CHC | ‘Sweetheart’, el clásico ochentero que Mariah Carey no pudo levantar en los 90






JD y Mariah Carey tomaban prestado un tema ochentero a finales de los 90 para promocionar dos de sus álbumes. Pero, ¿qué falló en ‘Sweetheart’ que nunca despegó?

Bienvenidos a ‘Cómo Hemos Cambiado’, la sección de la web que, reivindicando a Presuntos Implicados en su nombre, va a analizar algunos de los covers más populares del mundo del pop, muchos de los cuales seguro que no sabíais que eran versiones. O seguro que sí, porque chico, hoy la Wikipedia lo desvela todo y no deja a uno ni sorprenderse de que Natalie Imbruglia lleve toda la vida viviendo de un cover. En cualquier caso, esperemos que disfrutéis de esta sección, y vamos allá con la canción que hoy nos ocupa, ‘Sweetheart.

 

El lanzamiento de 1998, ‘Sweetheart’

Mariah venía firmando una década dorada en los noventa. Sus ventas eran imparables, sus singles un auténtico bombazo, y todo aquel legado quedó reunido en el ‘#1s’ que publico dos años antes de afectarnos a todos -a ella especialmente- el efecto 2000. En aquel recopilatorio, además de sus hits, Mariah incluyó varios temas nuevos: algunos terminarían siendo un hit por si mismos más adelante, y otros terminarían siendo ‘Sweetheart’.

Pero las cosas como son, además del hecho de que sea un cover, hay otro dato que le resulta curioso al público no muy die-hard de la artista: la canción no es realmente un tema de ella -aunque la interprete casi al completo-, sino de JD, que por aquel entonces utilizó la canción como primer single del trabajo que presentaba.

Pero colaba como single de ella, porque Mariah venía de ‘Butterfly’, el trabajo que la haría pasar de la Mariah pop a la Mariah que lleva en modo repeat los últimos 20 años, y realmente parecía un lanzamiento del estilo. Vale, algo más insípida que otras propuestas, pero colaba como single poco afortunado. Y además, nos tocó un trozo del pastel: la cantante viajaría a España en aquel año para explotar uno de nuestro símbolos turísticos pre-nuevo-milenio, el Museo Guggenheim de Bilbao.

Así, paseándose por la ciudad, subida en moto por sus calles y rodeada de capas de titanio, la diva de ‘Caution’ rodó un clip en el que, las cosas como son, también sale tan Mariah como cabría esperar de la actual sí misma.

 

La versión original, de 1986

La versión original, prácticamente es la que dio de comer a su autora, Rainy Davis, durante década, incluso ahora, en realidad. La cantante grabó ‘Sweetheart’ de forma independiente, pero su éxito en clubs llevó a Columbia a ofrecerle un contrato de publicación que, años después, la animaría a montar su propia empresa online de entretenimiento y distribución de música digital, convirtiéndola en la primera CEO afroamericana de una empresa del estilo, hace casi década y media.

Rainy Davis lanzó una original de ‘Sweetheart’ que realmente se parecía absolutamente a la versión que la precedería: tenía algún beat ochentero de más y le faltaba el puntito de hip-hop que le puso la pareja una década más tarde, pero la base estaba ahí.

Eso sí, en la original, la voz de la artista sirve mejor a su propósito y queda mejor empastada en el tema que la de Mariah, las cosas como son. Se escucha más natural, Mariah queda algo más pesada por la producción que la rodea, y la de Davis es más divertida en este sentido.

La carrera de la artista no llegaría mucho más allá de ‘Sweetheart’, porque, como decíamos, se dedicó a otros propósitos en adelante, y apenas lanzó un puñado de singles, aunque eso sí, su mayor éxito -sin que imaginéis un bombazo inmenso vaya- se dio con su siguiente single, ‘Lowdown & So So’, un año más tarde.

 

¿Quién salió ganando?

A decir verdad, la balanza se decantaría más en favor de Rainy, que al menos construyó su futuro alrededor de la canción, que en el de Mariah, que sacó más bien poco partido de ‘Sweetheart’, lanzado entre dos bombazos que eran ‘My All’ y ‘When You Believe’. Las cosas así, y teniendo en cuenta que el single era realmente de JD, la diva no consiguió que se luciera a su nivel, y se conformó con una posición en el Bubbling Under de Billboard.

Eso sí, el resbalón del single se debió a otros factores importantes: el principal, que la discográfica canceló la salida del single físico en el último momento, cuando ya se había fabricado incluso -Amazon llegó a vender copias en 2000 en su portal americano, y en algunos países se mantuvo su lanzamiento-, impidiendo así que la canción se colara en Billboard, por no ser un ‘single’ per se. Las normas de la lista, sin embargo, cambiaron durante la promo de ‘Sweetheart’, y Billboard permitió la entrada en lista de canciones de álbum que no recibieran un lanzamiento de single como tal. ¿Y cómo lo conseguían si no había un mercado digital y no se lanzaban en físico ? A través de los spins de radio.

Así, ‘Sweetheart’ consiguió un #25 en el Bubbling Under, porque el cambio de normas le afectó cuando la promo del tema llegaba a su fin. Unas semanas antes, la pareja hubiera conseguido una plaza en el Hot100 con la canción.

¿Con qué ‘Sweetheart’ os quedáis vosotros?


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies