Belén Aguilera vuelve a su faceta de asistenta técnica de Orange en su nuevo single, ‘Cristal’

Belén Aguilera rompe su racha de uptempos y urbanos con ‘Cristal’, que nos devuelve al espíritu de su debut y a su perfil de asistenta tecnica de Orange, dispuesta a hacer su trabajo como ninguna otra.

Menuda racha llevaba Belén Aguilera de uptempos. Si al resto la pandemia no había aplatanado, a ella le había dado batería de sobra, especialmente durante toda la era ‘La Tirita’ junto con Lola Indigo. Después, seguía bastante urbana aunque más relajada en ‘Fuck Off’ -rude-, su último lanzamiento junto a Walls. Pero Belén ha seguido relajándose y le ha llegado el turno a ‘Cristal’, la balada más marca de la casa que nos devuelva, al menos por un rato, al espíritu de su debut, ‘… Como Ves No Sólo Me Dejé La Cebolla Sin Comprar Sino Que Tampoco Tenían Suavizante De Aloe Y Tuve Que Volverme Con Un Mimosín De Melocotón Que No Veas El Asco De Olor Empalagoso’. 

Y con ese regreso a la balada, ha vuelto también su perfil de asistenta técnica de Orange. Ahora pelirroja, pero igualmente asistencial. Y diréis, de qué coño habla ahora este señor. Pues bien, Belén Aguilera ejerce ese papel en ‘Cristal’ porque su intención no es otra que tocaros la fibra. Tocaros la fibra de tal forma que os la va a dejar de 600 gigas simétricos. Vais a tener la fibra tan manoseada que podríais incluirla en el catálogo de María De Mora. Vuestra fibra va a ser la Aitor Trigos de las telecomunicaciones. Y todo a casa de Belén Aguilera, que no esperéis que acuda a vuestra cita con un mono azul, que eso sería una ordinariez.

Ella acudirá con su aspecto hipster, de mujer que el domingo por la tarde encuentra consuelo visitando casa abandonadas y mirando hacia el techo derruido para disfrutar del paseo de las golondrinas. La misma mujer que lleva la cabeza fuera de la ventanilla del coche esperando a que una señal de Stop acabe con todo este sufrimiento del último par de años. La misma que se mete a la bañera con la intención de montar melodrama, pero en cuanto termine ‘Cristal’ se va a poner ‘Hush Hush; Hush Hush’ de las Pussycat Dollbs para seguir con el microteatro en otra clave.

Ya podéis disfrutar de los vocals, la intensidad, y el final susurrado de forma tan sutil que sólo algunas especies de delfín y Verónica Forqué podrían escucharlo por completo. Así es ‘Cristal’.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html