¿Cómo es que el boom latino no ha beneficiado a ningún «gran artista» a nivel internacional?






El fenómeno latino de los últimos años ha lanzado a estrellas internacionales al español, pero no ha conseguido que los hispanohablantes conquistaran a los ingleses. ¿Cómo ha ocurrido?

Lejos quedan los años, en aquellos primeros dosmiles, en los que el desembarco latino era un territorio post Gloria Estefan: los nombres del momento aprovechaban la fiebre de la cadera y la maraca para preparar un imperio de salsa y rumbas, pero en inglés, y artistas como Shakira o Ricky Martin se hacían, por unos años, con el control de las listas internacionales.

Desde 2016, y más especialmente durante el pasado año, el mundo ha vuelto a vivir una revolución latina, y algunos hits en español se han hecho con la parte alta de Billboard, la lista británica o las primeras posiciones en singles de gran parte de Europa y Australia. Lo latino volvía a estar de moda, y sin embargo, ocurría un fenómeno curioso: los grandes artistas internacionales del mercado latino fallaban en conseguir un hit enmarcable, o directamente, ni lo intentaban. Aún teniéndolo a huevo.

 

Los ejemplos más evidentes

El triángulo formado por Shakira, Enrique Iglesias y Ricky Martin sería el más evidente de los casos. Los tres han conseguido inmensos hits en los mercados latinos en los últimos años, pudiendo poner como ejemplo ‘Chantaje’, ‘Bailando’ o ‘La Mordidita’, aunque han tenido más balas en la recámara. Sin embargo, los tres vivieron hace años épocas doradas en el mercado internacional que no han sabido aprovechar en esta ocasión, o directamente, como decíamos antes, ni lo han intentado.

El caso de Ricky Martin no es de estos últimos, porque él si ha tratado de encajar entre los angloparlantes: lanzó ‘Adiós’ en inglés, ‘Venta Pa’Ca’ en bilingüe e incluso el tremendamente fallido ‘Mr. Put It Down’ junto a Pitbull. Pero en la era de Luis Fonsi, Ricky no ha conseguido brillar en listas: el cantante no pisa la lista de UK desde 2005, cuando fue #11 con ‘I Don’t Care’, y Billboard se le ha resistido, siendo su último single en lista el #94 de ‘Adrenalina’. Su último top20, ojo, data de 2001: el #13 ‘Nobody Wants To Be Lonely’.

Shakira ha corrido mejor suerte en español, pero tampoco es que haya brillado en exceso: al menos sus tres últimos singles han pasado por el Hot100 de Estados Unidos, con un peak del #51 para ‘Chantaje’, aunque la diva no pisa el top100 de UK desde 2014, cuando fue #25 con la balada ‘Empire’. Eso sí, su dúo con Maluma le dio al menos top20s en los mercados europeos.

Enrique tuvo la suerte de pasar -fugazmente- por el top10 británico con ‘Súbeme La Radio’, gracias a una versión bilingüe junto con Matt Terry y Sean Paul, pero para los hits latinos que se ha marcado, poco impacto ha tenido en tierras inglesas: ese single no pasó del #81 en Estados Unidos y sólo ‘Bailando’ le dio un hit de peaks remarcables hace casi un lustro. Eso sí, del trío seleccionado, es el que más certificados acumula, habiendo brillando en Europa con más fuerza.

 

Pitbull, el desinfle del último fenómeno latino

Si alguien podía haber aprovechado el momentum de gente como J Balvin, ese era Pitbull, que ya había conquistado al público guiri con un buen puñado de singles. Y sin embargo, en plena explosión latina, la debacle del artista ha sido notable: Pitbull no pisa el top40 americano desde hace ya 4 años, cuando fue #40 con ‘Fun’, junto a Chris Brown. Sus últimos 8 singles no han dejado la mínima huella entre los americanos. En UK, su panorama es más desolador: de sus últimos 15 lanzamientos, apenas ‘Time Of Our Lives’, junto a Ne-Yo consiguió abrirse paso en el top50.

Para vivir el último hit contundente de Pitbull hay que retroceder media década, hasta el ‘Timber’ que lanzó con Kesha, mucho antes de que lo latino se pusiera de moda: de hecho, el tema es adalid del movimiento country-dance de aquellos años.

 

Las intentonas fallidas de antaño

Otro de los sellos de la última era latina es que no hemos visto a artistas hispanohablantes tirar hacia el inglés, sino al contrario. Nada de Thalias disfrazadas de J.Lo, ni de Paulinas Rubio tratando de hacerse las reinas del dance-pop. Los 2010s han dejado para el recuerdo a Beyoncé yendo de «reina de los nenes», la reconversión al urban de Becky G tras unos cuantos años de pop, a la J.Lo que colabora con Wisin o Gente de Zona, o a la Demi Lovato que echa la culpa a Luis Fonsi. Incluso Kylie ha grabado en La Habana, bien aprovechada también por el remix hispano de Camila Cabello.

El imperio latino ha sido más exportador que importador. Pero como decimos, los grandes nombres de la música latina de antaño no han sabido aprovechar el momento: han tenido hits, sí, pero muy a la sombra de las nuevas generaciones y sin un ejemplo claro de bombazo internacional.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies