Cómo Hemos Cambiado | ‘More, More, More’, del porno setentero a la cumbre pop de Rachel Stevens






Rachel Stevens llevó un tema disco de los 70 a ser un hit en 2004, pero antes que ella, Bananarama también se intesaron por la canción: ¿sabíais que fue primero interpretada por una actriz porno?

Bienvenidos a ‘Cómo Hemos Cambiado’, la sección de la web que, reivindicando a Presuntos Implicados en su nombre, va a analizar algunos de los covers más populares del mundo del pop, muchos de los cuales seguro que no sabíais que eran versiones. O seguro que sí, porque chico, hoy la Wikipedia lo desvela todo y no deja a uno ni sorprenderse de que Natalie Imbruglia lleve toda la vida viviendo de un cover. En cualquier caso, esperemos que disfrutéis de esta sección, y vamos allá con la canción que hoy nos ocupa, ‘More More More’.

 

El lanzamiento de 2004, ‘More More More’

Rachel Stevens fue una estrella del pop que vivió con tensión en el cuerpo cada momento después de que S Club 7 se separara. ¿Su primer single? Un auténtico éxito, rechazado por Britney Spears como respuesta a ‘Cry Me A River’; ¿su segundo single? un auténtico fiasco; ¿el tercero? un exitazo y su hit clave; ¿el cuarto? *pone un montón de velas a cualquier patrona que se le ocurra a Xabi San Martín*.

Y funcionó, porque ‘More More More’ fue otro hit más en su lista, y como cabía esperar, el último contundente, para desesperación de su sistema nervioso. Rachel Stevens cogió un single disco que había funcionado en los setenta, y tampoco se esforzó demasiado en hacerlo suyo, pero sí en hacerlo un hit: llamó a Jewels & Stone, que habían trabajado en éxitos para Five, Boyzone, Sophie Ellis Bextor o los propios S Club 7, y les confió su versión de la canción.

Así, Rachel puso voz a la versión más acelerada que se conoce de ‘More More More’, y también a la más fresquita de todas ellas, con algún destello de ritmos tropicales en medio de tanto sonido claramente disco. Para el vídeo oficial, la cantante invirtió cuatro duros en una tela verde y le pidió a alguien que hiciera de él la versión pobre del ‘Love At First Sight’ de Kylie, que se había publicado apenas un par de años atrás.

Así, Stevens se paseaba por plataformas inexistentes, se tumba sobre telas inexistentes y bailaba en paisajes inexistentes para colarle la canción al público. Y por aquello de retener la atención del público de FHM, también posaba en bikini haciendo de chica Bond.

 

La versión original, de 1976

Y aquí es cuando viene lo bueno: la versión original de ‘More More More’ la interpretaba una estrella del porno de los setenta, Andrea True. Tal cual, la muchacha invitó a Gregg Diamond a pasarse por su estudio en Jamaica y se convirtió en la Disco-Era Susy Gala lanzando ‘More More More’ y arrasando por las pistas de baile. Porque sí, al principio, su sello pasaba de publicar el tema más allá de los clubs de la época.

Pero finalmente lo hicieron, y el single se convirtió en una smash en Estados Unidos. Y es curioso, porque si os fijáis, ‘More More More’ está compuesto de forma bastante curiosa: arranca con lo que parecen unos coros post-estribillo que en vez de a una estrofa común, parece que den directamente al puente pre-estribillo. Es decir, es una canción que no tiene estrofas per-se, sino que está construida en torno a un instrumental y un estribillo.

La interpretación de Andrea True es mucho más maravillosa que la del resto de versiones del tema: la actriz porno y cantante parece ir sedada o habiendo recibido consejos de canto de Macarena Gómez antes de visitar ‘La Resistencia’. Normal que se grabara en Jamaica, ahora nos cuesta mucho menos atar cabos.

Como dato curioso, ‘More More More’ también fue lanzado como single por Bananarama, que se tomaron la molestia de darle un aire aún más disco y, además, añadirle más letra a la canción para evitar que fuera tan repetitiva. Eso sí, no cayeron en la cuenta de poder alterar su estructura y añadirle alguna estrofa extra. ¿Qué tiene en común con la versión de Rachel Stevens? Pues que si ella hizo un vídeo en plan Kylie pero low-cost, ellas hicieron lo propio con uno de Madonna.

 

¿Quién salió ganando?

Si hablamos de impacto, evidentemente la original, que llegó al #5 en el Reino Unido, pero además se colgó el #4 de un Billboard de Estados Unidos que ninguna otra versión volvería a pisar. Andrea True también llegaría al #1 en Canadá, al #2 en Francia, o al #9 en Alemania, y de hecho, en América, terminaría entre los 20 singles más vendidos del año.

La versión de Bananarama obtuvo #ElCariño en Estados Unidos y #DeTodaEstaGente en el Reino Unido, como venía siendo costumbre del público de la girlband, que las aguantaron durante años, pero hits, lo que es multitud de hits, tampoco les dieron. Así que tuvo que llegar Rachel Stevens para volver a hacer del single un hit, si no contamos con que fue utilizada como jingle de varias cadenas de supermercados antes de su versión.

‘More More More’, al ser relanzada en 2004, alcanzaría su peak histórico en el Reino Unido, colgándose del #3 y convirtiéndose en un hit aquel año, a pesar de que sólo se vendieran 70.000 copias del single. Sí, en total. Pensad que la industria del CD single hacía ya aguas y que iTunes y Spotify aún eran nada y menos. Pero Rachel Stevens la promocionó como una loca, tratando de evitar otro ‘Funky Dory’ (#26) y de mantener a flote su primer álbum, certificado Oro a la postre.

Respecto a premios, Rachel estuvo nominada a categorías del tipo “Artista Mejor Vestida” en los Premios Smash Hits, o a “Artista Más Sexy” en los Celebrity Awards, pero ojo, que no todo fue pitorreo: en 2004 optó a un Premio Brit a Mejor Single, y a un premio de los indie NME.

¿Con qué ‘More More More’ os quedáis vosotros?


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies