Ay, Marilia Monzón… ¿quién te convenció para semejante ‘Algarabía’?

Marilia Monzón estrena su vídeo y single de presentación, ‘Algarabía’, que… en fin. A la pobre le han colado un Thalía Garrido de manual dejándola absolutamente fuera de su zona de confort. Y mira que era fácil.

El perfil de Marilia Monzón era a ‘OT 18’ lo que el de Ana Guerra en ‘OT 17’: es-ta-ba cla-rí-si-mo. Por Dios, que fue una muchacha que se presentó cantando ‘Piel Canela’. Que era una Natalia Lafourcade española de manual. Que no había demasiada complicación con la historia. Pues bien, su primer single es tan vergonzante como cupiera esperar que fuera y tan poco representativo como -y resoplamos con desesperación- Universal empieza a tenernos acostumbrados a ver.

Estaba tan a huevo presentar a Marilia con una canción bonita, melódica, de toques insular, sonidos orgánicos, más clásica… que claro, hubo que llamar a Diana Navarro para co-escribir un uptempo (¡A Diana Navarro para un uptempo! Es que decidnos si es o no una locura) y a Lupion para que le diera a todo una producción tropical-pop que dejara a Monzón a medio camino entre un recopilatorio de éxitos de ‘La Voz Kids’, ‘Eurojunior’ y el ‘Caribe Mix’ de turno en el disco chill.

Es que no hay por dónde pillar ‘Algarabía’. Pero claro, la canción llega con el vídeo, que se supone debe servirle de ayuda. Y tampoco. Porque además de a Marilia pasándoselo en grande entre amigos en la prototípica fiesta de cualquier vídeo español que pretenda triunfar en verano (hemos perdido la cuenta), nos muestra a Marilia tratando de resultar sexy frente a la cámara.

Vamos a abrir, por favor, este melón: Marilia Monzón puede ser la persona más sexy en la intimidad, no vamos a ponerlo en duda, pero delante de las cámaras no lo es. Ni aunque se le ponga un body con flecos. Ni con un body dorado haciendo de Rihanna. Ni metida en un manglar fingiendo que las algas no le han atrapado un pie mientras se baña. De verdad, hay mil formas de mostrar a Marilia en cámara: es una muchacha tierna, con un perfil simpático, es mona, tiene encanto hippie… pero dejemos de intentar que resulte sexy, porque sus miradas a cámara son… en fin, peores aún que la producción de ‘Algarabía’.

Es todo una verdadera pena, de verdad, porque quedar bien con el debut de la muchacha estaba más a huevo que nada. No era complicado. Igual que ocurrió con el tema de Famous, estamos delante de algo que, muy previsiblemente, será un flop, y encima será un flop que no representa en lo más mínimo a la artista que lo canta. Qué complicado se le pone a esta generación de triunfitos.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html