Adele ha vuelto a dañarse las cuerdas vocales: explicamos por qué no nos da pena alguna

Adele ha vuelto a estropearse sus cuerdas vocales, y puede que no vuelva a salir de gira. ¿No estamos otra vez viviendo la misma chorrada de hace años?

Adele ha cancelado sus dos shows en el Estadio del Wembley, los más grandes de su gira y los que con más ganas esperaba, según el comunicado que ha colgado en sus redes sociales: «¿Quién demonios cancela shows en Wembley?» llega a preguntarse la cantante. Pues bien, los cancela ella, porque ha vuelto a dañarse las cuerdas vocales, y en sus últimos espectáculos, ha tirado de chute para poder llegar a dar las notas que tocaban.

Y sí, habrá quien se lamente, y diga que pobre Adele, que qué mala suerte tiene y que vaya pena para los fans. Pues mira, desde aquí vamos a deciros una cosa: pena, la mujer del pene. El caso de Adele viene de largo, y la culpa de la cancelación, e incluso de sus problemas vocales, es suya y de su equipo. Pero especialmente, es suya.

La gira de Adele con ’25’ ha sido de 121 shows. 121. No cuatro, no docena, no cincuenta shows. 121. Para hacernos una idea, la última gira de Madonna ha sido de 82 -tirando de playback-, la de Beyoncé de 49, la de Lady Gaga se prevé de 60. Adele ha hecho el doble de conciertos.

Una señora que hace años ya tuvo que ser operada porque después de la matada de ’21’ se quedó sin voz. Una señora que sabe que tiene un problema en las cuerdas vocales y que, si las expone con demasiada fuerza, vuelve a pasarle lo mismo. Y es esa misma señora, esa misma señora que hace un lustro amenazó a sus seguidores con no volver a salir de gira, la que el pasado año hizo 121 conciertos en directo. En estadios o arenas grandes. Y se basa, según su comunicado, en que «le gusta estar rodeada de sus seguidores».

Bueno, Adele, pues si te quedas muda, o llegas a los 35 incapaz de dar las notas agudas de la mitad de tu repertorio (hola, Mariah), la culpa será exclusivamente tuya, y los fans se quedarán bastante lejos de poder verte. Es decir, ¿en la cabeza de quién cabe que alguien que ha tenido que ser operada de las cuerdas se marque una gira de auténtica tarada? Una gira en la que, por cierto, no hace sino cantar, porque no tiene canciones que puedan darle un respiro vocal, como sí ocurre con otras artistas, como las que hemos citado antes.

Por tanto, vamos a decirlo alto y claro: la gira que Adele se marcó con ’25’ fue, además de una locura, una estupidez. Una rotunda estupidez sólo justificada con la búsqueda del dinero. Ni fans, ni leches en vinagre. Había que hacer caja aprovechando el altísimo momento de la cantante a nivel comercial y nadie ha sabido poner freno. Ni siquiera ella misma, estando, hoy día, en una posición de poder.

Por tanto, si tienes que operarte, o incluso si te quedas muda, pena, para nosotros, seguirá siendo la mujer del pene.

Una publicación compartida de Adele (@adele) el


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies