Britney Spears pudo haber tenido problemas con su medicación «hasta un punto de riesgo»






Nuevas informaciones hablan ahora de que la cantante ingresó en un centro de salud mental después de haber llegado a tomar cantidades incorrectas de su medicación.

Britney Spears permanece, desde principios del mes de abril, ingresada en una clínica de salud mental, a la que, teóricamente, acudió por su propio pie, pidiendo un ingreso voluntario que la ayudara a superar el grave bache de salud de su padre, que se recupera de algunos problemas en el colon. 

Sin embargo, en los últimos días hemos podido ver, en redes sociales, un movimiento llamado #FreeBritney, que alega que la cantante está siendo retenida en el centro en contra de su voluntad, al parecer, después de publicarse un podcast que así lo narraba. Lo cierto es que, conspiranoias a un lado, el movimiento podría tener algo de verdad como transfondo.

Según publica Radar Online, es cierto que Britney Spears podría querer salir del centro, recibiendo la negativa tanto de familiares como de los propios médicos, que insisten en que lo conveniente es que complete el ciclo de un mes antes de abandonar la clínica. Según parece, la artista querría pasar más tiempo con su padre, pero este le ha pedido que permanezca allí.

Al parecer, el ingreso «voluntario» de la artista también se dio a petición de su padre, después de que este descubriera que Spears había dejado de tomar la medicación que los doctores le tienen recetada hace años. Según parece, el padre de la cantante se aseguraba, diariamente, de que ella cumpliera con lo recetado, pero su enfermedad había provocado que no pudiera realizar las llamadas a Britney, y esta habría descuidado su medicación.

Hasta un punto «preocupante», según afirma el mismo medio, que cuenta que el equipo de Spears vio como tomaba las medicinas en exceso en ocasiones, y en defecto en muchas otras, hasta el punto de poner en riesgo su salud. Ahora, los medicos de la clínica de Los Angeles preparan una nueva combinación de fármacos que ayuden a Britney a poder salir y hacer una vida normal.

De ser todo esto cierto, vuelve a rondarnos por la cabeza la pregunta de siempre: ¿no sería más feliz Britney Spears retirada del ojo público, dedicándose tranquilamente a los suyos sin tener que aparecer frente a los focos, girar, o promocionar nada? Desde luego, sus ingresos hasta hoy, y los que tendrá en años venideros sin necesidad de moverse de casa le aseguran una vida plenamente tranquila a nivel económico. ¿Sigue Britney realmente a gusto en su trabajo o debería, mal que nos pese, dejarlo de una vez aparcado? ¿Cuántos años llevamos viéndola actuar de forma, digamos, irregular?


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies