Esperando a que Britney Spears deje de ser vaga (Parte I)






Cada vez que Britney Spears lanza un álbum, corremos a decir que vuelve en forma, pero su forma siempre tienda más a rectangular que atlética. Analizamos los porqués.

Hace unas semanas llegaba a nuestras vidas ‘Glory’, el nuevo álbum de Britney Spears, que conseguía hacernos olvidar el infierno que habíamos pasado con ‘Britney Jean’. Uno de esos infiernos en los que uno se ve cocinado entre llamas, rodeado de gente maligna como Encarna Sánchez o el jefe de marketing de Rita Ora, y del que no ve salida por ningún lado, hasta que al fondo atisba los primeros acordes de ‘Make Me’.

 

Pues bien, si este álbum nos ha devuelto la ilusión por nuestra querida Shitters, ¿por qué titular el artículo con semejante desdén? Pues principalmente porque esto no es la columna de críticas de la revista Mía, donde la nota más baja jamás publicada es posiblemente un 9,7, provocando el escándalo de toda la redacción, y porque además, hay motivos.

 

Pero vayamos por orden, desde el momento exacto del meltdown, al cerrarse la era de ‘My Prerogative’.

 

 

Blackout

 

¿Realmente hace falta explicar por qué destila vagueza? Según el análisis de una prima nuestra de Alcocebre que trabajaba en Ono, el disco al completo fue grabado vía telefónica. Es la única manera de comprender semejante producción vocal. El resto, el ovacionado trabajo de Danja que sí, sonaba a lata, pero aplaudimos como locos porque Reina Del UnderGround y Musa Grunge Electrónica Posmodernista.

 

Y nos pongamos a hablar de la portada y el libreto, porque cada vez que alguien lo mira, siente que pierde horas de vida o que los cuadrados son símbolos illuminati que absorben Pau-Ladinamente el buen gusto.

 

 

 

Circus

 

Señores pasajeros, pónganse cómodos en sus asientos, plieguen sus mesitas y pídanle unos manises a la azafata, porque el piloto automático ha sido conectado. Disfruten de su viaje. Britney arrancaba su era de plástico con este álbum, con sonidos que parecían grabados desde ivona.com y el autotune colocado a semejante potencia que se rumorea que uno de los productores acabó rompiendo la manilla por forzarla y que un muchacho acabó sin ojo por ello. Desconocemos si el muchacho que andaba en el estudio era Fetty Wap.

 

Sumado a esto, durante las performances de esta era, y particularmente en la gira, Britney Spears parecía haber salir con ambas piernas escayoladas al escenario. O quería devolver la moda de los bailes estilo robot.

 

 

(Continuará.)


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies