Agoney snapped: lanza la interesante -aunque algo indescifrable- ‘Black’






Agoney se distancia del sonido de su primer single en un bastante más eficaz y definido ‘Black’, que tiene sus peros porque de qué íbamos sino a vivir aquí.

Llevábamos días viendo a esta o aquella persona hablando de lo bien que le sentaba la reinvención a Agoney, lo contentos que estaban con el resultado de su nuevo vídeo, y la verdad, teníamos el hype más por las nubes que durante aquellos 12 años que Raoul Vázquez se tiró hablando de la preparación de su primer vídeo.

Y bien, ya está aquí, tal y como indicaban los números romanos de su teaser, el nuevo single del canario, ‘Black’, acompañado de su vídeo oficial. Y sí, a Agoney le sienta bien la reinvención, un año después de ‘Quizás’. Y eso que aquel era un single simpaticón, llevadero, pero que la verdad era un poco material de playlist de hilo musical de supermercado. Inofensiva en exceso. ‘Black’ no lo es, en lo bueno y en lo malo.

Arranquemos con lo bueno: el sonido de Agoney se entiende mejor, virando hacia el Lana Del Rey gone pop (el beat recuerda bastante a ‘Born To Die’, las cosas como son), hacia el pop clásico gone Armenia en Eurovisión. ¿Parece que estemos diciendo lo malo, no? En serio que esto nos parece positivo. Su imagen también mejora, porque ya vimos lo que ocurrió con la Meghan Trainor de ‘No Excuses’ como para repetir el patrón. Total, que ‘Black’ es un buen single que hubiera sido un mejor debut aún. 


Podéis escuchar ‘Black’ y otro puñado de hits en nuestro A-List de Spotify:


Ahora bien, no hay un Dios que entienda a Agoney de primeras. La letra de la canción es un misterio digno de Iker Jiménez. La letra está compuesta por la Isabel Gemio de ‘Homo Zapping’ en un writing camp junto a Roi Méndez, estando ambos con cuatro Werther’s Original metidos en la boca. Ni idea de lo que Agoney está diciendo en el 78,2% de la canción. Fijaos que en el teaser entendimos «puta y moralista», cuando dice -o eso creemos- «culta y moralista». 

Por otra parte, si queréis ver lo que ocurre en el clip, haceos con un par de linternas y subid el brillo de la pantalla al máximo, porque su empeño en oscurecerlo lo ha convertido en una película de Lydia Bosch en la que presenciamos el entierro de Agoney. Bueno, lo presencia él con la cara llena de barro, porque o bien le está cayendo lluvia ácida, o ¿qué demonios lleva ese cura en la mano?

La oscuridad se cierne sobre él más la luz buscará -esto es una referencia a un anuncio que no vais a entender ni el 80,34% de los lectores-: lo importante de ‘Black’ es que es un paso adelante para el cantante. Y un buen paso adelante, como aquel de Miguel Ángel Muñoz y Beatriz Luengo antes de que Elisabeth Jordán ejerciera de gafe por segunda vez.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies