Barei explica en Instagram que, efectivamente, nadie ha censurado su último vídeo






Barei aprovecha Instagram para aclarar que Youtube no ha censurado en ningún momento el vídeo de su último single, ‘Bitter Cold’, sino que la plataforma le impide publicitarlo con el anuncio que ella le creó.

Como contamos hace unas semanas, Barei estaba viviendo una situación de «censura» con el último vídeo lanzado desde ‘You Number One’, el de la balada ‘Bitter Cold’. En realidad, el vídeo de la canción no ha sido censurado en Youtube, ni su acceso está protegido para menores de 18 años como ya le ocurriera a Ricky Merino con ‘Miénteme’, restándole un puñado de visitas a su global y dejándole sin la principal baza publicitaria del tema.

El caso de Barei siempre fue distinto: la artista ha aprovechado su Instagram para aclarar que, efectivamente, no se trata de una censura de Youtube -las 83m visitas del clip son las que son, sin haber perdido algunas por temas de login-, sino del anuncio con el que la cantante lo promocionaba en distintas redes, como Facebook, Instagram o el propio Youtube. Barei se queja de que sin esa oportunidad de promoción para la canción, una de las pocas, dice, al alcance de artistas independientes, el alcance final de ‘Bitter Cold’ ha sido menor del esperado.

Y es cierto que la campaña de Barei no ha sido aprobada por las plataformas, principalmente porque incluía su desnudo embarazada en la bañera. ¿Debería este ser un motivo para bloquear una publicación? Claramente no, pero estos servicios suelen regirse por algoritmos que simplemente detectan que hay mucha piel a la vista a la hora de considerarlos o no un desnudo, por lo que la posición de Barei podría haber llevado a engaño.

Nos planteamos, de la misma forma, si haciendo una selección de imágenes diferente -hay momentos de ‘Bitter Cold’ sin desnudo- la artista no hubiera podido seguir adelante con la promoción: al fin y al cabo, no es el vídeo lo que Youtube encuentra inapropiado, sino más bien el anuncio en sí. Barei, de hecho, cuenta que el remix tampoco admite promo por la carátula, con lo que queda claro que son las escenas de la bañera la que provocan el bloqueo.

¿Hubiera sido más idóneo como marketing cambiar el anuncio y tratar de posicionarlo (de ser posible) o aprovechar la «censura» para hacer de ella el anuncio en sí del tema? Parece que, al final, lo segundo ha salido más rentable. Llevamos dos meses dándole vueltas a un anuncio en redes.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies