‘Bestia’ de Ricky Merino VS ‘La Bestia’ de Roser: la batalla definitiva por la rosa pocha que perdía pétalos

Ricky Merino lanza un reggaetón-pop sutil, ‘Bestia’, y así, sin ningún tipo de motivo especial, lo comparamos a ‘La Bestia’ de Roser, el primer single de su era indie.

Ricky Merino tiene un nuevo single, el cuarto tras ‘OT’ después de ‘Miénteme’, ‘A Mi Manera’ y ‘Perfecto’. El mallorquín ha querido poner un poco más de carne en el asador -pardon the pun- y se ha marcado un reggaetón de los de mover el culo pero mantener el traje intacto. Un perreo permisible en un bautizo. Un twerking más cerca de la cola para descambiar algo en Cortefiel que de un parking.

Y al lanzamiento se le ha sumado Danny Romero, imán de streams (6 de sus 10 temas más populares en Spotify superan los 20 millones) e ídolo de target juvenil en plataformas. Ha colaborado con Maluma, Becky G, Juan Magán… vamos, que la colaboración no está elegida así, a la balalá. Es una vela encendida a San Streaming después de los paupérrimos resultados de ‘Perfecto’, que ya vimos venir en su día.

Y claro, titulándose el single ‘Bestia’, conteniendo un feature, habiendo trabajo en él imaginario Salva Musté, saliendo él de un talent show… nos ha venido a la cabeza ‘La Bestia’ de Roser, con la que de forma aleatoria y sin ninguna justificación especial vamos a comparar el tema. No vais a empezar a tomarnos en serio ahora, imaginamos.

 

El factor bop

Kudos a Ricky Merino por salir del tiesto del medio tiempo que, seamos francos, no iba a ningún lugar. Que tampoco es que ‘La Bestia’ tenga un destino claro, que su estructura arranca pareciendo el Acueducto de Segovia y termina siendo un puente de Calatrava. De modo que el marcador se posiciona más a favor de ‘La Bestia’ de Roser, que era una mamarrachada empoderadora que la definía muy bien. Cuando fue lanzado, el tema sonaba bastante demodé, pero en 2020, la falta de contexto de época la ayuda a salir libre de pecado.

Quién sabe, lo mismo en 2034, Melani lanza ‘Bestias’ y cuando la comparemos, le ocurre lo propio a Ricky. Aunque él no suena demodé, simplemente ha firmado un tema reggaetópn-pop donde el único hook es una posible copia en DVD de la película de Robin Williams en el set de rodaje.

 

El fuego que va acechándote

A los dos popstars el concepto bestial les hizo entrar el calor. Roser servía su propio ‘Survivor’ en el vídeo oficial para el tema, a medio camino entre la Beyoncé tribal y la chica más Super López que Bond, y Ricky Merino se luce sin camiseta ante un montón de cámaras , cual concursante de intercambio de ‘Gran Hermano’ o perfil de Onlyfans de acceso gratuito. Shot on iPhone.

En el tema de lo SECSI, gana Ricky por goleada; Roser estaba más pendiente de tirarle papeles a la cara a Xavier Sarda, por mucho rollo ‘Catwoman’ buscando a Jacques que luzca en la segunda mitad. Él va más a lo que va: a liberar la bestia. Quite rude.

 

El artista invitado

A ver, él tiene a Danny Romero, que es un hit, y ella a un señor haciendo reggae-rap en la segunda mitad que no aparecía ni acreditado. Sobra decir que gana ella. Es decir, imaginad si en ‘Bestia’ de Ricky Merino hubiera aparecido de pronto Piruchi, de Las Hijas Del Sol, cantando un afro-beat sin ton ni son. Pues hubiera ganado él, porque menudo locurote. Pero es que lo de ella era una cosa loquísima. No podemos sino aplaudir su elección. Aunque probablemente lo de llamar a Romero salga más rentable, disculpándonos de antemano con ese señor que rapea en lo de Roser, que seguramente sea una gran persona de gran corazón. Y seguro que recicla y lleva las pilas a su contenedor.

 

 

¿Cuánto de bestial tenía el asunto?

Gana Roser de nuevo. A ver, es que donde Ricky Merino quiere alimentar a la bestia «viendo como se mueve» y «perdiendo el control», ella va más a saco diciendo que ‘La Bestia’ «ataca con la rabia de sus emociones». El mindfulness se lo pasa por la rajeta de todo su ‘Foc’. Y es que Merino va «sin pensar en consecuencias», pero el perreito de todo esto está muy comedido. Ella es una serie de Starz, trashy pero loquísima, y él una de Bambú, multitarget, y con Blanca Suárez provocando huracanes en la Costa Oeste cada vez que el aire ocupa el 88% de cada una de sus frases. Roser gana en aquello de la garra, aunque para diferentes situaciones.

Si está uno en plan #nowplaying Robin_Thicke_Sex_Therapy lo mismo elige antes a Merino, claro está. De lo contrario, en vez de con un profiláctico y sudado, puede uno acabar con unas mallas flúor haciendo una coreografía noventera a ritmo de Roser. Es cuestión de situación.

 

Conclusión

Os hemos hecho un playlists de Bestias sin pies ni cabeza. Stream aquí:


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies