Demarco Flamenco cancela también su Push Play por contagiarse con «tormentas»

Demarco Flamenco también se cae del Push Play Festival y retrasa su concierto, para el que apenas había vendido una docena de entradas.

Si nos leéis a menudo, sabréis que uno de nuestro mayores placeres y disfrutes son los flops. Los flops nos dan lugar a poder disfrutar igualmente de canciones, discos o tours, pero con la ventaja de ver a los equipos de los artistas pensando en estratagemas que los disfracen. Y siempre salen con alguna nueva que termina sorprendiéndonos, lo cual no hace sino enriquecer al pop. De modo que, desde esta perspectiva, es mucho más interesante el flop que el éxito sonoro. Es una cuestión de análisis.

Y en los últimos días, uno de los mayores flops del año está teniendo lugar en Madrid: el Festival Push Play que se celebra en el hipódromo con unas 3.000 personas como público y precios absolutamente desorbitados. No sólo eso, sino que además son precios desorbitados para el tipo de artista al que han contratados: salvadas ocasiones presentes, el resto son carne de ayuntamiento en pleno verano.

Y claro, ¿qué está ocurriendo? Pues que no hay forma de vender las entradas que se ponen a la venta, y el Festival se queda con dos opciones:

  1. Llenar el concierto con asistentes invitados, que realmente sudan lo más grande de los artistas allí presentes, como ocurrió con OBK y Modestia Aparte o con La Oreja De Van Gogh.
  2. Cancelar o retrasar los shows, poniendo divertidísimas excusas: en el caso de Ana Mena y Miriam Rodríguez el Covid, y en el de Demarco Flamenco, una tormenta.

Porque sí, le tocaba actuar a Demarco Flamenco y hasta ayer, 25 de julio, se habían vendido una decena de entradas. U-na-de-ce-na. De 2.500. No había forma humana de llenar ese hipódromo, de modo que aprovechando que llovió, la oficina del artista ha dicho que la tormenta ha provocado daños y que ya si eso actuará más adelante.

Y si hubiera hecho sol, resultaría que una plaga de mangostas se habría comido los cables del equipo, imposibilitando su actuación. Y de haber tenido Raid de sobra, entonces ya Covid. Pero claro, decir que Demarco Flamenco también tenía Covid iba a resultar cantoso. ¿Es que todos los presentes en el cartel iban a acabar cayendo?

Veremos que ocurre con el siguiente show, el de Bonnie Tyler: a falta de 4 días, le quedan por vender 2.538 entradas. Prepárense para las excusas.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html