Cleopatra, faraonas británicas durante un reinado muy breve






Las hermanas Higgings saltaron al estrellato, fueron contratadas por Madonna, tuvieron un reality show, varios singles top5, una serie de animación, contratos con decenas de marcas… hasta que Warner voló el proyecto por los aires.

En ‘Estrella Fugaz’, tenemos la intención de echar la vista atrás, como nos gusta, para analizar aquellos lanzamientos de estrellas que según empezábamos a disfrutar, de pronto, se fueron. No nos dio tiempo ni de asimilar sus nombres. Las nuevas generaciones no las conocen. Pero durante unos minutos, o unos segundos al menos, sus nombres estuvieron en nuestras bocas por un par de singles o un álbum al completo.

Prepara tu telescopio, y si las ves regresar, pide rápido un deseo: nunca sabes como cuánto va a aguantar su estela. Nuestras invitadas de esta semana son Cleopatra.

 

Cleopatra, las TLC infantiles y británicas. En vez de cantarte sobre abusos y drogas, te cantaban sobre amores adolescentes, rebeldía y bullying. Y oye, que tuvieron un peso mucho más importante del que les dábamos desde fuera: la industria británica no estaba, por entonces, tan hecha a las chicas negras cantando, y muchísimo menos si eran tan jóvenes. Por eso, cuando Cleopatra se lanzaron por primera vez, muchos asumieron que eran americanas.

Claro, tampoco ayudó a que el sello de Madonna, Maverick, las firmara por entonces bajo la tutela de la Reina Del Pop, que se encontraba en un nuevo punto álgido de su carrera gracias a ‘Ray Of Light’. Sin embargo, no fue ella quien las descubrió, aunque las chicas se mostraron siempre absolutamente agradecidas a la cantante: realmente se pasearon durante años por diferentes discográficas, con una maqueta grabada en su casa, cantando en los pasillos de las mismas buscando que les hicieran caso. Y finalmente se lo hicieron, vaya que sí.

Las chicas lanzaron ‘Cleopatra’s Theme’ bajo Warner y Maverick y llegaron no sólo al #3 de las listas británicas, sino también al #26 de Billboard, algo bastante difícil para las girlbands británicas -aún hoy les es prácticamente imposible-. El sonido más urbano de su pop -siempre se negaron a un whitewashing que después confirmaron que la discográfica intentó rascar en un principio- les ayudó a aquel hit en Estados Unidos. Sería, eso sí, el primero y último.

En el Reino Unido su suerte se extendería durante unos meses más.

 

Con el éxito del primer single, de pronto las chicas se vieron envueltas en decenas de proyectos: firmaron uno de los primeros reality shows familiares del mundo celebrity, ‘Cleopatra: Comin’ Atcha‘, que resistió dos temporadas en antena, tuvieron una serie de animación, fueron teloneras del tour ‘Spiceworld Tour’, grabaron especiales para Disney Channel, ponían cara productos de todo tipo, fueron nominadas a Artista Revelación en los Premios Brit…

Un no parar de agenda, que hizo que las chicas no llegaran a ser realmente conscientes del éxito que las rodeaba, como Cleo Higgings, líder de la banda, confirmaría años después:

«Hacíamos de todo, aunque nos dimos cuenta de que el dinero que conseguíamos no llegaba a nosotras. Adorábamos a nuestro management, pero no sabían muy bien lo que hacían. Un día, me topé con Liam Gallagher y me dijo «¿estás bien? ¿aún estás divirtiéndote?». Le dije que sí, pero me dijo que tuviera cuidado con en quién confiaba. Le contesté que no confiaba en nadie.»

Cleopatra no tuvieron demasiado éxito en Estados Unidos más allá de aquel primer single, pero en Reino Unido se le sumaron el #4 de ‘Life Ain’t Easy’ y ‘I Want You Back’, aunque el disco completo, ‘Comin’ Atcha!’ no llegaría a las 100k de la época, entrando a un tibio #20.

 

Warner entró en una remodelación interna de plantilla que dio al traste con todos los planes de la banda. El nuevo equipo estaba interesado en Cleo como artista solista, y le ofreció un contrato en solitario que rechazó y la girlband soltó amarras, quedándose sin sello justo en el momento que su segundo disco debía ver la luz.

«Me ofrecieron dejar el grupo y lanzarme en solitario. Me daban las canciones ya hechas, a lo que me negué porque no tenía sentido: llevaba componiendo desde los 9 años y buscaban que fuera sexy y cantara temas ajenos. No querían más que una mujer objeto en manos de la obra de hombres. El concepto de mujer compositora e intérprete no les interesaba en absoluto. Tenía que ser una negra que gritara, fuera de barrio y resultara atractiva.»

Cleopatra no llegó a publicar su segundo álbum, ‘Steppin’ Out’ en el Reino Unido. El lead single, la pegadiza ‘Come And Get Me’, se conformó con un pobre #29 en singles, lanzado sin apenas promo y el disco sólo vio la luz en Estados Unidos, porque las chicas pudieron llevar a cabo un pequeño tour promocional con el tema ‘U Got It’. Ni el single ni el disco consiguieron una plaza en Billboard.

Después de la banda, Cleo Higgings se dedicó a formarse como chef, trabajo que sigue teniendo hoy día. Además de eso, se presentó a la segunda temporada de ‘The Voice’ en el Reino Unido, donde llegó hasta la semifinal. Las chicas, como trío, se reunieron en 2005 para un programa llamado ‘Hit Me Baby One More Time’, y en 2009 darían un único concierto en un club de Londres.

Las chicas no han vuelto a reunirse como banda en la última década.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies