Cinco años de ‘Anti’, el disco de Rihanna que desafió todos los pronósticos

Hace cinco años, Rihanna publicaba ‘Anti’, su último trabajo hasta la fecha. Un disco que parecía destinado a pegársela en listas, pero que supo darle la vuelta a la tortilla y arrasar.

Hace ahora un lustro, Rihanna pasaría a ser lo que llamamos «una artista de álbumes». Habían pasado cuatro años desde su último trabajo, ‘Unapologetic’, y acostumbrados como estábamos a que publicara álbumes como churros, aquella espera se nos hizo eterna.

Rihanna había llegado a solapar giras porque antes de terminar una ya estaba promocionando el siguiente disco, con lo que toda la era ‘Unapologetic’ y la que le seguiría, la de ‘Anti’, hicieron de Rihanna una established act que podía permitirse el lujo de tomarse su tiempo entre lanzamientos. Al fin y al cabo, tenía una colección hits que no se veía desde hacía décadas en una artista femenina (13 #1s incluidos hasta aquel momento).

La de Barbados terminó tomándose un poco al pie de la letra lo del tiempo entre álbumes, porque llevamos media década esperando al lanzamiento de su nuevo trabajo, pero hoy aprovechamos el quinto aniversario de ‘Anti’ para recordar como un álbum que parecía ir a ser su primer fiasco comercial terminó convirtiéndose en su mayor éxito.

 

Los singles que anticipaban un fiasco

Nadie esperaba, originalmente, que ‘Anti’ fuera a ser un éxito: el disco se había retrasado en varias ocasiones, y Rihanna había encadenado tres singles que en su momento consideramos que no llegaban a sus estándares de éxito. ‘FourFiveSeconds’ y ‘Bitch Better Have My Money’ están lejos de ser ningún flop, pero el éxito mastodóntico de Rihanna en singles los hacía palidecer. Las canciones, probablemente la segunda en especial, hubieran funcionado mucho mejor si el streaming hubiera tenido por entonces el poder que tiene ahora, pero eso es otro cantar.

El problema llegó con ‘American Oxygen’, un baladón bastante poco inspirado con el que Rihanna confirmaba que no era el momento de lanzar álbum alguno. De hecho, tras el llegaría prácticamente un año de silencio discográfico hasta que todo el proyecto volviera a ponerse en marcha.

Rara vez una estrategia así ha dado frutos, porque la sensación del público es siempre la de que el disco viene lastrado por varios hits fallidos, pero Rihanna supo darle la vuelta a la tortilla: dejó los tres singles adelanto fuera del trabajo e hizo borrón y cuenta nueva en enero de 2016.

 

El hit de salvación

Y llegó ‘Work’, junto a Drake, y Rihanna volvió a conseguir firmar un smash a la antigua usanza: un éxito que diera la vuelta al planeta, que la devolviera a lo alto de prácticamente todas las listas. ‘Work’ fue #1 en Estados Unidos, Brasil, Canadá, Francia, Bélgica o Dinamarca y top5 en España, Reino Unido, Noruega, Australia, Alemania… colándose en el top20 de los singles más vendidos de una veintena de países durante 2016.

Rihanna podía volver a abrir el melón de su nuevo álbum. Aún así, con la carátula conceptual que presentara a finales de 2015, las dudas sobre si el disco conseguiría retener a todo el público de ‘Work’ aún estaban en el aire. ‘Anti’ acabaría viendo la luz ese mismo mes de enero de 2016, para no desaprovechar el empuje de la canción, publicada apenas unas semanas atrás.

 

Su espectacular funcionamiento, especialmente en Estados Unidos

Roc Nation estima las ventas de ‘Anti’ en 11 millones mundiales. Evidentemente, el cálculo es erróneo y está basando en sumar el cómputo de sus streams como a ellos les ha parecido mejor. Aún así, el álbum podría rondar los 5,5-6 millones mundiales, lo que dejaría al disco muy pegado a las cifras de ‘Loud’ o ‘Good Girl Gone Bad’, considerando el cambio de mercado con el paso de los años. Rihanna había conseguido firmar un auténtico éxito.

Y lo que es más importante: había firmado su primer álbum independiente de los hits. Es decir, el primer disco que prácticamente conseguía venderse sólo. Prueba de ello es su recorrido en Estados Unidos: se estima que durante 2020, ‘Anti’ ha vendido 350.000 unidades en el país. Más que los nuevos álbumes de muchos artistas publicados en el propio 2020.

¿Y cómo es eso posible? Pues porque ‘Anti’ lleva 252 semanas de permanencia en Billboard, haciendo de él el disco más longevo de una artista femenina negra en la historia. El disco lleva 4,8 años en lista, lo que es prácticamente toda su vida sin salir del top200. Esta semana, por ejemplo, sube 3 posiciones hasta el #117, por encima de los últimos discos de Justin Bieber, Lady Gaga o BTS, lanzados en los últimos meses. Por comparar, ‘Unapologetic’ acumuló 66 semanas en lista y ya fue considerado un enorme éxito en el país.

Sólo en Spotify, ‘Anti’ suma más de 3.900 millones de escuchas, impulsadas por las 1.100 de ‘Work’, los 870 de ‘Needed Me’ o los 680 de ‘Love On The Brain’. Veamos cómo funcionaron los singles de la época en Estados Unidos:

  • ‘Work (feat. Drake)’ | #1 | 36 semanas | 6 Platinos
  • ‘Needed Me’ | #7 | 45 semanas | 5 Platinos
  • ‘Love On The Brain’ | #5 | 31 semanas | 3 Platinos
  • ‘FourFiveSeconds’ | #4 | 20 semanas | 3 Platinos
  • ‘Sex With Me’ | #83 | 15 semanas | 2 Platinos
  • Bitch Better Have Me Money’ | #15 | 15 semanas | 2 Platinos
  • ‘Kiss It Better’ | #62 | 12 semanas | Platino
  • ‘Desperado’ | Platino
  • ‘American Oxygen’ | #78 | 4 semanas

Pero ‘Anti’ no funcionó sólo en Norteamérica: fue Doble Platino en Francia, Triple en Dinamarca, Platino en Reino Unido, México, Austria o Canadá, y Oro en un puñado de países más. En España pasaría 34 semanas en lista y alcanzaría el #4, pero sin streaming en listas, sus ventas puras difícilmente llegarían al certificado.

Spin eligió ‘Anti’ como el disco más importante de la década de los 10s, mientras que Billboard, NME y Vice lo colocaban en el #7, Pitchfork en el #12 y Rolling Stone en el #25.

 

El fiasco de los Grammy

Rihanna llegaba a los Grammy de 2017 con 7 nominaciones bajo el brazo, compitiendo en las siguientes categorías:

  • Grabación del año (‘Work’)
  • Mejor interpretación pop en dúo / grupo (‘Work’)
  • Mejor interpretación R&B (‘Needed Me’)
  • Mejor canción R&B (‘Kiss It Better’)
  • Mejor álbum de R&B progresivo(‘Anti’)
  • Mejor diseño de empaque (‘Anti’)
  • Mejor colaboración rap / vocal (‘Famous’ de Kanye West, con ella como invitada)

‘Anti’ saldría de esa gala con cero premios a pesar de ser la segunda artista más nominada. La cantante sólo tiene cuatro Premios Grammy propios y aún no ha ganado ninguno en las principales categorías: se llevó el de mejor grabación dance por ‘Only Girl (In The World)’, el de mejor vídeo por ‘We Found Love’, el de mejor interpretación rap / vocal por ‘Umbrella’ y el de mejor álbum de R&B progresivo por ‘Unapologetic’. Su caso no se asemeja al de The Weeknd, pero está claro que la Academia la tiene también en bastante poca estima hasta el momento.

 

¿Y desde entonces?

Centrada en su papel de vendedora de líneas de maquillaje y lencería, Rihanna ha mantenido un absoluto silencio discográfico en los últimos cuatro años, dándonos hasta 2017 la alegría de unos cuántos dúos junto a DJ Khaled, Drake, Calvin Harris o Kendrick Lamar.

Se ha comentado que está preparando un par de álbumes, uno de música más enfocada al reggae y otro más cercano a discografía de siempre, aunque lo cierto es que esto se escucha desde hace años y aún no se sabe nada real sobre los trabajos.

 


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html