’21 Días’, el álbum independiente que ponía sobre la mesa los motivos por los que Marta Sánchez es Martísima

Marta Sánchez rompía su silencio de ocho años entre álbumes de estudio con ’21 Días’, un proyecto independiente editado por un pequeño sello en el que demostraba seguir teniendo buen olfato para el pop.

«Hay artistas que se permiten hasta 15 años por esperar al disco que tiene que ser», comentaba Marta Sánchez allá por 2015, cuando publicaba su último disco, ’21 Días’, habiendo dejado un margen de ocho años entre trabajos de estudio. En aquel paréntesis, la artista publicó un álbum de versiones que mejor no recordar en exceso, ‘De Par En Par’, y un single que fue merecedor de mayor recuerdo, ‘Mi Cuerpo Pide Más’. 

Habiendo abandonado Universal Music poco después de aquel lanzamiento aislado, la artista arrancaba su etapa como independiente con un álbum que sí, no repitió los resultados comerciales de todos sus antecesores (todos sus álbumes excepto este están certificados, como mínimo, Oro), pero sí que mantenía vivos la motivos que hicieron de Marta una de las mayores estrellas que el panorama pop patrio haya tenido.

Hoy, rompemos una lanza a favor de ’21 Días’, un álbumes con sus aciertos y sus errores, pero que dejó claro que Sánchez seguía siendo Martísima, como dice su username en redes sociales.

 

The Emancipation Of MarMar

Si algo tenía presente ’21 Días’ era el mensaje empoderador que aparecía en muchos tracks. Marta Sánchez presentaba un disco cargado de amor propio y de mensajes sobre una etapa en la que ella había tenido más control que nunca, no en vano, es autora de todos los temas del disco mientras en ‘Miss Sánchez’, su anterior álbum, apenas lo era de tres.

En ‘La Que Nunca Se Rinde’, ‘Ahora Mando Yo’ o ‘Cambio De Plan’, la artista gana en autoridad sobre su obra y el mensaje se deja sentir: Marta canta con contundencia, es convincente en la mayor parte del trabajo, y aunque a veces esté algo pasada de intensidad, en ’21 Días’ se nota el mimo derivado de la autoría.

El primer single, de hecho, siempre nos pareció un bop bastante incontestable que podía haber corrido mejor suerte en otra era de la artista, con una mejor acogida mediática y promo.

 

Cuando haces pop, ya no hay stop

Bien es cierto que a Sánchez le debemos enormes canciones pop de la historia española (‘Desesperada’, ‘Soldados Del Amor’, ‘Desconocida’, ‘Sigo Intentando’, ‘Superstar’…), dejando, prácticamente en todas sus etapas, una canción más para la colección. En esta nueva era dejó constancia de su buen ojo para los bops con ‘La Que Nunca Se Rinde’, ‘Dímelo Ya’ o ‘Duermes Mientras Yo Escribo’, una canción de construcción más R&B que eligió en el concurso ‘Hit – La Canción’ de TVE y le iba como anillo al dedo.

Pero también mantuvo el buen tono en el petardeo, algo que no solemos valorar tan bien como público pero que ha hecho de muchos de sus temas algo memorable. ’21 Días’ se permite su puntito azúcar moreno en el guilty pleasure ‘Cowboy Kate’, su dance anacrónico en ‘Amor De Fuego’ o su pop-rock electrónico en la confusa ‘Critical’, con un puntito de los Nsync de ‘Celebrity’, de 2001.

Nunca queda muy claro cómo de en serio se toma Marta su entrega a este tipo de cortes, pero sea como fuere, siguen dejando un efervescente sabor de boca en el oyente escuchadas sin prejuicios.

 

La Marta en inglés hubiera tenido mejor salida en español

En ’21 Días’ hay tres temas en inglés, la ya citada ‘Critical’, ‘Falling Down’ y el que fuera el incomprensible single del álbum, ‘Welcome’. Ninguna de las tres es especialmente brillante, pero las dos últimas podían haber tenido mucha mejor salida de haber sido escritas en español, un idioma en el que Marta se maneja bastante mejor a la hora de componer.

‘Welcome’ tiene un puntito ochentero y suficientes toques de Queen como para haber sido un temazo para Marta Sánchez en español, sin tener que recurrir a líneas bastante justitas en un inglés apañado, pero insuficientemente acorde al resto de letras del disco.

‘Falling Down‘, por su parte, quedaba cerca de los ritmos de Santana de ‘Supernatural’, ese acercamiento al melódico latino noventero que también hubiera quedado mejor resuelto en su lengua original que con dos versos seguidos de «going down, going down, in a river like you, going down, going down», que no dice absolutamente nada y que después se transforman en dos repeticiones de «round and round, round and round, in a whirlwind like you, round and round, round and round» que nos dejan con la misma cara. Una pena, por que como decimos, Sánchez podría haber sacado mucha tajada del ritmo de telenovela apasionada con la guitarra española como compañera.

 

En conclusión, si para algo sirvió ’21 Días’ fue para aclarar que la Marta Sánchez sin ataduras discográficas podía tener también el tino suficiente como para mantener una solvente carrera discográfica por su cuenta. Si a esto le sumamos que editó el álbum con una cuidada edición física y unas fotografías en las que salía estupenda, sólo queda dejar una pregunta en el aire… ¿por qué tan larga la espera, Martísima? 


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies