‘Disco’, a Kylie no se le resienten las ganas de pista de baile

Kylie vuelve a la pista de baile en forma con ‘Disco’, con un álbum repleto de temas para dejarse los pies sobre la tarima, que a ratos peca de repetir fórmula en un tracklist con poco balance.

En 2018 Kylie decide cambiar de sello discográfico y apuesta por BMG, que afirma por entonces que espera que el de la cantante sea uno de los lanzamientos del año en el Reino Unido. Kylie, además, asegura estar trabajando en un álbum con influencias country y viniendo del desliz americanista de ‘Kiss Me Once’, no se augura que las cosas vayan a mejorar para ella. Pero la cantante demuestra que estábamos equivocados y vive un revival en las listas de álbumes, convenciendo al público suficiente para llevar al álbum al certificado de Oro, que no veía en un álbum de estudio desde ‘Aphrodite’ (2010).

‘Golden’ duplica las ventas de su anterior trabajo e incluso mejora las del álbum navideño, que ya había supuesto un pequeño triunfo para la australiana. Después llegaría un nuevo recopilatorio -también Oro- y la promesa de la cantante de que su siguiente álbum sería de música disco.

Kylie había coqueteado en numerosas ocasiones con el género en el pasado (especialmente en el memorable ‘Light Years’ que le supuso un comeback en 2000), pero nunca le había dedicado a la música disco un espacio tan obvio como en 2020, cuando anunciaba que ‘Disco’ sería el título del álbum completo. Tan a saco como, descubriríamos después, iba todo el contenido del mismo.

 

‘Dejadme ser divertida’

Si en ‘Golden’ Kylie quiso celebrar sus 50 con una dosis de luz y entusiasmo, en ‘Disco’ directamente reivindica su derecho a seguir pasándoselo bien. De forma mucho más directa que en el disco anterior, que ya lo celebraba pero desde una mayor calma, en este acude directa a la pista de baile y temas como ‘Dance Floor Darling’ o ‘Where Does The DJ Go?’ son ejemplo explícito de que es capaz de aguantar en pie hasta que vuelva a salir el sol. No le faltan ganas, y el disco completo es una puesta de largo de la intención en sí.

Kylie acierta porque además, en ‘Disco’ nada parece desesperado por hacerla parecer más joven o tener un appeal hacia las nuevas generaciones. Pasa absolutamente de eso: el foco está puesto en demostrar que la diversión en la vida no se termina hasta que uno decide que así sea, no cuando el reloj ajeno lo mande.

 

La Kylie con la vista puesta no en los hits, pero sí en los bops

Y aunque Kylie sea perfectamente consciente de que un hit en la tabla de singles ya sólo podría llegarle a golpe de feature o remix con alguien de las nuevas generaciones, también tiene sed de canciones que suenen contundentes. Temas como ‘Real Groove’ que podrían haber funcionado en el álbum de Dua Lipa, como ‘Supernova’, que es frenética e imposible de no bailar, o ‘Last Chance’, cuyo épico estribillo es de los mejores esfuerzos pop de Kylie en los últimos años.

‘Disco’ no está pendiente de las listas, pero sí hace el esfuerzo de estar repleto de singles como si lo estuviera. Prácticamente cualquiera de los cortes del álbum podría funcionar como tema promocional del mismo; algo curioso teniendo en cuenta que Kylie ha elegido dos de los temas más obvios del trabajo (‘Magic’ y ‘I Love It’, de un disco extremamente disco) como adelantos del mismo.

 

 

El tracklist necesita algo de aire

Y si bien es cierto que casi todo tiene madera de single, también es cierto que hay momentos en los que la lentejuela y la plataforma ahogan un poco. Hay momentos en ‘Disco’ en los que teniendo sed, el oyente se encuentra con un tanque de agua en vez de un par de vasos. 

Para cuando el tracklist alcanza ‘Say Something’, un funk downtempo maravilloso que sirve como válvula de aire para tanto ‘Disco’, el público ha encajado tantos números bailables que los ritmos de los temas se han mezclado y canciones como ‘Monday Blues’ son complicadas de recordar, al menos de primeras. Todo es tal despiporre popero que necesitaba algún ‘Say Something’ más entre medias, que sirviera como faro para iluminar los tracks a su alrededor, manteniendo el nivel en sí mismo.

Tiene esa misma función la final ‘Celebrate You’, que de haber sido colocada entre varios números de baile, hubiera funcionado mejor.

 

Pero pese a la puntual saturación de un estilo disco en el que Kylie no inventa nada, ni trata de traer al presente a lo ‘Future Nostalgia’, lo cierto es que Minogue consigue que 2020 resulte un poco más llevadero. Porque ha venido a bailar y a hacer bailar, y a recordar que lo mismo puede hacer que te agotes dejándote los pies (‘Supernova’), que te marques un numerito más sensual en pareja (‘Miss A Thing’), o aproveches para relajarte con una lenta (‘Celebrate You’).

‘Disco’ es un baile de prom de inicio a fin y con el año que hemos pasado todos, bien merecido teníamos ponernos los volantes y salir a brillar bajo la bola de discoteca. Aunque sea la de nuestro salón, como cuando Kylie presentó el trabajo en el directo de streaming ‘Infinite Disco’.

Ha supuesto una alegría que merece una acogida al mismo nivel.

 

Temas clave: ‘Miss A Thing’, ‘Real Groove’, ‘Say Something’

 


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html