con 23 años, cuando lanzó su primer single, un enorme éxito en ningún lado que provocó que terminara despedida y en la cola del INEM de nuevo. Eso sí, haciendo pequeños trabajos aquí y allá y ejerciendo de corista para otros artistas mientras salía algo nuevo.

Y en 2001, volvió a sonar la campana: Lucie volvió a ser contratada, la metieron en el sótano de EMI Records, y le dijeron: “¿tu sabes quien es Sia? Bueno, pues tu vas a inventarla, y nosotros seremos tu Rihanna personal”. Y allí, encerrada en ese sótano imaginario, dio forma a éxitos para Gareth Gates, Rachel Stevens, Liberty X, S Club 7, o, atención, Natalia, cuyo ‘Sombras’ también escribió ella.

Lo hizo, además, al tiempo que conseguía finalmente llamar la atención de otro sello, y lanzarse de nuevo como artista.

 

Contratada en aquel momento por Mercury Records -había pasado ya por tres discográficas a los 26 años-, finalmente aquella niña pera que componía para otros artistas mientras miraba el éxito pasar delante de sus narices sin poder tocarlo, pudo sentir el brillo de los focos en su pálida piel.

Lucie Silvas se presentaba de nuevo con ‘What You’re Made Of’, y la canción alcanzaba el #7 en el Reino Unido, algo que la hacía respirar tranquila, porque su single anterior, aquel que provocó su despido fulminante inicial, apenas llegaría al #62. Lucie vivía una celebración, cual si fuera Rosa en Eurovisión, y se venía arriba lanzando un disco que sí, se quedaría fuera del top10 (#11), pero con la estabilidad suficiente para certificarse Platino.

Silvas estaba en su momentum: se marcó dos giras de éxito, viajó por Europa donde ‘What You’re Made Of’ había conseguido un impacto decente, y regresaba al Reino Unido para publicar un nuevo trabajo sabiéndose triunfadora: ‘Breathe In’ le había dado una aún mejor posición que el single anterior (#6) y sus dos siguientes singles también alcanzarían el top40.

 

Sí, si habéis vuelto a escuchar el primer single de aquel disco con la excusa de este post, habréis notado que la canción tenía un tufo a ganadora de talent show que echaba para atrás, y efectivamente, el impacto de su carrera fue más o menos el de uno de ellos. Con el disco certificado, y cuatro singles en el top40, Lucie Silvas se animó con un nuevo disco justo cuando el Reino Unido había pasado totalmente página de aquello.

Recordemos, hablando de talents, que en 2004 arrancaba ‘The X Factor’, una fábrica de éxitos similares a los que la pobre Lucie proponía, por mucho que los suyos fuera compuestos por sí misma con algo de ayuda. Y claro, terminó pasándole factura: el primer single de su segundo disco apenas alcanzaría el top100 del Reino Unido en 2006 (#79), y Mercury Records no estaba por la labor de lanzar otro disco con semejante perspectiva.

Por ende, el segundo trabajo de Lucie terminó retrasándose meses, con dos singles más que se quedaron fuera del top100. No es de extrañar que ‘The Same Side’ apenas se asomara por el top75 durante una semana. Y Lucie Silvas, de nuevo, de patitas en la calle.

Eso sí, al menos con la cartera más llena, no sólo por sus hits, sino por haber seguido componiendo para otros: Will Young, The Saturdays, Miranda Lambert, o la banda sonora de la serie americana ‘Smash’, contuvieron canciones de Silvas.

En España, curiosamente, vivimos su carrera con más intensidad, porque las radios abrazaron con ansia su proyecto: doble ración de ‘What You’re Made Of’ -la regrabó con Antonio Orozco tiempo después de sonar con la original- y un surrealista overplaying de ‘Nothing Else Matters’, una versión de Metallica que Silvas incluyó en la reedición europea del disco, y cuyo impacto real fue el cariño de toda esta gente. Aunque España acabara estomagada de oírla.

Lucie ha seguido grabando, y ha lanzado un total de cuatro álbumes de estudio, los dos últimos desde su propio sello. Precisamente hace unas semanas se lanzaba ‘Kite’, el primer single de ‘E.G.O.’, del pasado mes de agosto.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies