Drama en el concierto ‘Idolos 2.0’: Marta Sánchez y Belinda cargan contra una Paulina en estado EMEIE






Belinda y Marta Sánchez pasaron por completo de Paulina Rubio en el concierto ‘Ídolos 2.0’, donde la mexicana parecía tener el huevo áurico algo interferido.

Tu júntate a Paquita Salas y habrá éxito. Júntate a Marta Sánchez y Paulina Rubio y habrá drama. Es que está garantizado: no es que haya un porcentaje elevado de posibilidades, no, es que tienes el titular garantizado por uno u otro lado. Y esto es lo que le ha ocurrido a Belinda esta última semana, que se ha sumado la pobre al concierto ‘Ídolos’ en el Palacio De Los Deportes de Ciudad De México, y así ha terminado el asunto: con Paulina en los titulares porque parece que la autora de clásicos como ‘Siempre Tuya Desde La Raíz’ iba algo EMEIE de más.

No sabemos si porque había llegado al escenario pasando por un centenar de rampas oblicuas, si es que es drogadicta, iba borracha, es Amy Winehouse, tiene un problema y no lo reconoce, o es que simplemente de tanta pluma encima iba pava de más. Lo que sí sabemos es que Rubio salió al escenario y mira, como quien oye llover. Ella escuchaba la música, pero cantaba un poco lo que venía en gana. Volvía a empezar. Cantaba otra frase. Le susurraba a un miembro de la banda “¿esta no es la de Marta Sánchez?”. Intentaba tararear mentalmente ‘Sigo Intentando’ a ver si cuadraba con la base. Se daba cuenta de que la canción era suya realmente. Y así en un bucle infinito del que Paulina no parecía hallar salida.

Y vestida de María Jiménez, salió, cantó ocho temas, se marchó, a su barco lo llamó ‘libertad’, y nunca más se supo. Paulina no volvió a aparecer en todo el concierto, cuando en estos shows, lo habitual es que las estrellas se unan a dúo en algunos temas. ‘Ídolos’, por si alguno anda despistado, es el típico concierto que reúne a estrellas que fueron famosas hace 20 años, y al que el público acude porque la bebida es barata. En España los llamamos ‘We Love 90s’ y va Rebeca. Pues eso.

El caso es que Paulina no dijo ‘Ni Una Sola Palabra’, pero Marta y Belinda tenían preparadas varias hojas de palmera en condiciones, para que el shade que iban a hacerle a la mexicana no pasara inadvertido: “Con Paulina no hemos hablado, porque Paulina va a su bola”, dice Marta durante la presentación del concierto. Y claro, cómo iban a hablar con ella si apenas horas antes del show, Rubio estaba de vacaciones en Marruecos. En vacaciones de qué, pensaréis, si la última vez que lanzó un disco lo llevó de gira por la URRS. Pues Dios sabe, pero allí que estaba.

Y de allí volvió como volvía Carmina, vistas las imágenes, y encima tarde, como puntualizaría Belinda, lanzando otra tacita de té sobre la melena postiza de Pau-Pérrima: “Tendría que estar aquí, pero no ha llegado”. Oopsies. Por descontado, Marta Sánchez y Belinda sí cantaron juntas, aunque lamentablemente, no con el último hit de Marta, el himno de España en clave ranchera.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies