‘Tu Canción’, el enésimo fracaso eurovisivo de TVE, el primero de ‘Operación Triunfo’

España mejora en puntos el resultado de 2017, pero no consigue superar su mala racha: Amaia y Alfred se conforman con una pésima 23ª plaza en el festival.

No ha podido ser: Amaia y Alfred han repetido un espantoso resultado para España en Eurovisión por mucho hype con el que se construyera su candidatura desde el ente público. Y sí, a TVE le ha salido rentable, porque la pareja le ha dado a la cadena el cuarto festival más visto de su historia (sólo por detrás de Rosa, Beth y Chiquilicuatre), pero ellos dos se han vuelto a casa con un horripilante puesto 23, la tercera peor posición para España en su paso por el Festival, sólo empeorada por El Sueño De Morfeo (25) y Manel Navarro (26).

Y es que ‘Tu Canción’ tuvo que salir segunda, apenas dos posiciones antes de que apareciera Lituania con una puesta en escena similar pero mejor construida -y una canción del mismo corte-, y al de apenas minutos de que arrancara el Festival, lo que en rara ocasión es sinónimo de una buena posición en los votos del final.

Y sí, ellos lo hicieron bien, vocalmente estuvieron espléndidos, dejaron ver la química que tienen, se hicieron arrumacos, se pasearon por el escenario y lucieron una balada bonita, de corte algo Disney, bastante post ‘La La Land’, que quedó cursi, pero dentro de los cánones del propio Eurovisión.

Lamentablemente, no hubo nada más que, veinticuatro canciones después, hiciera al público recordar lo que España había hecho: la iluminación, ténue y prácticamente inmovil en los dos primeros minutos, y el desnudo del escenario en general, dejó a la pareja con todo el peso de la actuación, y no fue suficiente. ‘Tu Canción’ es bonita, sí, pero no es ‘Amar Pelos Dois’. No se sostiene sin atrezzo, no es un clásico inmediato. Y diréis, bueno, tampoco lo era ‘Running Scared’ y mira, ganó en 2011. Ya, pero volvemos a lo mismo: ¿dónde estaba la puesta en escena de España?

La realización, con planos imposibles, ese final de lejos, ese doble zoom en el climax, tampoco fue precisamente otra de las ventajas de los españoles. Así que, sí, con todo el dolor de nuestro corazón, ‘Tu Canción’ no merecía otra posición que no fuera parte del bottom five.

 

El enésimo fracaso de TVE

Todavía está Edurne celebrando que nadie ha conseguido superar su puesto 21 de 2015. Ni Barei, ni Manel Navarro, Ni Almaia. ¿Y qué tienen todos en común? La dejadez del ente público con respecto a las candidaturas: la de Barei fue un tira y afloja de propuestas que nunca llegaron a realizarse y prohibiciones a la artista; la de Manel, un exceso en forma de tabla de surf para una canción que no pedía ni la mitad de lo que llevaba; y Amaia y Alfred se han ido al otro extremo, la de no llevar ni una tela naranja tras la que hacer magia.

Pero oye, el resumen de la Pública ha sido un mero “esto es Eurovisión, así son las cosas” que no indica que vaya a haber la menor autocrítica hacia su planteamiento: seguirán fracasando en el Festival porque poco les importa, sigue funcionando en audiencias y siguen teniendo a quién enviar, a pesar de todo. Ni dimisiones, ni replanteamientos: España seguirá abocada al fracaso que le persigue desde hace 15 años. De ellos, sólo 4 veces hemos sido top10, pero ojo, 9 veces hemos estado entre las 5 canciones peor valoradas. Casi una década de estrepitosos fracasos en quince años. Y eso que hemos librado el ‘Amanecer’ de Edurne, que quedó 21ª, porque en su año competían 27 canciones.

 

El primer fracaso de ‘Operación Triunfo’

La Academia vive por primera vez de sus cuatro preselecciones un varapalo eurovisivo: y es que, si algo nos motivaba a pensar que España podría hacer un buen papel, fue el resultado de los triunfitos a principios de los dosmiles. Salvo Alfred y Amaia, el resto de los elegidos por el programa han hecho un buen papel en Eurovisión.

Rosa López quedó 7ª con ‘Europe’s Living A Celebration’, aunque es cierto que las ansias de victoria de España aquel 2002 dejaron un sabor agridulce entre el público y la propia artista, que lloraba por no haber conseguido ganar. En 2003, Beth se presentaba a regañadientes con ‘Dime’, que a pesar de lo irregular de su actuación, alcanzó una 8ª posición en los votos. El ciclo se cerraba en 2004, cuando Ramón conseguía, actuando el primero en la final, llevar ‘Para Llenarme De Ti’ a la 10ª plaza del marcador.

Es cierto que Soraya (23ª) y Edurne (21ª) también participaron más adelante en el Festival, pero no lo hicieron como concursantes de ‘OT’ que habían sido, sino como artistas más allá del programa de televisión.


1 Comentario

  • Lali Bazán Reply

    13 mayo, 2018 at 10:32 pm

    Estoy harta de tanto alabar la canción de Salvador. A mi me pareció aburrida. Estoy harta de oir a gente que habitualmente tiene la sensibilidad en la entrepierna, decir que la canción era intímista, preciosa, emotiva… ES LA TÍPICA CANCIÓN QUE OYES POR LA RADIO Y CAMBIAS DE DIAL DE LO SOPORÍFERA QUE ES.

    Y estos dos han querido repetir la fórmula, pensando que iban a hacer algo… pero no.

    Supongo que si seguimos las estelas, el año que viene igual sacamos a una tía haciendo el gallo, porque este año fue la gallina.

Comentarios, aquí:

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies