‘Bounce’, aquel otro hit de Sarah Connor que no era una balada






Sarah Connor triunfó por Europa con ‘From Sarah With Love’, de la que hizo incluso una versión en español, pero también consiguió un hit moderado con ‘Bounce’, que llegó incluso a Billboard.

Bienvenidos a ‘Qué Tiempo Tan Feliz!’, la sección con la que echamos la vista atrás a canciones que, por un motivo u otro, han marcado la historia del pop y creemos que son merecedoras de volver al recuerdo general. Coged vuestros minidisc, cassettes, vinilos o CDs, porque viajamos atrás en el tiempo para revisionar alguna joya.

Rebobinemos pues hoy hasta 2003, cuando Sarah Connor volvía a dar un pequeño salto fuera de Alemania para sonar por Europa -e incluso US- con ‘Bounce’.

 

Para cuando se lanzaba ‘Bounce’, en el año 2003, Sarah Connor ya era toda una estrella en el mercado alemán. La artista había conseguido cuatro singles top5 en el país, además del #1 ‘From Sarah With Love’, que también fue un éxito en Europa, incluyendo España, donde rotó en radios lo suyo y más. Lo hizo, además, en su versión original en inglés, a pesar de que la artista lo intentara con el español con ‘De Sarah Tu Amor’. 

De cara a su segundo álbum, la artista quiso que su salto internacional fuera también transoceánico: de modo que, después de otro par de top5s y un top20, publicó ‘Bounce’ como cuarto corte promocional de ‘Unbelievable’, que ya era Platino en su país natal. La canción sampleaba el ‘Family Affair’ de Mary J. Blige con contundencia, y las radios americanas no tardaron en hacerla sonar en el país. De forma moderada, tampoco os vayáis a creer que esto fue el ‘Old Town Road’ teutón.

‘Bounce’ era una canción muy representativa del pop de principios de milenio: muy ruidosa, con el beat marcadísimo, la estructura más clara que nada y un featuring, el de Wyclef Jean, que ni siquiera aparece acreditado en el álbum. Será porque su primer single también lo incluía a él y no quería que parecieran Nelly Furtado y Juanes.

La temática, la del drama rupturista después de pillar a tu pareja con otra muchacha, se asemeja mucho al de ‘It’s Not Right, But It’s Ok’ de Whitney, sólo que en clave más Jessica Simpson, que era un poco el papel de Connor por aquel entonces.

Sarah Connor era un poco una mezcla entre Jo O’Meara, de S Club 7, y Blas Cantó travestido de Anastacia para ‘Tu Cara Me Suena’. Esta perspectiva hace que todos sus esfuerzos por resultar sexy en el vídeo oficial de ‘Bounce’ se vayan un poco al garete, de modo que poned otra vez la mente en que era la Jessica Simpson alemana.

El vídeo de ‘Bounce’ era la historia de una venganza en clave automovilística. Sarah Connor es la gerente de un taller, por lo que se pasa medio clip aceitosa y con manchas de todo tipo y su novio sufre las consecuencias de que ella le manipule el coche. Esto podría ser la narrativa de cualquier escena de los de Cumlouder, pero era el vídeo oficial para la canción.

Entre toma y toma de «arreglos» al coche, Sarah se marcaba una coreografía trabajadísima que jamás tendría intención de recrear en directo, y miraba a cámara con gestos que después sembrarían el camino de futuros vídeos de venganza, como el ‘Before He Cheats’ de Carrie Underwood.

El novio -o ya ex- de Sarah Connor se queda con el volante en la mano, se cae en la carretera porque su puerta vence o hace el ridículo frente a unas muchacha cuando intenta presumir de coche. Ya os decimos que la ITV alemana no la pasa.

 

Empecemos con los premios, que ya imaginaréis que Sarah Connor no ganó precisamente Grammys con este lanzamiento. Eso sí, la muchacha se lució ganando Otto de Oro de la Revista Bravo en 2004 como Mejor Artista Femenina. Sí, en 2004 en Alemania la revista seguía otorgando los Premios. También estuvo nominada al Echo a Mejor Artista Femenina Pop/Rock y se llevó el World Music Award 2004 como la artista alemana más vendedora del año.

‘Bounce’ funcionó bien en su país, llegando al #12 -recordemos que era ya el cuarto lanzamiento del disco-, pero también tuvo su impacto internacional: Sarah Connor alcanzó el #14 en Australia -terminaría siendo Disco de Oro-, UK o Austria, el #16 en Bélgica o el #20 en Austria.

El mayor logro del tema, sin embargo, fue conseguir que Sarah se colara en Billboard, siendo su primera y última vez  en las listas americanas. Como hemos dicho antes, la canción sampleaba un clásico de Mary J. Blige y su rotación en radios la llevó a entrar en el Hot100. Finalmente, en lanzamiento del single en formato físico le dio el último impulso a ‘Bounce’, que se colgó de un bastante digno #54 en las listas americanas.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies