5 bombas de pop para celebrar a Marie Fredriksson, en paz descanse

17 años después de diagnosticársele un tumor cerebral, Marie Fredriksson nos ha abandonado a los 61 años, dejando tras de si una historia de valentía, fuerza, orgullo y hits… muchísimos hits.

Marie Fredriksson ha fallecido a los 61 años a causa de un tumor cerebral que la perseguía desde 2002. Roxette pierde a su voz principal, aunque la banda ya había tenido que prescindir de su presencia en los últimos años, cuando Marie apenas era capaz de permanecer en pie o llevar adelante un concierto. A pesar de ello, la cantante ha demostrado ser una auténtica luchado, continuando con las giras del grupo incluso cuando su estado de salud era del todo delicado. Sentada, con problemas de memoria… pero con el aplauso de unos seguidores que valoraban con toda su alma que Fredrikson siguiera dándolo todo a ritmo de la discografía del grupo.

Y hoy, aprovechamos este pequeño espacio para rendir homenaje a Marie con cinco bombas pop que Roxette nos dejaron en más de 30 años de carrera. No son necesariamente sus temas más populares, ni todos los típicos, pero son cinco buenas representantes de que los suecos supieron hacer pop. Porque sí, puede que Per Gessle continúe girando con el nombre del grupo, pero hoy también tenemos la sensación de haberlo perdido.

En 1995, Roxette publicaba ‘Don’t Bore Us, Get To The Chorus!’, un auténtico lema que sigue resultado del todo útil para dar forma a una canción pop en toda regla. La pareja estuvo lejos de aburrirnos en muchas ocasiones, prácticamente durante toda su discografía -vale, las baladas en español, ya tal- de modo que intentaremos repasar cada era con un pequeño ejemplo de su maestría. Vamos allá:

 

‘The Center Of The Heart’, 2001

En 2001, el lead single de su ‘Room Service’ se descubrió como una joyita pop acelerada en su estribillo, con voces distorsionadas, que originalmente había sido pensado como parte de su anterior álbum, ‘Have A Nice Day’. Roxette grabó la primera toma de la canción en Marbella, y ‘The Center Of The Heart’, cuenta con un buen puñado de hooks -las cuerdas, los ‘na-na-na’, el acelerón central, la pausa dramática…-. «El centro del corazón es un suburbio del cerebro», decían. El vídeo oficial, dirigido por Jonas Akerlund, es el más caro de toda su historia.

 

‘Stars’, 1999

Que esto sólo fuera #56 debería haber sido un escándalo nacional para los británicos. Menos mal que al norte de Europa, ‘Stars’ fue un inmenso hit, y en España, aunque sólo llegara al #19, la radiaron de forma notable. Entre el europop y el techno, los de Roxette se marcaron el mayor smash dance de toda su carrera, acompañado en el estribillo de un coro infantil que corta por completo el rollo bailable, y sin embargo, da absoluto sentido a la canción. Un inteligentísimo single que fue acompañado por un opulento vídeo en blanco y negro con Marie paseándose como una monarca decidida a conocer mundo.

 

‘Soul Deep’, 1987

Fue el tercer single de su carrera, y nos parece un tema divertidísimo, a medio camino entre lo que podía haber tenido cabida en la banda sonora de ‘Grease’ con algún arreglo en la base, una canción de Shania Twain a mediados de los noventa o una versión de Bom Bom Chip en alguno de los discos del grupo infantil. En el vídeo oficial de ‘Soul Deep’, Marie y Per aparecen luciendo peinados absolutamente imposibles y ella saca su voz más rocky y rasgada en una interpretación del todo apasionada. Por cierto, la canción se compuso en sueco pero Per le cambió la letra al inglés por considerar la original un tanto «tontuna».

 

‘Sleeping In My Car’, 1994

Vale, que Roxette tienen un puñado de himnos a sus espaldas (‘Dressed For Success’, ‘The Look’, ‘How Do You Do’… en fin, una larga lista), pero este es el más bombazo de todos en nuestra opinión. Combina elementos del punk-rock con una melodía del todo popera, por mucho empeño guitarrero que se le ponga: los versos podrían haber cuadrado en la discografía de Blondie, pero en cuanto llega el estribillo, el pop sueco se hace con el control y se da forma a una canción revientaestadios. Nadie que pase de determinada edad se resistiría a tararear el estribillo de ‘Sleeping In My Car’ a viva voz si la canción sonara en una fiesta, festival o concierto.

 

‘Milk And Toast And Honey’, 2001

¿Tenían Roxette mejores baladas que esta? Pues sí, decenas. Pero hemos decidido darle un puesto en nuestro homenaje a este corte de 2002. Primero porque su contenido absolutamente naive esconde una oscura historia: durante las sesiones de grabación de la canción, Marie pisaba el estudio el menor tiempo posible, por tensiones con el que era su productor por la época. «Había perdido toda la ilusión por estar en la banda, no hacía sino pedirme que regrabara mis partes, porque mi voz sonaba demasiado suave», contaría Fredriksson años después. Precisamente es esa sutileza la que hizo que ‘Milk’ tuviera aquel encanto de la primera Britney, señal de que Roxette había sabido adaptarse con éxito a una nueva era musical. Algo que mantuvieron intacto hasta sus últimos hits.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies