‘Caution’ | Mariah Carey está fuera de peligro con su 15º álbum de estudio






Mariah Carey continúa en su línea, pero viste su trabajo con un gusto y definición que no esperábamos: sin fillers, ‘Caution’ es su mejor álbum desde la emancipación de 2005.

Los últimos años de Mariah Carey en la industria musical han sido de blancos y negros, sin una escala de grises a la que la pobre artista pudiera aferrarse para tener un momento de calma. Por un lado, sus lanzamientos discográficos pasaban sin pena ni gloria, y encadenaba espantosas apariciones públicas, amén de participar en reality shows de dudoso interés y peor calidad; pero por otro, conseguía volver a salir de gira, algo a lo que estaba poco acostumbrada desde su debut, consiguiendo el interés del público de cara a sus conciertos.

“Mariah ha conseguido volver a parecer un producto, digamos, más profesional.”

La cantante pone esto último a prueba ahora con la gira de un disco de estudio ‘Caution’, para el que se ha tomado su tiempo: cuatro años han transcurrido entre este disco y el anterior ‘Me. I Am Mariah’, en los que la cantante ha sufrido muchos cambios a su alrededor, siendo el principal su cambio de management, posiblemente la mejor idea que haya podido tener.

Abandonaba de golpe y porrazo una época de situaciones imposibles, modelitos que lo eran aún más y una imagen pública casi paródica y por los suelos, para abrazar la guía de Roc Nation y volver a lucir el lado Mariah de la era ‘Emancipation’. Sin abandonar del todo su perfil más petardo, Mariah ha conseguido volver a parecer un producto, digamos, más elegante y profesional.

‘Caution’ es el paso definitivo para terminar de conseguirlo, y la cantante ha dado en la diana. Antes de hablar más del trabajo, veamos cuáles son las tres claves que lo definen.

 

Lo bueno, si breve…

‘Caution’ es su primer disco de 10 temas desde 1993, y su primer álbum breve (digamos 12 temas o menos) desde 1998. 20 años de álbumes de alrededor de 15 canciones -o más-, en los que, prácticamente siempre, ha incluido fillers. Canciones de relleno que desestabilizaban sus trabajos y distraían al oyente, que terminaba desconectando hasta que volvían a aparecer canciones de peso.

En ‘Caution’ se ha evitado esta sensación, y Mariah consigue retener a su público en la algo más de media hora de duración del trabajo. No es un disco para un nuevo público, pero sí es un disco que contentará sobradamente a los seguidores del perfil más R&B de Carey, que tendrán en él un puñado de canciones reconocibles, identificables, y curiosamente, con poco contenido en baladas.

Un disco directo, breve y bien estructurado.

 

Es su disco de siempre, pero se le intuye ambición

No hay grandes sorpresas en ‘Caution’, no es un trabajo en absoluto rupturista, no es un disco que presente a una nueva Mariah, no es un disco, como decíamos antes, para conseguir nuevo público. Es el disco de Mariah que cualquier seguidor de Mariah espera, pero con un mimo que se intuye distinto.

“Es un disco de Mariah como líder, protagonista y directora.”

Es un álbum bien hilado, repletísimo de matices -cada escucha del disco descubre nuevos detalles en cada canción-, es francamente una delicia escucharlo con un buen equipo, y es que Mariah ha confiado su material a productores que sabían muy bien lo que se hacían. Sus evidentemente competentes dotes como compositora se han trenzado con la exquisita mano para el urban de Nineteen85, PooBear, Timbaland, DJ Mustard, Skrillex o Blood Orange.

Y lo que es más importante y menos habitual en los últimos años de la artista: todos los productores parecían dirigidos hacia un proyecto común; ‘Caution’ es coherente hasta decir basta, a pesar de las distintas autorías y arreglos de cada padre y madre. Es un disco de Mariah, con Mariah como líder, protagonista y directora, algo tan importante en los tiempos de los writting camps, que no deberíamos pasarlo por alto.

 

Ha sabido sacar partido al momento del R&B en Estados Unidos

Si en algo ha sido sabia Mariah, es al aprovechar el tirón del R&B americano en el momento. Es obvio que sin Mariah, artistas del estilo de Ella Mai, Ariana Grande, y otro buen puñado de ellas, no hubieran existido como tal. Y sin necesidad de moldearse a su imagen y semejanza, Carey ha sabido posicionar su nuevo álbum como una nueva fuente de inspiración para generaciones venideras del R&B. Porque, esta vez sin excepción, suena moderno, fresco y vendible.

Probablemente no llegue a triunfar comercialmente, un fiasco que deberá a factores externos, pero merecería hacerlo, porque ‘Caution’ es un álbum que en la voz de alguna de estas jóvenes promesas, estaría siendo aplaudido hasta con las orejas por distintas generaciones.

 

Y sí, nosotros fuimos los primeros que debatimos ‘GTFO’ como canción, ‘With You’ como single, y el devenir del proyecto antes de tenerlo entre manos. Llegamos a la conclusión de que, por algún motivo, no estábamos conectando con el material del disco, y que el problema éramos ya nosotros y no ella.

La explicación a esto podría deberse a las expectativas: imaginábamos a Mariah sacando más provecho de un hip-hop noventero repleto de bops (‘Get Your Number’, el remix de ‘Heartbreaker’) o marcándose un disco más melódico al estilo de ‘The Art Of Letting Go’ y ‘Almost Home’, terminando de decidirse por lucir poderío vocal, como en la era que siguió a ‘Charmbracelet’.

Pero no, resultó que Mariah Carey decidió hacer lo que quería, y ha publicado un disco con el que se siente cómoda, pero más importantemente, hace sentir cómodo a quien lo escucha. Y eso, una vez se conecta con el disco, es sencillo: canciones como ‘A No No’ o ‘The Distance’ aún demuestran su capacidad de publicar bops, ‘GTFO’ tiene una atmósfera que como introducción del proyecto completo termina derrochando encanto, ‘Caution’ y ‘Stay Long Love You’ venden los beats más marca Mariah del disco, y lo que menos cuadra en el proyecto termina siendo el propio single, ‘With You’, la pieza más descafeinada del trabajo, que bien podía haber sido sustituida por la gran balada de ‘Caution’, ‘Portrait’, que sí puede saborearse más. Cierra el trabajo, satisface a la Mariah baladista, y vuelve a ser otro momento para descubrir que la artista se ha quitado el toque hortera de encima.

En cualquier caso, la pieza clave del disco, y el single evidente a trabajar, es ‘Giving Me Life’, que a cada escucha gana en matices, y en cuyos 6 minutos y 8 segundos de duración no sobra ni una coma. Ese arranque, algo Mirwais, con electrónica oscura, ese instrumental de toques rock ochenteros en su segunda parte, esos rasgos tan Blood Orange… es posiblemente el mejor tema de Mariah en la última década. Nos atreveríamos, incluso, a decirlo en plural.

‘Caution’ deja a Mariah fuera de peligro y, aunque con ella nunca se sabe, pavimenta su camino de cara a los próximos años, unos en los que ya sólo le queda perfilar el arte de su directo hacia algo tan actual como su propio disco.

 

Temas clave: ‘Giving Me Life’, ‘The Distance’, ‘A No No’.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies