Al menos una veintena de muertos tras el concierto de Ariana Grande en Manchester






El concierto de Ariana Grande en Manchester termina con el peor final posible: la muerte de, al menos, una veintena de personas del público y decenas de heridos.

Por una vez tenemos que ponernos serios y hablar del espantoso suceso que anoche nos mantenía en vela durante horas. En la ciudad británica de Manchester, una veintena de personas perdían la vida tras el último show de Ariana Grande, que tenía lugar en el MEN Arena de la ciudad. Justo después de su finalización, un par de explosiones se dejaban escuchar en el recinto y se generaba una ola de pánico entre los presentes, en un lugar con una capacidad de 21.000 personas.

Al principio de la noche, en las redes sociales se barajaba la posibilidad de que alguno de los aparatos de sonido hubiera sufrido un problema y hubiera estallado tras el concierto, o incluso de que alguno de los globos gigantes repletos de gas del espectáculo hubiera podido estallar, provocando el pánico y la estampida en la audiencia.

Poco después, llegaba a las redes el siguiente vídeo, grabado a cierta distancia del recinto, que dejaba claro que era prácticamente imposible que un globo de gas o un amplificador provocaran semejante estruendo a unos kilómetros. El pánico se apoderaba de las redes, que a esas alturas ya hablaba de «varios disparos» y «la explosión de un par de bombas».

Han tenido que pasar unas cuantas horas para que, con las aguas relativamente más calmadas comience a filtrarse información fidedigna: la policía de Manchester, que dio cuenta de varios muertos y heridos tras el concierto minutos después de conocerse la explosión, apunta a estas horas a un ataque suicida dentro del recinto. Según los presentes, el caos llegó a magnificarse porque el equipo de seguridad del MEN Arena no reaccionó a tiempo u ofreció una salida controlada, con lo que durante la segunda explosión, el público enloqueció y salió huyendo como buenamente pudo, llegando a provocar aún más heridos en el camino. Recordemos, para colmo de males, que el show estaba repleto de adolescentes y niños con sus familiares.

Horas después de lo ocurrido, desactivaban un paquete en los jardines de la catedral de la ciudad que resultaba ser una falsa alarma. En caso de que tengáis una duda sobre algún amigo que pudiera encontrarse en el recinto o en la ciudad, el número de teléfono de emergencia habilitado por el consulado para los españoles es +44 07712 764 151.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies