Billboard continúa en su empeño por convertir la lista de álbumes en otra lista de singles

Billboard anuncia que Youtube empezará a tener peso en las listas de álbumes, con lo que los singles de turno vuelven a condicionar las ventas de un disco. La lista americana de álbumes es ya un chiste.

Desde esta web hemos criticado, en un montón de ocasiones, que la lista de álbumes española siga obviando los streams y computándolos aparte de las ventas puras, cada vez en mayor declive, hasta darnos #1 por debajo de 1k en algunos puntos del año. Y sí, seguimos pidiendo una unificación, pero tampoco al estilo americano, porque Billboard parece empeñada en dejar los álbumes sin ningún peso real, totalmente a expensas del funcionamiento de sus singles en listas.

¿Y todo por qué? Pues porque Billboard ha anunciado que a partir del 3 de enero computará los plays de Youtube -y los vídeos de Tidal, Apple Music o Spotify- de cara a la lista de álbumes. Y claro, eso inflará más las cifras, pero seguirá haciendo que la lista de discos resulte totalmente irreal. Las normas americanas hasta la fecha, sin el cómputo de vídeos, ya son un churro importante: cada 10 compras de canciones de un álbum computan como un disco vendido, y cada 1,500 escuchas de los temas de un disco como un disco vendido. Así sin más. Es decir, que un one-hit-wonder vende su disco sin venderlo, porque el single con el que se ha hecho popular infla las ventas del disco entero. Ahí tenemos las 10 semanas en lista del EP de Tones & I -nadie se come que alguien esté escuchando algo que no sea ‘Dance Monkey’- o el top50 de Brenda Lee con su álbum navideño, porque su único villancico popular es top10 en singles.

Es más, el #1 de la pasada semana, Roddy Rich, vendio 2,5k. Pero se infló a streams hasta superar las 100k unidades porque dos canciones del disco están funcionando de muerte. Dos. De dieciséis. Es más, sólo cuatro han entrado al Hot100, no es una de esas bombas que cuelan el trabajo entero en listas. Y The Who se han quedado sin #1, a pesar de vender 90k. Algo falla.

A esto, a partir del 3 de enero, habrá que sumarle el muy poco fiable cómputo de views de Youtube, que infla con muchísimo descaro las reproducciones, que son tan fáciles de comprar como un paquete de chicles en vuestro supermercado amigo. Y claro, vuelven a beneficiar a los one-hit-wonders. Imaginad lo que va a subir el disco de Tones & I cuando se sumen las escuchas de ‘Dance Monkey‘ en Youtube. Más de 400 millones lleva entre las decenas de canales oficiales a los que han subido lyric videos, clips oficiales, performances, etc. ¿Alguien, insisto, sabe de la existencia de ese EP en realidad?

Es complicado decidir qué computar o no en las listas de álbumes, pero desde luego, lo de Billboard empieza a rayar la improvisación. En UK, por ejemplo, la lista de álbumes computa el streaming de un disco haciendo una media de escuchas de los tracks del álbum dejando fuera los dos singles más potentes. ¿Es del todo justo? Pues tampoco, pero es cierto que termina transmitiendo una sensación más real de lo que es el consumo del disco. De otro modo, hoy día Jennifer Paige, Gotye y Las Ketchup estarían rondando el Diamante con sus trabajos.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies